52087

Nadie se explica como un avión tan grande y con las tecnologías más modernas de localización se pierda sin dejar rastro.

En los últimos días, no ha pasado uno, donde no haya sido anunciado por distintos gobiernos el avistamiento de objetos de diversos tamaños que corresponderían al avión de Malasia Airlines desaparecido el pasado 8 de febrero.

Satélites de Australia, Tailandia, Francia, China, Estados Unidos y Nueva Zelanda, así como aeronaves de diferentes países, han avizorado la presencia de objetos flotantes, equidistantes unos de otros y hasta con 1.000 km de diferencia en el sur del océano Índico. Lo extraño es, que hasta ahora, ninguno de los 26 buques que se encuentran en la zona, dotados todos con las más avanzadas tecnologías, han podido localizar y recuperar ni tan solo uno de estos objetos.

Pero no solo lo anterior ha causado extrañeza en la comunidad internacional y muy especialmente en los familiares de las víctimas, también el hecho de que China y Estados Unidos estén ocultando información. Y es que, ninguno de estos países ha suministrado mas información que la de los avistamientos, y es un hecho cierto que cuando esto sucede, sus buques no se desplazan en dirección a las zonas señaladas sino en sentido contrario o en otra. "Es como si algo quisieran mantener en secreto estas dos superpotencias" se ha señalado.

Lo último que el gobierno de Malasia ha dado a conocer a la prensa internacional, es que, "según radares militares de la zona que habrían logrado detectarlo poco antes de desaparecer, el avión iba más rápido de lo que se pensaba", entonces, si tenía una carga de combustible para siete horas, y viró erráticamente en diferentes direcciones, difícilmente el combustible le hubiera alcanzado para llegar al sur del océano Índico donde se presume pudo haberse estrellado, es que, "a mayor velocidad, mayor es el consumo de combustible" han señalado los expertos, quienes además, han hecho publica sus sospechas de que, "se ha venido ocultando información y tal vez esto tenga que ver con secretos militares" y que "los restos del avión no estarían en ningún lugar del océano Índico".

Una de las cosas que más ha mantenido en secreto el Estado Malasio es el contenido de la carga del avión desaparecido lo cual ya ha generado notas de protesta del Gobierno Chino. "Malasia insiste en no suministrar esta información mientras nosotros no descansaremos en pedírsela" ha señalado un diplomático chino. Esta circunstancia ha elevado la tensión entre los dos países y la sospecha de que el avión podría haber llevado armas biológicas a bordo y que fuera derribado. "El avión pudo cambiar su rumbo después de que Pekín se negara a aceptarlo, y dirigirse hacia la base aérea militar estadounidense del Atolón de Diego Garcia... donde también se negaron a aceptarlo. Entonces el avión pudo haberse dirigido hacía Australia y caer al mar por falta de combustible o por cualquier otra circunstancia" han señalado investigadores de una consultora en seguridad de vuelos.

Pero no es solo la sospecha de las armas biológicas. También es sospechoso que hubiera sido abordado por dos pasajeros iraníes con pasaportes robados, que demasiados pasajeros chinos coincidieran con el mismo apellido, que un pasajero australiano antes de volar dejara a su esposa su anillo de boda y su reloj y le pidiera que se lo entregara al primero de sus hijos que se casara, como si supiera que no iba a regresas, y los 20 empleados de la empresa estadounidense Freescale Semiconductor que estaban dedicados a la elaboración de tecnología militar para hacer aviones invisibles a los radares.

Hoy China anunció el envío de cuatro nuevo portaviones que sumarán a los siete que se encuentran en la zona del Índico, todos nucleares, y dispuso que todos sus satélites rastrearan milímetro a milímetro una zona de 200.000 Km. A esta búsqueda se sumará Rusia con satélites, portaaviones y submarinos en los próximos días para ayudar a China a resolver uno de los misterios más grandes de la historia de la humanidad, hasta ahora.

 
© 2014 Enlace Regional. Todos los Derechos Reservados.
Powered by: