MILENIANS

Redacción Cromos

En esta época de Halloween, los miedos y temores no solo se viven con disfraces y películas de terror.

En el mundo de las relaciones, mucho se ha dicho y estudiado sobre la forma en que la generación millennial vive el amor. Pero quizás una de las características principales es que siempre surge una nueva tendencia que habla sobre las pesadillas que muchas mujeres y hombres viven cuando se trata del mundo de las citas, y, a decir verdad, todos tienen mínimo una historia de terror.

“Salir con una persona hoy tiene sus pros y sus contras. Esto quiere decir que por cada buena experiencia con un chico, quizás te encontrarás con algún patán que te haga sentir que estás viviendo una pesadilla. Lo importante es no clavarte y no convertir esos episodios trágicos en una fobia que embruje tus relaciones”, dijo Rocío Cardosa, project manager de AdoptaUnMan. Así que, aprovechando que ya comienza la temporada para contar historias terroríficas, la experta enumera el top de los cinco peores miedos de las relaciones millennials.

Ghosting
Una de las formas más crueles de terminar cualquier tipo de relación, así como uno de los más grandes miedos cuando comienzas a conocer y tener confianza con una nueva persona es que, de la nada, desaparezca, haciéndote dudar sobre la química que hicieron o si, literal, estabas hablando con un fantasma.

Engaños
Su celular y el sinnúmero de personas con las que puede conectarse, además de ser algo que desconoces, si hay desconfianza, puede ser la causa de todo un problema. Ahí es donde surge el temor de que tenga secretos que no debería, como chats en los que sólo “bromea” con coqueteos sutiles. Esto, con facilidad, puede convertirse en una pesadilla.

Ser el plan b
Quedarte de suplente en la banca o convertirte en su “plan b” son otras formas de referirse a este miedo de ser la velita que deja prendida en un limbo olvidado. Caer en el juego de una relación tóxica como ésta, es vivir atrapada en una dimensión desconocida que él sólo visita de vez en cuando.

Los stalker
Atreverse a salir de la zona de confort para conocer nuevas personas puede ser un reto, pues aunque lo que busques sea sólo una charla o salir con chicos interesantes, también vives con el temor de ser perseguida por un psicópata que te aceche en tu app de citas y redes sociales. Afortunadamente, existe el botón de bloqueo.

El compromiso
Muchos expertos coinciden en que las dinámicas de las relaciones han cambiado mucho, por lo que mientras existen algunos cuantos que sí quieran sentar cabeza, la mayoría de los millennials saldrían corriendo en pánico al pensar en tener una relación formal que absorba todo su tiempo y planes por la obligación de formalizar, tener hijos o moldearse a los deseos de otra persona.




Tomado de www.portafolio.co

incapasidad laboralLas incapacidades médicas de larga duración, a causa de enfermedad general, de trabajo o accidentes y que son superiores a 540 días, fueron reglamentadas por el Ministerio de Salud.

El decreto 1333, firmado el viernes pasado, apunta a delimitar las situaciones que puedan dar pie a abusos o fraudes. Y, en ese sentido, señala las conductas consideradas como indebidas. 

Allí se incluyen como abuso que el cotizante no siga el tratamiento o las terapias ordenadas por el médico tratante, no asista a las valoraciones, exámenes y controles o no cumpla con los procedimientos y recomendaciones necesarios para su rehabilitación. Así mismo, que no vaya a los exámenes y valoraciones para determinar la pérdida de capacidad laboral.

También se describe como fraude o abuso que este busque el reconocimiento y pago de la incapacidad en la EPS y la ARL a la vez, por la misma causa, generando una doble erogación al sistema; cobros con datos falsos; o cuando se detecte durante el tiempo de incapacidad que la persona se encuentra emprendiendo una actividad alterna que le impide su recuperación y de la cual deriva ingresos.

Y en caso de comprobarse una presunta alteración en alguna de las etapas de la incapacidad, se pondrá en conocimiento de las autoridades. Pero en ningún caso se podrá suspender el servicio de salud a este afiliado.



equipares
¿Quiénes son?
El Ministerio del Trabajo y la Consejería Presidencial para la Equidad de la Mujer con el acompañamiento técnico del Programa de Naciones Unidas (PNUD) trabajando de manera conjunta en la implementación del Programa de Certificación del Sistema de Gestión de Igualdad de Género (SGIG)- EQUIPARES.

Constituye un primer paso para garantizar herramientas y condiciones tangibles que permitan alcanzar la igualdad efectiva entre hombres y mujeres. Esta iniciativa busca visibilizar las brechas de género que pueden presentarse al interior de la empresa y por consiguiente aplicar medidas de equidad de género para corregirlas.

¿Qué es el Sello de Equidad Laboral EQUIPARES
Equipares es una herramienta de transformación cultural, empresarial y organizacional que busca identificar y eliminar las desigualdades, barreras y brechas de género en materia laboral.

Es un Sistema de Gestión de Igualdad de Género (SGIG), que tiene como propósito construir un país más equitativo, con empleos dignos, decentes y de calidad.

Dimensiones del Sello de Equidad Laboral EQUIPARES
El Sello de Equidad Laboral EQUIPARES está orientado a eliminar los obstáculos y a promover la transformación cultural de las empresas y organizaciones a través del análisis de ocho dimensiones.

undp co 8equi 2015

Programa de Certificación de EQUIPARES
El Programa de Certificación EQUIPARES se propone distinguir a las empresas que hayan implantado e implementado el SGIG mediante un proceso de certificación que conlleva a generar transformaciones culturales para el logro de la igualdad de género en las empresas.

El Programa de Certificación EQUIPARES opera con base en el ciclo PLANEAR, HACER, VERIFICAR, ACTUAR (PHVA).

El Sello de Equidad laboral establece un vínculo voluntario entre las empresas y organizaciones y el Mecanismo de Igualdad representado por el Ministerio de Trabajo de Colombia, a través de la firma de un Acuerdo de Voluntades.

Ciclo PHVA
La implementación de EQUIPARES en las empresas y organizaciones se basa en el modelo de mejora continua (PHVA), en donde:

• Planear: El diseño del Diagnóstico Organizacional con enfoque de género, la política de igualdad de género de la empresa y la definición del Plan de Acción necesario para cumplir con los requisitos de la norma EQUIPARES.

• Hacer: Se refiere a implementación de los procesos y acciones establecidos en el Plan de Acción.

• Verificar: Hacer un seguimiento interno del cumplimiento de las metas a través de una auditoría externa que evalúa los avances y los efectos de los procesos implementados, frente a las metas trazadas.

Actuar: Se refiere a la toma de decisiones necesarias para mejorar continuamente el desempeño de los procesos para lograr el efectivo cierre de las brechas de género encontradas en la empresa o la organización.

EL SELLO de Equidad Laboral EQUIPARES tiene una estructura multinivel
Cada una de estas etapas del ciclo PHVA se ven reflejadas en la estructura multinivel que adopta el Sello de Equidad Laboral EQUIPARES. Las empresas y organizaciones vinculadas al Programa de certificación recibirán un reconocimiento según su nivel de cumplimiento.

undp co 2equipa 2015

En el nivel I la empresa cumple con el proceso de planeación de EQUIPARES necesario para obtener el reconocimiento del Compromiso por la Igualdad de Género.

En el nivel II la empresa deberá implementar las acciones que figuran en el plan de acción y pasar por una auditoria externa que demuestre los avances de las acciones para así lograr la certificación con el Sello EQUIPARES de Plata.

Por último el nivel III de re-certificación busca que la empresa logre el cierre de brechas de género, a través de la implementación del plan de mejora y mantenimiento del sello, culminando en una auditoría externa para obtener la certificación del Sello EQUIPARES Oro.

¿La igualdad de género tiene vínculo con la productividad y la competitividad?
El cierre de brechas de género ha demostrado la capacidad de crear un círculo virtuoso en el que todas las partes involucradas ganan porque:
Las empresas:

• Mejoran su clima laboral
• Se reduce el ausentismo, la rotación de personal y aumenta la productividad
• Aumenta el compromiso del personal con la empresa
• Se incrementa la inteligencia del negocio porque se aprovechan las competencias y saberes de todo el personal
• Se proyecta una imagen positiva hacia el personal, su entorno social, el estado, la opinión pública y los y las consumidoras
• Se posiciona como una empresa innovadora

Los trabajadores y trabajadoras:
• Disfrutaran de unas mejores condiciones laborales
• Crea un ambiente de trabajo más igualitario
• Genera una mayor satisfacción con el trabajo que desempeñan en la empresa
• Amplia la perspectiva de crecimiento personal y profesional
• Facilita la Conciliación de la vida personal, familiar y laboral para hombres y mujeres.

El Estado:
• Obtiene resultado concretos en la eliminación de discriminaciones y brechas de género
• Genera alianzas con el sector privado a favor de la igualdad de género
• Contribuye en el cumplimiento de e compromisos internacionales y la garantía de derechos laborales para hombres y mujeres
• Construye escenarios propicios para la innovación económica, social y cultural

Los principales hitos del Sello de Equidad Laboral EQUIPARES

1. VINCULACION DE LAS EMPRESAS AL PROGRAMA DE CERTIFICACION EQUIPARES
• Estar libre de sanciones en materia laboral.
• Clara voluntad y compromiso de la Alta Dirección de la Empresa.
• Firma del Acuerdo de Voluntades entre el Mecanismo de Igualdad Representado por el Ministerio del Trabajo y la empresa o la organización.
• Este Programa de Certificación ha culminado la fase piloto y las empresas que deseen vincularse deben autofinanciar su proceso.

2. DIAGNOSTICO ORGANZIACIONAL CON ENFOQUE DE GÉNERO, POLITICA DE IGUALDAD DE GÉNERO Y PLAN DE ACCIÓN
• Se construye el conocimiento de las empresas desde un enfoque de género.
• Se estructura el vínculo de la política de igualdad de género al sistema de gestión de calidad de la empresa.
• Se establece un plan de acción.
• Todo ello mediante trabajo conjunto con la empresa.

3. AUDITORIA EXTERNA
• La empresa al final del nivel I y II se presenta ante un entre certificador para someterse a una auditoria externa que evalúa el proceso y arroja un resultado a ser presentado ante el Mecanismo de Igualdad quien es quien determina si procede o no la entrega del Sello Equipares Plata y Oro.
Algunos datos que reflejan la desigualdad de género en Colombia en el Mercado laboral
• Menos acceso al empleo. La participación laboral de los hombres supera a la de mujer.
• Brecha salarial. La remuneración de las mujeres es inferior a la de los hombres cunado realizan los mismos trabajos.
• Trabajo informal. Cerca de la mitad de las mujeres que trabajan lo hacen desde la informalidad.
• Jornadas laborales completas. La no renegociación del trabajo del hogar y cuidado de personas vulnerables en la familia crea dobles y triples jornadas en especial para las mujeres. Y débil vinculo de los hombres a la familia.
• Segregación laboral. El concepto de trabajo masculino y femenino en los sectores productivos limita el desarrollo económico.
• Los sesgos de género en la conciliación de la vida laboral, familiar y personal crean barreras invisibles para que las mujeres accedan a las opciones de promoción y desarrollo profesional en sus empresas.





economia naranja
Tomado de portafolio.com

Las empresas y los negocios derivados de la actividad cultural aportan números significativos a la economía colombiana. En 2012, este sector representó cerca de 1,6 % del Producto Interno Bruto del país, y superó al cultivo de café (0,6 %).


Por qué este grupo de actividades empiezan a crecer y a consolidarse como una nueva forma de emprendimiento?

Es más, ¿por qué un sector como la ‘economía naranja’ o ‘economía creativa’ aún permanece poco visible en el radar de los economistas?

Ponerse de acuerdo en temas importantes resulta difícil. Se dice, en tono de broma, que en una discusión de cinco economistas siempre hay seis posiciones distintas.

A continuación se muestran algunos de los motivos del poco entusiasmo alrededor de este tema.

Primero, definir la ‘economía naranja’ es un asunto complejo, pues cultura, creatividad y economía son conceptos que merecen ser limitados.

Segundo, la relación entre economía y cultura suele ser desconocida para muchos, además de que no es evidente dentro de la teoría económica tradicional.

Tercero, la cuantificación financiera de las actividades culturales y creativas es reciente. Las herramientas que se utilizan están en constante evolución.

Y finalmente, hay muy pocas personas interesadas. Por eso es necesario que usted se involucre, haga parte del debate y se sume a los ‘negocios culturales’.

¿Por qué se llama ‘economía naranja’?

Frank Sinatra decía que el naranja es el “color más feliz”.

El color naranja se suele asociar con la cultura, la identidad y la creatividad.

Este color es asociado, en los países occidentales, con el entretenimiento y la extroversión.

Algunas filosofías y religiones, como el confucionismo, relacionan el naranja con la transformación.

En India, el ‘chacra naranja’ es el abdomen. Esta parte del cuerpo es el centro creativo del individuo.

Existen muchos más significados del color en casi todas las sociedades del planeta.

Sin embargo, fue el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) la entidad que ‘pintó’ de naranja al valor agregado que generan las industrias y empresas culturales.

Además, lo que realmente interesa es que este color permita fusionar la economía con la cultura.

Es decir, ambas actividades son caras de la misma moneda. Por una cara está el valor simbólico y por la otra, el valor cuantitativo.

LA ECONOMÍA CREATIVA

John Howkins, especialista en el tema de la “industrias creativas”, afirmaba que la ‘economía creativa’ comprende los sectores en los que el valor de los bienes y servicios se fundamenta en la propiedad intelectual.

Las actividades económicas de estos sectores van desde la arquitectura, las artes visuales y escénicas, artesanías, pasando por el cine, el diseño editorial, y hasta se alcanza a cubrir el cine, la música, la moda y los juguetes.

En el año 2005, según cálculos de Howkins, estos sectores representaron el 6,1 % de la economía global.

Algunas estimaciones más recientes, elaboradas por el Banco Mundial (BM) señalan que la “economía naranja”, para 2011, alcanzó 4,3 billones de dólares.

Esta cifra se acerca al 120 % de la economía de Alemania, pero también equivale a 2,5 veces los gastos militares del mundo.

Pero ojo. Hay que tener en cuenta que el gasto militar depende, en la mayoría de los países, casi totalmente del presupuesto público.

Por el contrario, la ‘economía naranja’ es un contribuyente neto.

Otras cifras permiten confirmar la importancia de este sector.

Según la Conferencia de Naciones Unidas para el Comercio y el Desarrollo (UNCTAD), entre 2002 y 2011, las exportaciones de bienes y servicios creativos crecieron 134 %
El Instituto de Investigación Internacional sobre Paz de Estocolmo (SIPRI, por sus siglas en inglés) mostró que para el mismo período las transferencias hacia donaciones, cooperación militar y compra de armamentos crecieron 71 %.

Y tenga cuidado al analizar este último dato. La primera década del siglo XXI estuvo marcada por las guerras en Irak y Afganistán.

Puntualmente, para 2012 el estudio “Impacto económico de las industrias creativas en las Américas”, comisionado por la Organización de los Estados Americanos (OEA) y el BID, mostró que las exportaciones de esta economía alcanzó la cifra representativa de 646 mil millones de dólares.

Si estos bienes y servicios los insertamos en la clasificación que hace el Centro Internacional de Comercio (ITC, por sus siglas en inglés), estaríamos hablando de la quinta mercancía con mayor nivel de comercialización a nivel global.

Más allá de los datos anteriores, ¿cuál es la importancia de esta economía?

“En estos momentos de desaceleración económica, producto de la caída en el precio del petróleo, el desarrollo de modelos económicos alternativos basados en el conocimiento, la creatividad y la cultura, se presentan como una oportunidad para hacerle frente a estas situaciones”, respondió Ángel Moreno, coordinador del grupo de Emprendimiento Cultural del Ministerio de Cultura.

Y Moreno no se equivoca. Durante la crisis económica de 2009, las ventas de petróleo reportadas por la Organización de Países Exportadores de Petróleo (Opep) registraron una caída de 40 por ciento, mientras que las exportaciones del sector ‘creativo’ apenas de contrajeron 12 %.

Pero sin ir más atrás. Actualmente, los ingresos petroleros de Colombia se han reducido 35 % por el continuo desplome de los precios del crudo.

Esto ha llevado a que los analistas y el Gobierno esperen un menor nivel de crecimiento de la economía.

¿CUÁL ES LA MEDIDA DE LA ‘NARANJA’ EN COLOMBIA?
“En Colombia existe un gran talento humano y creativo para desarrollar las diferentes industrias culturales, a partir de la participación en espacios de circulación que permiten potenciar el intercambio de bienes y servicios culturales, y así aportarle cada vez más al desarrollo económico del país”, asegura Moreno.

El BID pronosticó para 2012 que este sector de la economía hizo un aporte de 3,3 % al Producto Interno Bruto (PIB) del país.

Adicionalmente, la generación de empleo estuvo cercano a 5,8 %, una cifra que está por encima de la registrada en Holanda, Reino Unido o Finlandia.

Moreno sugiere que la cultura ha ganado cada vez más relevancia como un sector que no solamente aporta a la identidad, a la cohesión social y al patrimonio cultural del país, “sino que es un potencial generador de crecimiento económico”.

No obstante, el Ministerio de Cultura junto al Departamento Administrativo de Estadística Nacional (Dane) vieron la necesidad de realizar una valoración económica de los fenómenos culturales.

De allí nació la Cuenta Satélite de Cultura.
Las estimaciones derivadas de esta cuenta sugieren que el aporte de la ‘economía naranja’ en el país están entre 1,5 % y 1,7 %. Puntualmente, en 2012 este sector representó 1,57 por ciento del PIB.

Esta base de datos se encarga de recopilar y medir las actividades culturales con el fin de compararlas con las demás actividades económicas.

En este orden de ideas, resulta sorprendente que la actividad económica derivada de la cultura sea superior al cultivo de café (0,6 %). También está cerca de la extracción de carbón (1,7 %) y no tan distante de la generación y distribución de energía eléctrica (2,4 %).

En palabras de Moreno la Cuenta tiene “como propósito generar un sistema de estadísticas para el sector cultural, en la cual se identifiquen indicadores como el valor agregado de los bienes y servicios culturales, análisis de la oferta y demanda de productos culturales, el comportamiento del empleo cultural, las fuentes de financiación y el gasto en cultura.

De igual modo da cuenta de indicadores no monetario tales como asistencia a espectáculos en vivo, ejemplares de libros editados, entre otros”.

En ese sentido, surge una inquietud: ¿por qué medir?
“Es importante medir el aporte del sector cultural, en la medida que podamos tener datos estadísticos, tenemos la posibilidad de identificar el alcance y aporte a la economía y construir un lenguaje común con otros sectores. Desde la economía debe entenderse que la Cultura genera empleo y muchas posibilidades de ingresos, hoy en día cuando hay indicadores para todo, lo que se no mide no existe” argumenta el coordinador del Grupo de Emprendimiento Cultural.

Esta metodología, la cual está al nivel de los sistemas de cuentas nacionales de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), ha puesto al país como líder en este tipo de investigación en América Latina.

Entre los casos exitosos se destaca la aplicación de la Cuenta Satélite de Cultura en Costa Rica, Bolivia, Ecuador y Perú.

Para el caso colombiano, el campo cultural está dividido estadísticamente en los siguientes sectores: audiovisual, libros y publicaciones periódicas, música fotograbada, juegos y juguetes, artes escénicas y espectáculos, educación cultural, creación publicitaria, artes visuales, creación, diseño y patrimonio cultural.

SACANDO EL ‘JUGO’ DE LA NARANJA
Según datos de la Cuenta Satélite de Cultura, el sector de las artes escénicas y espectáculos artísticos en Colombia, presentó un incremento de 22,2 % entre 2005 ($211.394 millones) y 2012 ($258.349 millones).

Por su parte, el sector audiovisual a experimentó un crecimiento de 109 % entre el 2005 ($1,14 billones) y el 2012 ($2,39 billones).

La producción de música fonográfica presentó entre los años 2005 y 2012 un leve crecimiento negativo promedio de 0,3 %, lo cual refleja la permanente desaceleración en el consumo de música en soporte físico y la moderada aceleración de acceso a la música grabada paga en otros formatos.

Este comportamiento también se explica por las actuales tendencias de acceso a la música, en donde la asistencia a espectáculos en vivo tuvo un crecimiento de 30 % entre los años 2005 y 2012, pasando de 265 318 millones a 343 897 millones de pesos respectivamente.

El sector de fabricación de juegos y juguetería en 2011 tuvo un repunte en la producción hasta 153.768 millones de pesos, pero en 2012 retrocedió hasta 145.573 millones de pesos.

Juan Sebastian Rojas





resago tecnologico

Así lo indica un estudio del Centro Nacional de Consultoría, que será presentado hoy. Famiempresas y las pequeñas compañías están más abajo en el índice que se creó.

El 34% de las empresas formales asentadas en Colombia no tiene evidencias de que estén operando procesos de transformación digital, un requisito para sobrevivir en el futuro. Así lo revela una investigación realizada por el Centro Nacional de Consultoría (CNC).

La novedad de esta indagación, según fuentes ligadas con el CNC es que toma compañías de todos los tamaños y que fueron las mismas firmas las que aportaron el concepto de transformación digital y dijeron cómo están trasegando por ese camino.

Esta primera respuesta tuvo matices importantes de acuerdo con el tamaño. Por ejemplo, en las micro-empresas, que representan el 92% del total de las sociedades acreditadas en el país, el porcentaje de las que parecen estar rezagadas en el tema llega al 36% (dos puntos por encima del promedio), mientras que en las pequeñas es el 19% y en las medianas el 17%.

Otra virtud del estudio es que, para generar información sintética que alimente la discusión del sector de TIC, analizó más de 40 evidencias, cotejándolas con los objetivos que las iniciativas buscan atender, y con el avance en su plan de implementación. Así se construyó un indicador especial.

En general, los índices son números que resumen la situación del país en un campo determinado. En economía, la realidad suele captarse por factores como el desempleo y el crecimiento del producto interno, y en cuanto al avance en la transformación digital, el índice mide cada firma qué tantas evidencias de transformación acumula y con qué objetivo las aplica. Luego, se hace una comparación tomando como modelo las mejores.

A estas últimas, que constituyen un techo o frontera, se les asigna un valor de 1 y las demás se califican de acuerdo con la distancia a la que estén de aquellas. De esta manera, el indicador de las empresas colombianas es de 0,22.

En este sentido, el promedio de las grandes fue 0,52; el de las medianas 0,45, el de las pequeñas 0,33 y el de las microempresas 0,22.

Las empresas familiares, con un índice de 0,19, están levemente atrás de las que no lo son (0,28), resalta el CNC.

La antigüedad es otra variable que juega, siendo las más jóvenes las que poseen mayor probabilidad de acumular evidencias de transformación desde el principio.

Los especialistas parten de que tener un líder de tecnología dentro de la compañía permite llevar un mejor ritmo en los logros. Pero no solo se trata de la velocidad, sino de saber que se va por el camino más eficiente.

El estudio construyó una pirámide con cuatro pisos, en la cual, la base está constituida por empresas que no tienen evidencia alguna de transformación y que se caracterizan por estar apenas pasando del papel a lo digital. Estas constituyen el 16%.

En el nivel intermedio (37%) están la mayor parte de las compañías. Allí ocurre el desarrollo de iniciativas para la productividad y la eficiencia, muy enfocadas en el área administrativa.

En el avanzado (12%) están las que han logrado visualizar nuevos negocios y vincular herramientas de analítica y nube paga para la toma de decisiones; además, están alimentando la estrategia digital con datos que ellas mismas producen.

Tomado portafolio.com


Subcategorías

Página 1 de 23

© 2014 Enlace Regional. Todos los Derechos Reservados.
Powered by: