productividad
Las personas creen que por dedicar más horas de la cuenta a su jornada laboral e incluso a realizar trabajo extra en casa son más productivas. Esta creencia es errónea. Lo que en verdad significa si haces esto es que te organizas pésimamente en tu trabajo.

Estudios reflejan que muchos empleados dedican 3 horas más extras a su jornada laboral e incluso muchos analizan su correo fuera de su trabajo o están siempre cerca de su teléfono móvil para cualquier emergencia. Lee más aquí para saber establecer prioridades.

Si eres de estas personas, debes empezar a pensar en como poder organizarte mejor para que tengas una mejor vida laboral y por ende un equilibrio con tu vida personal. Te damos algunas pautas para que puedas aumentar tu productividad:

1- Levántate temprano: No seas perezoso y seas de esas personas que siempre dicen 5 minutos más y termina siendo mínimo media hora. Gananci te explica cómo ser más productivo desde la mañana.

A veces es mejor adelantar una hora tu comienzo de trabajo (si tienes esa facilidad) o llegar un poco antes a tu trabajo para no perder el tiempo en muchas charla de buenos días, llamadas inoportunas, etc...

2- Agenda tu día: Dedicar un tiempo a organizar tu día no es una pérdida de tiempo, al revés, te ayudará mejor a organizarte y saber que hacer durante todo el día y en cada momento.

3- Lo más difícil o lo que menos te gusta primero: Si empiezas a realizar las tareas que son menos de tu agrado o las cuáles tienen un mayor grado de dificultad a primera hora de la mañana, tu mejor capacidad de concentración y mayor energía te ayudarán a realizarlo con mayor éxito.

Al final del día irás teniendo las tareas más sencillas y que requieren menos esfuerzo para ti y no necesitarás mucha energía ni concentración para realizarlas ya que serán de mucha facilidad.

4- Ser multitarea no es efectivo: No seas de los que piensas que hacer muchas cosas a la vez aumenta la productividad. Como dice un sabio refrán, “quien mucho abarca, poco aprieta”. Concéntrate en ir realizando una a una tus tareas.

5- Tómate descansos: Cada cierto tiempo (pongamos cada 2 horas) intenta dedicar 5 o 10 minutos a desconectar tu cuerpo y tu mente. Intenta salir a tomar el aire, tomar un café o hablar con un compañero (sin interrumpirle). Este descanso te hará reactivarte y volver a ser bastante productivo.

6- Evita lo innecesario y di “no”: A veces surgen interrupciones que se interponen en tu productividad. Debes aprender evitar tareas que sean innecesarias y también decir no a las personas que te pidan cosas que no estén relacionada con tu trabajo y te hagan “perder” tu valioso tiempo.

7- Debes ser ordenado: Tener tu lugar de trabajo ordenado te ayudará con mucho tiempo. Si tienes un escritorio (tanto el físico como el virtual de tu ordenador) ordenado, te ayudará a encontrar todo rápidamente y no tener que dedicar varios minutos a buscar algo que necesitas.

8- Delega: No intentes hacerlo siempre todo tú. Si tienes compañeros de trabajo o personas que trabajan para ti, intenta asignarle tareas. Divide y vencerás.

9- Identifica tus horas más productivas: Normalmente estas suelen ser a media mañana, un poco antes del mediodía, aunque depende de cuando empiezas a trabajar. Durante estas horas, intenta realizar el mayor número de tareas.

10- Sé puntual: Al igual que te gusta que respeten tu tiempo, debes respectar el de los demás. Aparte ser puntual te ayudará a ser productivo. Llega puntual a las reuniones, cumple las horas que te fijas, etc...

11- Descansa: Quizás esta es la última y la parte más importante. Después de tu jornada laboral, olvídate de esta. Aléjate del teléfono móvil, no mires tu correo de trabajo y dedícate a tu familia, amigos y cosas que te gusten. Esto te hará desconectar y ayudarte para el día siguiente.

Y además, duerme bien. Intenta dormir entre 6 u 8 horas que es lo que estiman es lo mejor para que tu cuerpo descanse y no tenga escasez ni exceso de dormir.

Con estas pequeñas pautas estamos seguro que tu productividad irá en aumento. Es tan solo poner un granito de arena de tu parte y verás como conseguirás este reto que tantas personas ansían. ¡Enfócate en lo que haces!




hábitos financieros emprender mienlaceregionalNingún emprendedor da inicio a un negocio con la intención de cerrarlo al cabo de unos meses. Pero la realidad es que el 50% de los negocios quiebran en los primeros cinco años. En la otra cara de la moneda, están muchos negocios que han prosperado, sobrepasando la marca de los 10 años e incluso aún les sigue yendo bien. Una cosa que tienen en común estos negocios son hábitos sabios de negocios que implementan los propietarios. Gananci nos cuenta como perder el miedo al fracaso al emprender.

Quizás no te sorprendas al saber que estos hábitos tienen que ver con el dinero, y el éxito o fracaso de tu negocio en el tiempo tiene mucha relación con los hábitos financieros que tengas hoy en día.

Eso no quiere decir que esos hábitos se formen desde antes: desafortunadamente, las escuelas no enseñan a los niños cómo deberían administrar sus finanzas, por eso es que en la adultez tenemos problemas en esta área.

Pero si a tu negocio le está yendo bien con las ventas y aun así tus finanzas no son particularmente prometedoras, es bastante obvio que no estas poniendo en práctica buenos hábitos financieros. Quizás lo hayas estado haciendo así por años; pero no pierdas la esperanza. Aún tienes tiempo de “dar la vuelta en U” y tener éxito. Estos son algunos malos hábitos y qué hacer al respecto.

1. No considerar las “entradas pequeñas”
Como emprendedor de productos para el consumidor, he tenido la oportunidad de realizar ventas de poco volumen que solo ingresaban una cantidad pequeña de dinero. En el momento de las ventas, no consideraba esas entradas como “dinero”. Pero mi sorpresa fue que cuando sumé todos los ingresos del día y esas pequeñas ventas terminaron constituyendo gran parte de las ganancias.

Tuve que aprender que es una suma de pequeños montos que a la final termina siendo una cantidad importante.

De forma similar, si gastas “de a poquito” inconscientemente solo porque es poquito, entonces no podrás fortalecer tu negocio a largo plazo, y tu capital de trabajo cada vez será menor.

2. No diversificar tus flujos de entrada
El millonario promedio tiene al menos siete entradas de dinero. Si bien es cierto que el enfoque es un parte importante del éxito de un negocio, muchos propietarios de negocios han malinterpretado “enfoque” y manejan un negocio de cierta forma y prueban otras cosas.

Enfocarse no es lo mismo a estar ciego a las oportunidades. Igual puedes ser diverso en tu área de experticia en la manera en que ofreces tus servicios o productos y quizás en tu decisión de ofrecer productos y servicios afines.

Diversificarse es la manera más potente para obtener obtener una cuota de mercado más grande y consecuentemente aumentar los ingresos.

Liberarse de la interpretación errónea de “enfoque” abrirá tu perspectiva, y consecuente te dará apertura a un nuevo mundo donde las oportunidades pueden aparecer en cualquier transacción y conversación.

3. No ahorrar
Se supone que esto es sentido común, ya que ahorrar es una de las formas más básicas de incrementar la cantidad de dinero que tienes. Aunque, tristemente, muy pocas personas dedican un porcentaje del dinero para ahorrar.

Cuando estas al mando de un negocio, deberías comprometerte en ahorrar dinero sin importar la cantidad de dinero. Tan básico pero tan difícil que lo encuentran tantas personas – aquí nos explican cómo lograr apartar una cantidad de dinero para fines ahorrativos. En mi experiencia ahorrar siempre es beneficioso, especialmente cuando una oportunidad de negocio inesperada se presenta.

4. No reducir el balance de tus tarjetas de crédito ni deudas
El uso de tarjetas de crédito de negocios usualmente tiene un riesgo adjunto. Así que no solo es suficiente decir “quiero una tarjeta”, sino que también tienes que aprender a usarlo de forma responsable. Si puedes, paga todas esas deudas tan pronto como te sea posible y evita usarlas así no te preocupes de los altos intereses que tienen. No tienes que pagarla toda, solo comienza con el monto mínimo exigido, y continua así hasta que la deuda este cancelada.

5. No maximizar deducciones de impuestos y amortiguaciones
Existen ciertas vías legales para el “alivio” tributario, así como también amortiguaciones. No aprovecharse de estas cosas es injusto para tu negocio. La triste realidad es que muchos propietarios de pequeños negocios no conocen cómo funcionan estas amortiguaciones.

La verdad es que, es perfectamente legal y no es tan complicado usar deducciones de impuestos y amortiguaciones para reducir considerablemente lo que pagas al gobierno. ¿Cómo crees que sobreviven grandes empresas? Es importante que un experto te guíe.

6. No designarte un salario
Puede que no necesites usar el término “salario”, pero el hecho de que seas el propietario de un negocio no quiere decir que tengas que tratar todas las ganancias como ingresos personales una vez que sustraes el pago a personal y otros gastos. Llevarse a casa pagos regulares en intervalos regulares es una forma de mostrar respeto a tu negocio.




Muchos padres con genes que los predisponen a un tumor no saben si contarle a sus niños que también podrían tener esa enfermedad. Una experta explica cómo abordar el tema.

contratos familiares
En su adolescencia a Tatiana Rodríguez le advirtieron de su alto riesgo de padecer de cáncer ya que su madre había fallecido a los 38 años por un tumor en el seno y ella empezaba a manifestar algunas señales de alerta. Hoy, a sus 21 años, la joven ya no cuenta con uno de sus ovarios que le fue extirpado de forma preventiva para evitar el desarrollo de un tumor y está a la espera de realizarse un examen genético que le ayudará a determinar si tiene predisposición frente a esta patología que se ha presentado de manera frecuente en su familia.

Así le sucedió también a la actriz Angelina Jolie, quien después de conocer que era portadora del gen BRCA1, una clase de mutación de las células, decidió extirpar sus senos para reducir las posibilidades de padecer del cáncer por el que ya habían muerto su madre, abuela y tía. Lo que se hereda no es el tumor, sino la predisposición de los genes a desarrollar la enfermedad. Se calcula que entre un 5 y 10 por ciento de los casos, el origen del cáncer responde a una mutación genética hereditaria. El resto se presentan por mutaciones adquiridas provocadas por diversos factores externos.

Si bien tener acceso a toda esta información es invaluable, también supone un reto para los padres y profesionales de la salud tener que compartir con los niños y adolescentes esta condición familiar. La mayor preocupación de los padres es cuándo hacerlo y cuál es la mejor forma de contarle a los hijos sobre el riesgo que probablemente también ellos tengan. No hay una edad determinada para hacerlo, por eso conviene tener en cuenta la edad y la madurez de los hijos para poder charlar de manera honesta, directa y que puedan comprenden qué significa tener un riesgo genético y cómo esa información va a cambiarles la vida.

Según la psicooncóloga María Castrellon, “lo recomendable es que se le informe a la familia de los resultados del examen genético con el fin de tomar las medidas pertinentes para decidir” y añade que lo importante es que quien va a transmitir esta noticia “la haya podido aceptar de una manera asertiva o adaptativa y tenga claro los diferentes escenarios que podrían ocurrir y cómo se puede actuar frente a cada uno de ellos para disminuir la ansiedad”, dice la experta.

Le puede interesar: Todo sobre cáncer

Diversos estudios han demostrado que los adolescentes que han afrontado esta situaciones, con más conscientes y han aprendido a desarrollar estilos de vida sanos. “Se considera positivo porque es una manera de prevenir y tratar a tiempo la enfermedad aun cuando tenga un efecto genético”. Sin embargo, otros sugieren que compartir la información sobre el riesgo genético con personas demasiado jóvenes puede resultar contraproducente porque se genera ansiedad y además una limitación en la cotidianidad al impedirles vivir libremente por estar pensando todo el tiempo en esa amenaza latente.

Existen dos vías para obtener un examen genético: una es que el paciente lo solicite de manera voluntaria y la otra es a través de la prescripción de un médico. Lo importante en ambos casos es que las personas cuenten con asesoría no solo del médico tratante, sino la de un genetista que explique los resultados “para reducir la incertidumbre que generan estos exámenes”, dice Castrellón y añade que después de conocer el diagnóstico conviene “vincularse a programas de apoyo para que puedan asumir la noticia sin alarmarse, victimizarse, ni encontrar culpables porque esto no es un acto voluntario”.

Según datos de la American Cancer Society, el 39,6 por ciento de hombres y mujeres serán diagnosticados con esta enfermedad en algún momento de sus vidas. La gran mayoría de los casos aparecen por la exposición a factores de riesgo que surgen por estilos de vida insanos, como una mala dieta, el sedentarismo y el tabaquismo, la contacto frecuente a sustancias químicas y agentes de infección. Esto quiere decir que la mejor forma de evitar un cáncer, así se cuente con el factor genético, es llevar una vida saludable.

Tomado de semana.com



human resource

Por Edith Gómez
Editora - gananci.com

La principal tarea de Recursos Humanos es reclutar, contratar, formar y retener al personal. Por lo general, es una persona o un departamento en concreto, junto con los directivos, quien desempeña esas tareas.

Con el ritmo acelerado de la globalización, las empresas tienen la necesidad de responder a la revolución tecnológica con el fin de elevar su productividad y mejorar la experiencia que ofrecen a sus clientes. De esta manera, las empresas podrán optimizar sus operaciones, y también alcanzar las metas y objetivos propuestos en un determinado período de tiempo.

1. Organización distinta
Las empresas buscan reorganizarse de manera más flexible y dejar a un lado las jerarquías que siempre han dominado. Muchos están planteando la creación y organización de pequeños grupos de trabajo que se dediquen a proyectos con duración de uno o dos años.

La idea es rotarse cada cierto tiempo con el fin de que los empleados puedas conocer otras áreas en su trabajo, además de tener una experiencia más enriquecedora al trabajar en conjunto con otras personas.

2. Trabajar desde una sola plataforma
Pronto veremos el crecimiento de plataformas que permitirán almacenar y gestionar grandes bases de datos, directamente en la memoria de los equipos.

Esto permite ejecutar procesos de análisis y planeación en base a los requerimientos de sus clientes y del mercado en general.

3. Aprendizaje continuo
Así como avanzan las tecnologías, evoluciona el conocimiento. Ciertos conocimientos que se adquirieron en el pasado, en la universidad; hoy en día pueden considerarse como obsoletos.

Por ello es que el aprendizaje continuo es un factor importante para las empresas. Las tecnológicas por lo general, invierten en la educación de sus empleados, bien sea dentro de los espacios de trabajo como fuera de ellos. Solo así se garantizará la eficacia y la productividad de las tareas.

4. Motivar a los trabajadores
Ya muchas empresas se dieron cuenta de que un buen salario no es suficiente para mantener motivados sus empleados. Los departamentos de recursos humanos han comenzado a crear nuevas estrategias para influir en el óptimo rendimiento.

Estas estrategias consisten en planificar actividades que no tengan nada que ver con el entorno laboral, sino que se enfocan en los momentos de ocio. El objetivo es brindarles una buena experiencia a los empleados con el fin de ganar su fidelidad y de que trabajen de manera productiva.

5. Nuevas formas de evaluar el rendimiento
Evaluar el personal basados en los años que tengan en la empresa o a través de exámenes, pasó a la historia.

Algunas empresas están cambiando sus formas de evaluación, a un modelo que sea más rápido, más objetivo y más flexible

6. Líderes jóvenes
Actualmente, las empresas buscan líderes jóvenes que se adapten a los cambios sociales, económicos y tecnológicos.

Un buen líder, joven y diverso es capaz de gestionar grupos de trabajo con facilidad, de generar ideas innovadores y de mantenerse en un estado de aprendizaje continuo.

Las nuevas tendencias toman en cuenta la curiosidad y el atrevimiento de los jóvenes, lo que representa un mejor desempeño en las empresas en el futuro.

7. Departamentos de recursos humanos más modernos
Los departamentos de recursos humanos tienen como objeto idear nuevas maneras de comunicación en la estructura laboral. Ello supone el uso de nuevas aplicaciones móviles, programas y herramientas que agilicen la comunicación y la ejecución de las tareas.

De esta manera, se puede hacer un seguimiento directo del trabajo que desempeñen los empleados.

8. Rediseño de los puestos de trabajo
Muchas empresas están evaluando la posibilidad de sustituir máquinas por empleados.

Suena fácil decirlo, pero esto implicaría una reestructuración total de los puestos de trabajo, la organización y el futuro de la empresa. En pocas palabras, estamos hablando de una revolución tecnológica.

Sin embargo, no se habla de una sustitución total, sino se busca combinar las habilidades humanas con las mejores máquinas y sistemas de automatización.

Actualmente, las empresas de tecnología son las principales pioneras de estas tendencias, cuyos métodos de trabajo, se están convirtiendo en patrones de imitación para el resto de las empresas.




mineralesHa contribuido más la industria y el ingenio humano a la diversificación y distribución de los minerales en el planeta que la naturaleza misma.

De los cerca de 5200 minerales clasificados hoy, cuya formación se aceleró en los últimos 2200 millones de años tras la oxigenación de la atmósfera, 208 han sido creados sin saberlo por la actividad humana, en particular en la minería.

Un equipo encabezado por Robert Hazen publicó en American Mineralogist el hallazgo de esos minerales formados a partir de la intervención humana, el 4% de los catalogados hoy por la Asociación Internacional Mineralógica (IMA).

La mayoría de estos minerales se atribuyen a actividades originadas en la minería, en vertederos de minerales, a través de la exposición de escoria, en las paredes de los túneles, en el agua de las minas o mediante el fuego.

Seis de ellos se encuentran en las paredes de las fundiciones y tres se forman en aplicaciones geotermales.

Algunos que se forman por acción humana también se dan de manera natural. Tres de estos fueron descubiertos en artefactos de plomo corroídos en una embarcación tunecina, dos en artefactos de bronce en Egipto y otros dos en Canadá.

Cuatro fueron hallados en sitios prehistóricos de sacrificios en piras en las montañas austriacas.

Evolución
Durante 4500 millones de años los elementos se han mezclado de manera natural en distintos sitios, condiciones de temperatura y profundidad para formar los más de 5000 minerales que se reconocen hoy, explicó Hazen, de la Institución Carnegie.

La gran mayoría surgió luego del notorio aumento del oxígeno en la atmósfera, La Gran Oxidación, como se le conoce, ocurrida hace algo más de 2000 millones de años. Allí se formaron dos tercios de los minerales.

“Dentro de la colección de los 5200 hay 208 minerales producidos directa o indirectamente por las actividades humanas, sobre todo a partir de los años 1700 y creemos que otros se continúan formando a ese ritmo. Para imaginarlo, esa diferencia es como la que existe entre un parpadeo y un mes”.

El investigador resumió: “vivimos en una era de diversificación de compuestos inorgánicos sin paralelo”, un elemento más de la incidencia humana en la transformación de la Tierra, el Antropoceno.

Una clase de mineral se define como un compuesto cristalino natural que tiene una combinación química única y una estructura de cristal. Hasta febrero había 5208 reconocidos por IMA.

Aportes
La humanidad, según los autores, ha tenido un impacto alto en la diversidad y distribución del mundo mineral en tres formas concretas.

Uno: manufacturando compuestos sintéticos tipo minerales y haciendo que los minerales se formen como subproducto no intencional de la actividad humana.

Por ejemplo los cristales usados en láseres, los chips de silicio, el cemento, estuco y otros. O los compuestos que aparecen, en minería, en las paredes de las minas y en los residuos mineros.

De interés especial son los minerales hallados en asociación con antiguas minas de plomo y zinc, algunos de la Edad de Bronce y otros de hasta de los años 300 de nuestra era.

Dos: a través de grandes movimientos de rocas, sedimentos y minerales, generando una distribución mucho más amplia que la natural, por ejemplo de los glaciares.

Tres: distribución global de minerales naturales de alto valor. Diamantes y rubíes, esmeraldas, zafiros y otras piedras junto a concentraciones de oro, plata y platino se encuentran casi en cada rincón del planeta.

Más y más
Para Robert Downs, otro de los autores del estudio, “dada la influencia de la humanidad en el ambiente debe haber cientos de ‘minerales’ no reconocidos todavía en minas viejas, construcciones abandonadas y otros lugares.

A la vez, se deben estar formando nuevos conjuntos de compuestos, por ejemplo en basureros donde las baterías, aparatos y dispositivos electrónicos y otros desechos de alta tecnología están expuestos al clima y la alteración.

Los futuros minerólogos encontrarán todos esos materiales en los sedimentos.

No todos esos nuevos minerales reciben reconocimiento. Calclacita, descrita en el Museo Real de Bruselas, es reconocido por IMA, pero hoy no clasificaría. La Asociación decidió no permitir sustancias hechas por el hombre.

Otros minerales antropogénicos reconocidos provienen de escoria, así como un par de Rusia, niocarburo y tantalcarburo, que para algunos son productos de laboratorio que deliberadamente se cree fueron pasados como de origen natural en los 1900.

La IMA reconoce un mineral en el caso en el que la intervención humana en su creación sea menos directa.

Fuente: El Colombiano



Subcategorías

Página 3 de 21

© 2014 Enlace Regional. Todos los Derechos Reservados.
Powered by: