Imprimir
2.1

La operación de búsqueda más grande adelantada hasta ahora en la historia de la humanidad.

Suceda lo que suceda este siniestro pasará a la historia no solo como una leyenda más, sino como un hecho que fue capaz de unir a varias naciones adversarias y enemigas en torno a la solidaridad.


26 países, 34 aviones, 24 barcos, 18 helicópteros y 21 satélites, se han sumado hasta hoy a la búsqueda del MH 370 de Malasia Airlines que desapareció hace 15 días con 227 pasajeros a bordo y 12 tripulantes sin dejar rastros. El rastrillaje se ha extendido a un radio de 7.680.000 Km cuadrados, un poco menos del tamaño de los Estados Unidos, dos veces el tamaño de Europa y el equivalente a 7 veces el territorio Colombiano. En los próximos días se sumarán a la búsqueda más barcos y aviones de China, Japón, Australia, Nueva Zelanda y Estados Unidos. Esta es la operación de búsqueda más grande adelantada hasta ahora en la historia de la humanidad.

La búsqueda inicial comenzó en el este de Malasia, pero a raíz de informaciones que fueron apareciendo en el transcurso de los días que dieron cuenta del cambio de rumbo del avión en cerca de seis oportunidades y siete horas después de desaparecer de los radares, esta se fue ampliando a otras regiones hasta concentrarse en el océano Indico. Aquí, en este océano y a 2.500 km de la ciudad australiana de Perth han sido detectados vía satélite objetos de distintos tamaños que hacen presumir cada vez más y con mayor fuerza que se trata de restos del avión desaparecido. A esta zona ya han llegado varios barcos de distintas nacionalidades pero la poca visibilidad y las corrientes marinas han impedido recuperar los elementos para determinar su procedencia.

A las dificultades señaladas se suma la llegada en los próximos días del ciclón Gillian lo que hace prever olas de hasta de 30 metros de altura muy comunes, al parecer, en esta época del año. Igualmente la profundidad del océano en esta zona varía entre los 1.150 y 7.000 Km de profundidad.

Las causas que originaron la desaparición del MH 370 de Malasia Airlenes, siguen siendo un misterio. Más de 40 agencias de investigación de distintos países no han logrado ponerse de acuerdo sobre las razones que tuvieron los pilotos para cortar la transmisión justo en momento de virar al oeste en dirección a la península de Malaya, tampoco de las razones por las que no se activaron las señales de emergencia, ni sobre si fue casualidad de que el avión se hubiera ubicado a la sombra de un boing 777 del vuelo 68 de Singapore Airlines lo cual generó confusión en los sistemas de radares. Si fue o no un atentado, si fue derribado, o si se trató de un secuestro.

Es muy probable que nunca se llegue a saber con certeza que pasó, que no aparezca la caja negra, ni que los cuerpos, por las condiciones ambientales de la zona del índico, sean recuperados. Suceda lo que suceda este siniestro pasará a la historia no solo como una leyenda más, sino como un hecho que fue capaz de unir a varias naciones adversarias y enemigas en torno a la solidaridad.