elecciones guatemala 0
07/09/2015. Guatemala se lanza este lunes a la campaña para la segunda vuelta electoral del 25 de octubre con el comediante Jimmy Morales a la cabeza, que aguardaba la definición de su rival entre el magnate Manuel Baldizón y la exprimera dama Sandra Torres. 

Morales, de 46 años, ganó la elección del domingo con 25,8% de los votos al escrutarse el 81,5 de las mesas, tras un proceso electoral marcado por escándalos de corrupción y protestas que provocaron la renuncia y detención del expresidente Otto Pérez.

El segundo puesto era disputado voto a voto entre Baldizón, con 18,6%, y Torres, con 17,9%.

La elección se desarrolló en un ambiente de indignación contra la clase política ante los escándalos de corrupción, incluida la revelación de una banda de defraudación aduanera, destapados por la Fiscalía y la Comisión de la ONU contra la Impunidad (Cicig).

La crisis provocó la renuncia del gobernante Pérez a tan solo cuatro días de las elecciones, al ser señalado como el presunto cabecilla de la red.

Morales, quien hace cuatro meses era un desconocido en la clase política, se catapultó como favorito tras revelarse los escándalos de corrupción, que llevaron a los votantes a buscar un aspirante fuera de la política tradicional.

Así, el actor se perfiló como el candidato antisistema, que llega sin un plan de gobierno y con un partido, el derechista Frente de Convergencia Nacional (FCN), desprovisto de una estructura nacional.

Sin embargo, Morales sale al paso de las carencias al asegurar que su falta de experiencia en la política lo fortalece porque es el único candidato que no ha sido tachado por actos de corrupción.

En sus primeras declaraciones tras la votación de domingo, Morales reconoció que su triunfo se debe a que "nosotros somos parte de la población que se ha hastiado, que ya no quiere más de lo mismo".

Admitió que no tiene "una varita mágica" para resolver los problemas de los guatemaltecos, aunque dijo que centrara su gobierno en salud y educación.

Quien asuma el poder en Guatemala el próximo 14 de enero, deberá administrar un país agobiado por la pobreza de 54% entre sus 15,8% millones de habitantes, y por la violencia, que deja unos 6.000 muertos cada año, en especial por el narcotráfico y lucha entre violentas pandillas o 'maras'.

Un fenómeno nuevo
Para el exministro de Finanzas guatemalteco, Juan Alberto Fuentes, el resultado de los comicios presidenciales revelan el despertar del pueblo que se cansó de los escándalos de corrupción.

"Este año no será recordado por las elecciones generales ni sus resultados, sino por las protestas, que son un ejemplo para otros países", puntualizó.

En el mismo sentido, el jefe de la Misión de Observación Electoral de la OEA en Guatemala, el uruguayo Juan Pablo Corlazzoli, consideró que este país es ejemplo para Latinoamérica en superar crisis y los comicios de forma pacífica.

"Uno de los mensajes más importantes que dio Guatemala es demostrar que sí se puede, que si la ciudadanía se lo propone y busca los canales y la modalidad pertinentes se pueden lograr los cambios necesarios, sea de relevo de autoridades, elección de nuevas autoridades y de construcción de la democracia", destacó.

En tanto, para el analista político independiente Cecil de León, la elección de Morales se debe al hastío con los partidos y políticos tradicionales.

"En esta coyuntura lo que se está poniendo en duda es la ética de la clase política, y Jimmy (Morales) surge como un fenómeno nuevo, sin pasado en partidos políticos o puestos públicos, además es bien visto por los empresarios", comentó.
"Jimmy fue el único candidato que se puede llamar externo al sistema, que responde a una lógica de ver a alguien con su primera posibilidad y que vendió un mensaje de 'ni corrupto ni ladrón', y la gente necesita eso", comentó a su vez Sandino Asturias, analista del Centro de Estudios de Guatemala.

Por elpais.com


La muerte de Brown y la posterior exculpación del policía que le disparó, Darren Wilson, cambiaron la faz de las protestas raciales en EEUU MADRID, 9 Ago. (EDIZIONES) - Este domingo se cumple el primer aniversario de la muerte del joven negro Michael Brown por los disparos del policía de raza blanca Darren Wilson, en el principio de una nueva era de protestas raciales en EEUU, impulsadas por las redes sociales, en pos de someter a la Policía a un mayor escrutinio público para a acabar con su impunidad.

fotonoticia 20150809092443 800
Ferguson, la ciudad donde comenzó todo, ha cambiado mucho en estos 12 meses pero la población no ha olvidado los principios de sus exigencias y por ello diversas asociaciones han organizado dos jornadas de conmemoraciones a partir de este domingo, que culminarán el lunes con un día de "desobediencia civil" contra las fuerzas de la ley de EEUU. Los organizadores no anticipan violencia aunque han pedido a los asistentes que "permanezcan preparados ante cualquier eventualidad". En cualquier caso, no se espera un retorno a los días de furia inmediatamente posteriores a la muerte de Brown, que se saldaron con una decena de heridos, uno de ellos en estado crítico, y más de 75 detenidos.

CIGARRILLOS
Michael Brown murió la noche del 9 de agosto de 2014 cuando el agente Wilson abrió fuego contra el joven de 18 años. Wilson acudió en respuesta a un aviso de que dos chicos de raza negra habían robado cigarrillos de una tienda a algunos bloques de distancia. El agente descargó una docena de balas sobre el cuerpo de Brown, que iba desarmado. El cuerpo del joven yació tendido en el suelo durante cuatro horas. Las últimas imágenes de Brown con vida, difundidas un par de días después de su fallecimiento, le muestran en un altercado con un vendedor -- durante el que, según el Departamento de Justicia, el joven robó varios paquetes de cigarrillos--. La investigación federal indica que Brown se encontró poco después con el agente Wilson, quien ya contaba con la identificación de Brown.

El encuentro duró menos de dos minutos. Wilson impidió con su vehículo el paso de Brown, abrió la puerta y chocó contra el joven. Las pruebas de ADN señalan que Brown agarró al agente antes de que saliera del vehículo y que Wilson, "incapaz de acceder a otras armas menos letales", según el Departamento de Justicia, disparó a Brown dos veces en la mano.

El joven se dio a la fuga y el agente salió en su persecución. Le alcanzó a unos 50 metros del vehículo. Según el testimonio del agente, Brown se dio la vuelta y se llevó la mano a la cintura. El policía disparó otras diez veces, acabando con su vida. El testimonio de Wilson fue el único considerado como válido por el Departamento de Justicia: ninguno de los testimonios de testigos que aseguraron que Brown estaba levantando las manos en señal de rendición fue aceptado por considerarlo incompatibles con las pruebas de ADN y forenses".

Nada, en suma, podía rebatir la versión de Wilson, finalmente exculpado, quien asegura que temía legítimamente por su vida cuando abrió fuego contra el joven. Lo que sí encontró la investigación federal fueron pruebas irrefutables de racismo en el seno de la Policía de Ferguson.

EPICENTRO DEL ACTIVISMO
Menos de 24 horas después, cientos de personas salieron a las calles de Ferguson. Las manifestaciones fueron tanto pacíficas como violencias, y acompañadas de actos de vandalismo y robo masivo de establecimientos.

La Policía de Ferguson, desbordada, se vio obligada a pedir ayuda para contener los disturbios, momento en que la acorazada Policía de Tráfico de Missouri tomó el control temporal de la situación de seguridad en medio de una masiva presencia de medios que permitió a millones de estadounidenses comprobar a través de sus televisores la militarización de la que actualmente es objeto la Policía de Estados Unidos.

Entre los presentes en las protestas se encontraban Deray Mckeeson y Johnetta Elzie, nombres que junto a los de Ta-Nehisi Coates o Alicia Gaza terminaron promoviendo uno de los "hashtags" -- etiquetas empleadas en redes sociales -- más empleadas en el último año: #BlackLivesMatter ("Las vidas de los negros importan"), empleada para destacar la indefensión de los afroamericanos de Estados Unidos contra la Policía.

Desde principios de año, según la base de datos del diario británico 'The Guardian', 664 personas han muerto a manos de la Policía, entre ellos 174 de raza negra; 175 si se suma la muerte de Eric Garner en diciembre del año pasado. Garner falleció al estrangulado por un agente de Policía --una maniobra ilegal según el cuerpo -- durante un interrogatorio por vender cigarrillos en la calle. El incidente fue grabado en vídeo. El agente, Daniel Pantaleo, fue despojado de su placa, pero no pero no fue procesado por el gran jurado.

CAMBIOS
La ciudad cuenta ahora con un nuevo jefe de Policía, un nuevo gestor local y un nuevo juez municipal, todos ellos de raza negra. Todos los agentes de Policía tienen ahora cámaras en su cuerpo. Pero las reformas son lentas: solo hay cinco agentes negros en Ferguson, dos más que el año pasado y el sistema judicial municipal --duramente criticado por el Supremo de Missouri al considerar que operaba con el objetivo de recaudar dinero a través de multas-- sigue bajo sospecha de incrementar artificialmente la tensión racial.

La sargento de Policía Domenica Fuller, uno de los cinco oficiales de raza negra de los cincuenta de los que dispone ahora la Policía de Ferguson, abandera un grupo de "compromiso comunitario" por el que intentan relajar la actitud de la comunidad contra la Policía. "Nuestro trabajo ahora es escuchar", ha declarado a Reuters la sargento.

No obstante, el miedo pervive, como admite la propia oficial. "Han cambiado muchas cosas pero todavía hay gente herida y enfadada. Esto no se cura de la noche a la mañana. Va a hacer falta tiempo, pero estamos trabajando en ello", ha añadido, a sabiendas de que uno de los esfuerzos clave para la calma, la integración de policías negros en el cuerpo de Ferguson, está fracasando.

Por europapress.es



Natalia Molchanova desapareció el domingo en el mar en el archipiélago de las Baleares.

Natalia Molchanova 1
Las autoridades redujeron este jueves la intensidad de la búsqueda del cuerpo de Natalia Molchanova, campeona del mundo de buceo de apnea desaparecida el domingo en el mar en el archipiélago de las Baleares, ante las cada vez más reducidas posibilidades de encontrarla.

"No se puede estar buscando indefinidamente. Ahora vamos a estar en superficie hasta el domingo por si el cuerpo sube arriba", dijo un portavoz de la guardia civil en ese archipiélago mediterráneo.

"Normalmente (los cuerpos) suelen subir pero en este caso, como hay plomos (que llevaba la atleta para ayudarla a bajar), no sabemos qué puede pasar", añadió la misma fuente.

"Ya se ha finalizado la búsqueda subacuática", precisó, agregando que el cuerpo de la campeona rusa puede haber sido arrastrado por la corriente lejos del lugar donde se sumergió.

Dos barcos peinaban la zona el jueves a la búsqueda de la buceadora de apnea más laureada del mundo con 41 récords y 23 títulos de campeona del mundo en su palmarés.

Desapareció el domingo, tras haber descendido sin aletas a entre 30 y 40 metros de profundidad, frente a la isla de Formentera. La Asociación Internacional para el Desarrollo de la Apnea y su familia anunciaron su desaparición en un comunicado común.

Los servicios de salvamento españoles desplegaron un helicóptero, un barco y movilizaron otras embarcaciones al lugar de la desaparición para buscar a la campeona rusa.

La familia también contrató un robot submarino capaz de bajar hasta los 500 metros de profundidad.

Agencia AFP




1de3b413ae225f995e3c928d83b32673 1438828539
La deshonrosa victoria de EE.UU. en la Segunda Guerra Mundial

06/08/2015. A causa del ataque, que clausuró la Segunda Guerra Mundial, murieron 129.000 personas. Tres días después, el ataque fue replicado en Nagasaki, donde murieron por lo menos 39.000 habitantes. Japón se rindió y comenzó su proceso de reconstrucción.

Por: Juan David Torres Duarte

¿A qué se debió el ataque?
Las razones que llevaron al entonces presidente Harry Truman a autorizar el uso de la bomba atómica (la única vez que se ha usado en toda la historia) han sido debatidas. Según Truman, Alemania estaba desarrollando un proyecto similar. Sin embargo, para el día en que fue lanzada la primera bomba, Alemania ya se había rendido. Truman aseguró que sólo de este modo salvaría numerosas vidas de sus ciudadanos. Hiroshima y Nagasaki eran centros militares. Otras opcionadas eran Kokura, Yokohama y Kyoto. (Vea este texto escrito por Gabriel García Márquez en 1955: En Hiroshima, a un millón de grados centígrados)

Relatos de sobrevivientes:

Yoshiro Yamawaki
Había muchos cuerpos flotando en el río. Nos acercamos al de una mujer de 18 o 19 años, que arrastraba un cinturón blanco. Mirando de cerca, vimos que el cinturón blanco eran en realidad sus intestinos, que sobresalían de su abdomen. Con náuseas, apartamos la mirada y nos fuimos.

Sakue Shimohira
El cadáver de mi madre estaba junto al de una vecina. Mi aturdido hermano vino a buscarnos con sus amigos. Estaba complacido de verme viva, pero el 11 de agosto nos dejó con las palabras “No quiero morir, no quiero morir”, poco antes de quedar tan frío como hielo.

Koichi Wada
Corrí con otros amigos hacia la casa de Hisao, donde yacía en una habitación. Estábamos impresionados de ver su rostro desfigurado. Sus rasgos gentiles fueron distorsionados de modo espantoso. Estaba apenas vivo. Las palabras de confort eran inútiles. “No hice nada indebido”. Estas palabras pasaron por los labios de Hisao Tanaka en un débil susurro al lanzar su último aliento.

El efecto en las víctimas
Desde poco antes del lanzamiento de la bomba atómica, los japoneses estaban alerta por las alarmas continuas por sobrevuelos de aviones enemigos. Ese es uno de los detalles que cuenta Jon Hersey en Hiroshima, un extenso reportaje publicado en The New Yorker y distribuido después como un libro. Además del duelo por la muerte de miles de personas, en Hiroshima y Nagasaki muchos sobrevivientes (hibakushas) murieron en los meses siguientes por enfermedades relacionadas con los efectos radiactivos, entre ellas cáncer. Defectos de nacimiento también fueron reconocidos por equipos médicos en los siguientes años. Asimismo, los efectos de la radiación provocaron un rechazo social hacia los sobrevivientes, basado sobre todo en prejuicios al pensar que podrían contaminar de algún modo al resto de la población.

De acuerdo con el genetista James Crow (fallecido en 2012), de la Universidad John Hopkins, el nacimiento de niños con defectos genéticos no se debería a los efectos de la bomba atómica. Sin embargo, Crow estaba basado en la investigación del doctor James Neel (1915-2000), quien fue criticado por la Academia Nacional de Ciencias, que aseguró que Neel no observó los efectos radiactivos en su población de estudio. Para la Academia, los casos de deformaciones era 2,75 veces más altos que el promedio.

comparativoelespectador.com


El asesinato del fotoperiodista Rubén Espinosa, junto a cuatro mujeres, ha despertado reclamos de organizaciones defensoras de DD.HH. y la libertad de expresión.

crimen-foto periodista-mexico03/08/2015. Protestas en distintas ciudades y reclamos de organizaciones defensoras de derechos humanos y de la libertad de expresión desató este domingo en México el asesinato del fotoperiodista Rubén Espinosa y cuatro mujeres, entre ellas una colombiana, multihomicidio que ya investiga la fiscalía de Ciudad de México.

Tan pronto se conoció que Espinosa, de 31 años y que se refugió en Ciudad de México tras recibir amenazas en Veracruz (este) ligadas a su trabajo, fue asesinado de un balazo en la cabeza junto a cuatro mujeres la noche del viernes, en redes sociales y medios de prensa se convocaron movilizaciones y acciones de condena.

La mayor protesta se registró por la tarde cuando unas 2.000 personas, encabezadas por comunicadores, se concentraron en el turístico Angel de la Independencia de Ciudad de México, muchos con pancartas con la proclama "#JusticiaParaRuben" y consignas contra el gobernador de Veracruz, Javier Duarte.

El cuerpo sin vida de Espinosa, que trabajaba para AVC noticias de Veracruz y era corresponsal de la revista Proceso y de la agencia Cuartoscuro, fue hallado la noche del viernes en un departamento de una zona de clase media en el sur de Ciudad de México. 

Un grupo de reporteros gráficos, con un enorme moño negro en señal de luto, se colocó a los pies de la columna de la Independencia cubriendo sus rostros con la imagen de su colega mientras enarbolaban sus cámaras y lanzaban proclamas de "¡Justicia, justicia!".

La multitud se dirigió en manifestación hacia la representación del gobierno de Veracruz, localizada a unas calles, donde señalaron a Duarte como el principal responsable de la violencia que ha cobrado la vida de 13 periodistas en ese distrito desde 2010.

En Xalapa, capital de Veracruz y donde hasta hace dos meses vivía y trabajaba Espinosa, se registraron dos protestas, la primera en la medianoche del sábado tras conocerse la noticia y la segunda en el transcurso del domingo con un centenar de personas.

En Guadalajara (oeste), Chilpancingo, Acapulco (sur), Oaxaca (sureste) y Cancún (este) también hubo concentraciones para manifestar la indignación que entre comunicadores ha desatado este crimen.

Investigaciones
La fiscalía de Ciudad de México, que informó el sábado del multihomicidio sin revelar la identidad de las víctimas, confirmó este domingo el asesinato de Espinosa. Se identificó a una de las mujeres asesinadas como Nadia Vera, una activista de derechos humanos, y a otra que "se presume era de origen colombiano".

La Procuraduría General informó que su fiscalía especializada en delitos contra periodistas "se mantiene atenta" a la investigación y coadyuvará, de ser necesario, en las indagatorias.

Cada una de las víctimas "presentaba una herida en la cabeza producida por disparo de arma de fuego" y algunas "escoriaciones en diversas partes del cuerpo presuntamente originadas por un forcejeo", dijo en rueda de prensa el fiscal de la ciudad, Rodolfo Ríos.

Las autoridades tienen abiertas "varias líneas de investigación", incluida la de robo, dijo Ríos. No se especificó si se cuenta con elementos para presumir que el homicidio de Espinosa esté relacionado con su trabajo.

Ríos dijo que Espinosa estaba en Ciudad de México en busca de "nuevas oportunidades" en su trabajo, pero el mismo fotoperiodista y algunas ONG alertaron a principios de junio que había salido de Veracruz tras recibir agresiones y actos de intimidación.

"Alerta: el caso de Rubén Espinosa es el primero en el que un periodista desplazado internamente es asesinado", denunció en la red social Twitter la organización defensora de la libertad de expresión Artículo 19, que asistió al fotoperiodista en su traslado a la capital.

La Comisión Nacional de Derechos Humanos (ombudsman) condenó enérgicamente el multihomicidio y exigió a la fiscalía seguir "la línea de investigación relacionada con la labor periodística del fotorreportero".

En el mismo sentido se pronunció la Comisión de Derechos Humanos de Ciudad de México (ombudsman), que pidió además a las autoridades "medidas de protección urgentes" para los familiares de Espinosa que residen en la capital.

En su trabajo en Veracruz, Espinosa daba amplia cobertura a manifestaciones que exigían esclarecer los asesinatos de comunicadores.

México es uno de los países de mayor riesgo para ejercer el periodismo, con más de 80 comunicadores asesinados y 17 desaparecidos en la última década, según Reporteros sin Fronteras.

Por AFP



Página 7 de 24

© 2014 Enlace Regional. Todos los Derechos Reservados.
Powered by: