Quito Habana

Por Diana Granados Soler
Docente e investigadora de la Corporación Ensayos

El 18 de abril de 2018 el presidente Lenin Moreno anunció que suspendía el papel de Ecuador como facilitador de los diálogos de paz entre el gobierno colombiano y el ELN instalados en ese país el 7 de febrero de 2017. Las partes que se disponían a iniciar el V Ciclo de conversaciones, debieron trasladarse a Cuba, país garante de la negociación y retomar desde este nuevo escenario la mesa.

De los temas clave en curso se encuentran: evaluar y retomar el Cese al Fuego Bilateral y Temporal cuya primera fase rigió entre el 1 de octubre de 2017 y el 12 de enero de 2018. En segundo lugar, avanzar en el mecanismo de participación, aspecto nodal para avanzar al menos en los tres primeros puntos de la Agenda de Negociaciones. Durante este período las partes constituyeron una mesa técnica para el tema del Cese y existe una comisión de participación que en el anterior ciclo convocó a más de 200 actores de diversos sectores del país a unas audiencias preparatorias para explicar sus opiniones respecto al mecanismo de participación, en el municipio de Tocancipá.

Los impases con el traslado de Quito a La Habana han retrasado en tiempos la negociación, no obstante, los temas de discusión son de hondo calado y suscitan discrepancias entre las partes que no son fáciles de subsanar. Las evaluaciones sobre el Cese no son iguales para ambos actores y como se ha expresado, incluso, en el marco de las audiencias preparatorias, los debates sobre quién, para qué y cómo se debe participar también expresan visiones diferentes y en oposición.

Al mismo tiempo la mesa se encuentra rodeada de dos procesos políticos de alta trascendencia para el país. De un lado, las elecciones presidenciales y de otro la implementación de los Acuerdos de paz entre el gobierno y las FARC que recientemente ha sufrido varios reveses y llegó a estar en “cuidados intensivos” por cuenta de la polémica detención de Jesús Santrich integrante de las FARC, tras la expedición de una orden de la DEA y la Interpol.

Debate electoral
La pregunta por la continuidad de los diálogos entre el gobierno y el ELN ha sido motivo de consulta a los candidatos de la contienda electoral en diversos debates. Posiciones expresadas por Iván Duque candidato del Centro Democrático y de Germán Vargas Lleras, avizoran su cuestionamiento a la mesa de diálogos y el poco respaldo a la misma, incluso, han sido enfáticos en que el ELN debería suspender acciones militares unilaterales para seguir negociando. Duque ha afirmado que para seguir la negociación además de suspender acciones se debería fijar plazos para la negociación y aceptar cárcel. De la Calle, Fajardo y Petro se han mostrado más proclives a que la negociación con el ELN es parte de un camino hacia la paz completa. Fajardo ha cuestionado las acciones militares y ha expresado que de no haber diálogo el ELN será enfrentado con la Fuerza Pública. Petro ha reiterado que al ELN le quedan dos caminos o asumir las banderas del padre Camilo Torres o tomar el camino de la criminalidad y será derrotado militarmente.

Las posiciones de los candidatos, especialmente de Duque y Vargas Lleras sobre la mesa de diálogos, ataca la idea según la cual el conflicto armado merece una salida política negociada que Colombia había priorizado con la firma del Acuerdo Final con las Farc. Esta postura enfatiza en una salida militar que echaría por la borda el consenso de amplios y diversos sectores del país que hemos defendido la negociación como una posibilidad de transición hacia una apertura democrática.

Implementación de Acuerdos
No obstante, las posiciones a favor de la negociación se han visto seriamente empantanadas por el poco avance en la implementación y la duda sobre las reales garantías para que la Farc haga política sin armas. Esta situación cobró realce con la detención de Santrich que, entre otras reacciones derivó en el traslado de Iván Marquéz al Espacio Territorial de Miravalle en el Caquetá a la espera de una solución y por su puesto como una acción que cuestiona tajantemente el posible proceso de extradición.

La “paz invisible” alude, entonces, a un proceso que no logra evidenciarse de manera audaz y efectiva en los territorios afectados por la guerra. Proyectos de ley que constituyen el corazón de lo acordado en Cuba no han sido tramitados: jurisdicción agraria, adecuación de tierras, sistema nacional catastral multipropósito, Ley Estatutaria para las Garantías del ejercicio de la Protesta social y la participación de las organizaciones y movimiento sociales, reforma a la Ley 152 de 1994 (ley orgánica de Planes de Desarrollo), entre otras. Además apenas están entrando en discusión otras como: Circunscripciones, Adjudicación de baldíos, investigación y judicialización de organizaciones criminales, tratamiento penal diferenciado para pequeños cultivadores) . La ley de procedimiento de la JEP sigue aplazada en el Congreso, el debate no pudo continuar, esta vez, por falta de quorum. Varios analistas han cuestionado el borrador de la Ley de Tierras por considerar que de aprobarse como está sería un retroceso para las aspiraciones de una verdadera Reforma Rural Integral.

La persistencia del paramilitarismo, el narcotráfico, el asesinato de líderes y lideresas defensoras de derechos humanos y los lentos pasos en la transformación de los territorios afectados por el conflicto no son un buen aliciente para promover la salida negociada al conflicto como una esperanza. La paz se vuelve invisible al punto que no se siente y da susto pensar que este lento avance conlleve a reforzar las ideas militaristas como salida al conflicto que algunos sectores del país parecieran estar promoviendo e instalando de nuevo en la opinión pública. Como hemos visto en años anteriores la guerra como idea para hacer política vende. Queda por verse si el escenario nacional tras los resultados electorales presidenciales que se avecinan logra sobreponerse “a la mano dura” y reencauzar al país por una apertura democrática que necesariamente pasa por una negociación entre élites políticas, económicas, sectores militares, guerrilla, comunidades, gremios y sociedad en general y por supuesto por una voluntad política expresa del estado para avanzar en la implementación y negociación de acuerdos de paz como única salida al conflicto.


[1] Participación de la sociedad en la construcción de paz, Democracia para la paz y Transformaciones para la paz.
[1] Parada, Yair Alejandro (2018). Cuadro de seguimiento a la implementación normativa del Acuerdo Final Para La Terminación Del Conflicto Y La Construcción De Una Paz Estable Y Duradera [Documento en línea]. Bogotá. Corporación Viva la Ciudadanía – Común Acuerdo. Disponible en: http://comunacuerdo.co/media/20180410Seguimiento_de_la_implementacion_del_Acuerdo_Final_-_Cuadro.docx



El 18 y 19 de mayo, las organizaciones Juntanza de Mujeres y Cumbre Nacional de mujeres desarrollaron un taller sobre el Enfoque de género y derechos de las mujeres en el proceso de paz con las Delegaciones negociadoras del Gobierno Nacional y el ELN. Ambas plataformas fueron convocadas por las partes para este diálogo. La apuesta sin duda es abrir los caminos para que las mujeres de todos los lugares del país y en medio de su diversidad puedan ser parte de este proceso negociador. Contribuyendo con la pedagogía de paz que esta mesa de negociaciones requieres, Enlace Regional reproduce el comunicado expedido por Cumbre y Juntanza para que sea leído y conocido por una amplio número de mujeres y sectores de la sociedad.


Comunicado conjunto Cumbre Nacional de Mujeres y Juntanza de Mujeres 
Juntanza Cumbre

Negociación de paz entre el Gobierno colombiano y el ELN.
Las mujeres insistimos: ¡Aún hay tiempo!

La Cumbre Nacional de Mujeres y Paz y la Juntanza de Mujeres celebramos el desarrollo del taller sobre Enfoque de Género y derechos de las mujeres al que fuimos convocadas por las Delegaciones de Paz del Gobierno Nacional y el Ejército de Liberación Nacional ELN, en La Habana Cuba, los días 18 y 19 de mayo del año en curso. La disposición de ambas delegaciones en la Mesa para conversar e intercambiar con nosotras, escuchar nuestras opiniones, visiones, experiencias y propuestas nos llena de mucha satisfacción y regresamos al país a transmitir a las mujeres de todos los rincones de la geografía nacional que la Mesa de Negociaciones representa una enorme posibilidad para avanzar hacia una paz completa incluyente y respetuosa de los derechos humanos de las mujeres en toda nuestra diversidad: étnica, sexual, territorial y generacional.

Este espacio nos permitió dialogar sobre el contexto actual de los derechos de las mujeres en Colombia, la experiencia de participación en el proceso de paz con las FARC, el enfoque de derechos de las mujeres, el cese al fuego, el mecanismo de participación y el balance sobre el actual proceso de implementación. Agradecemos las opiniones y aportes que recibimos y la receptividad de las partes para escuchar nuestros análisis y propuestas, así como sumarse a nuestra propuesta metodológica para el desarrollo del espacio.

De igual manera sabemos que las Delegaciones han instalado un Comité Técnico para avanzar en el diseño de un nuevo Cese al Fuego y reconocemos el enorme reto que esto significa para el progreso de la mesa, en ese sentido hemos aportado algunas medidas y propuestas para que un eventual cese pueda contribuir con aliviar la vida de mujeres, niñas y comunidades en general. Mantenemos nuestra disposición de apoyar la concreción del cese y su verificación.

Igualmente, presentamos a la Mesa de Negociaciones nuestras propuestas para aportar a la definición de un Mecanismo de Participación, en particular, apostamos por la concreción de una Instancia o Comisión de Género que permita incorporar los derechos de las mujeres en todos los puntos del Acuerdo y a lo largo de todo el proceso de negociación, esperando sean tenidas en cuenta. Consideramos que las partes mostraron su interés y apoyo a esta propuesta y creemos que su pronta concreción sería un gran paso para que la negociación y los puntos de la agenda referidos a la participación de la sociedad avancen con una perspectiva de género y derechos de las mujeres. Estamos convencidas que ¡aún tenemos tiempo! para que las partes puedan concretar medidas en la mesa de negociaciones en el marco de este V Ciclo que generen un ambiente favorable para su continuidad.
Agradecemos a los países garantes y en particular al pueblo cubano por habernos acogido y expresamos nuestras condolencias por el reciente accidente aéreo que cobró la vida de varias personas y enlutó a Cuba.

A la Embajada de Suecia y la MAPP- OEA, nuestro agradecimiento por el apoyo en este taller y su compromiso con el proceso de paz.

A la sociedad colombiana hacemos un llamado para defender el proceso de paz, estamos convencidas de que nuestro país no merece retroceder en los esfuerzos por ampliar la democracia y lograr un diálogo político como salida a los conflictos que nos afectan.

Cumbre Nacional de Mujeres y Paz- Juntanza de Mujeres
21 de mayo de 2018



Almaguer 3
Prensa Senador Velasco
 
Como un candidato destacado del Partido Liberal, fue invitado el Senador Luis Fernando Velasco este miércoles 21 de febrero al foro ¿Qué Congreso elegiremos los colombianos?, organizado por el diario El Tiempo y al cual asistieron líderes de las diferentes fuerzas políticas del país.

El debate, además del Senador Velasco, contó con la participación de los candidatos Jorge Robledo, Angélica Lozano, Paloma Valencia, Rodrigo Lara, Roy Barreras, Iván Márquez, Gustavo Bolívar, Ana Paola Agudelo y Miguel Gómez, quienes conversaron sobre sus propuestas y definieron una línea de acción en caso de ser elegidos el próximo 11 de marzo como miembros del Congreso de la República.

Velasco por su parte, dejó claro que su principal propuesta es dejar atrás debates que polarizan al país y centrarse en temas como el sistema de salud, educación, modelo económico, entre otros; pues según argumentó, son debates que por años han sido desplazados por la guerra, “Yo quiero proponerle al país un debate de futuro y que el próximo Congreso no sea la gallera en donde nos tiremos responsabilidades por el pasado. El acuerdo de paz se hizo y hay que cumplirlo, pero también tenemos que centrarnos y abrir el debate a otros temas fundamentales”.

Así mismo, el Congresista Liberal hizo una fuerte crítica a la manera como se distribuyen los recursos de la Nación, “Aquí tenemos emperadores que definen solos el presupuesto de los colombianos. Yo quiero proponer, entre otras cosas, que las regalías sean un patrimonio de todos, que no sean sólo los alcaldes y gobernadores los que definen el curso de estos recursos, sino que haya una obligatoria participación ciudadana que garantice mayor eficiencia y transparencia en la asignación de estos dineros”.

Velasco manifestó su solidaridad frente a la situación que viven miles de venezolanos que llegan al país e hizo un llamado para impulsar el desarrollo en las zonas a las que más llegan estos inmigrantes, haciendo énfasis en la importancia de fortalecer la industria nacional textil y de calzado por su gran impacto en la generación de empleo.

Finalmente, el actual aspirante al Senado con el número 10 del Partido Liberal, agradeció por el espacio propiciado por El Tiempo y aseguró que de contar nuevamente con la confianza de los colombianos seguirá trabajando en la construcción de consensos y acuerdos que le permitan al país avanzar en temas fundamentales para el desarrollo y bienestar de toda la sociedad.



Gana el voto en blanco con mayoría absoluta

Bogotá D.C., 12 de marzo de 2018. De acuerdo con la Misión de Observación Electoral (MOE), el voto en blanco se incrementó a tal punto que hoy estamos ad portas de que posiblemente se tenga que repetir las elecciones de las Circunscripciones Indígenas. Este incremento puede obedecer al diseño de las tarjetas electorales que han venido induciendo al error desde al menos el año 2006, o al desconocimiento de los liderazgos de las poblaciones indígenas.

De acuerdo con los resultados del preconteo (al 98,7%) de las circunscripciones especiales indígenas para Senado, se registran 158.915 votos por las 7 listas que se presentaron para competir por las dos curules de esta circunscripción, mientras que los votos en blanco son, hasta el momento, 340.798 representando un 68% de la votación.

“Estamos posiblemente, frente a la convocatoria para una nueva elección de las circunscripciones indígenas tanto de Senado como de Cámara de Representantes”, señaló Alejandra Barrios Cabrera, directora de la MOE, quien recordó que, de acuerdo con la Constitución, las elecciones deben repetirse si el voto en blanco obtiene la mayoría absoluta.
Así mismo, la directora manifestó que tanto para la posibles convocatorias de Senado y Cámara de Representantes de Circunscripción indígena “es necesario que la autoridad electoral determine quienes podrán aspirar en las elecciones que se convoquen, así como la fecha del evento electoral, si así se define”.

La MOE advierte que de definirse una nueva fecha paras las elecciones de circuscripciones especiales indígeneas esta no puede coincidir con la elección del Presidente de la República, y deberúa realizarse antes de la posesión del nuevo Congreso de la República, es decir con anterioridad al 20 de julio de 2018.

En lo referente a las elecciones de la circunscripción de afrodescendientes, el total de votos depositados por las listas fue de 222.662, mientras que los votos en blanco solo alcanzaron 203.636, es decir, no se cumple la regla de mayoría absoluta que conllevaría a la repetición de las elecciones, a pesar de haberle ganado individualmente a las otras campañas.


COM MOE 41
Fuente: MOE
invidentes cancer
Un grupo de jóvenes fueron instruidas con un método que indica señaló que las personas en condición de discapacidad visual tienen facilidades para detectar nódulos -agrupación de células-, que pueden ser la primera manifestación de esta enfermedad.


Leidy veía antes de irse a la cama esa noche de 2011. Para entonces Francia ya era invidente. Dos enfermedades les quitaron un sentido pero agudizaron otro: el tacto, que ahora les ayuda a detectar cáncer de mama en Colombia.

Leidy García y Francia Papamija son dos de las cinco mujeres ciegas o con baja visión capacitadas en la ciudad de Cali para combatir esta patología cancerígena, la de mayor incidencia en el país con 7.000 nuevos casos y 2.500 muertes al año.

Estas jóvenes fueron instruidas en 2015 con un método del médico alemán Frank Hoffmann, quien hace una década señaló que los invidentes tienen facilidades para detectar nódulos -agrupación de células-, que pueden ser la primera manifestación de esta enfermedad.

"Las personas con discapacidad visual tienen un aumento de su sensibilidad, hay un mayor tacto y mayor discriminación de los elementos", dice a la AFP el cirujano Luis Alberto Olave, coordinador del proyecto Manos que Salvan Vidas del Hospital San Juan de Dios de Cali, en el oeste del país.

Al año se detectan unos 71.000 nuevos casos en el mundo. Con el apoyo del banco de desarrollo de América Latina CAF, el método aterrizó en Cali, tras probarse en Alemania y Austria.

Fueron seleccionadas cuatro colombianas y una mexicana de entre 25 y 35 años sin problemas vasculares o neurológicos que alteraran su sensibilidad. Tras recibir formación se graduaron como auxiliares examinadoras táctiles. Desde entonces, han evaluado a más de 900 pacientes.

"Estamos rompiendo un paradigma de que la gente no crea que (porque) tenemos una discapacidad entonces no podemos pensar o ser autónomos", afirma Francia, de 35 años, quien perdió la visión a los siete por un desprendimiento de retina.

En el hospital encontraron que los chequeos de las auxiliares obtuvieron resultados sensitivos "mejores" que los de una evaluación habitual.

"El examen clínico realizado por ellas es un examen más elaborado y requiere más tiempo. Esto generó en nuestras pacientes una sensación de bienestar y confort que no la encontraban con el médico tradicional", explica Olave.

En Cali se repitió la experiencia alemana. Mientras una mujer en el autochequeo detecta masas de entre 15 y 20 milímetros y un médico de 10, las invidentes hallan nódulos de ocho milímetros.

Vencer la desconfianza
Hace seis años que Leidy tiene una ceguera casi total. Su carrera de ingeniería topográfica se vio truncada de un día para otro por una trombosis cerebral que le hizo perder la visión en el ojo izquierdo y le redujo considerablemente la del derecho.

"Las personas que ven bien son muy visuales, o sea que se dejan guiar por lo que ven. Yo me ubico mucho por el tacto y el oído", apunta esta chica de 26 años, tez blanca y pelo negro.

Leidy palpa los senos de sus pacientes guiándose con una cinta amarilla y roja, en la que en cada centímetro hay un relieve para señalizar los nódulos localizados.

Al detectar una masa le avisa a un médico y éste, según el caso, ordena exámenes para descartar o confirmar el cáncer. Sus evaluaciones duran hasta 45 minutos, mientras que las tradicionales no pasan de diez.

Francia, por su parte, admite que "es un poco difícil" la situación de explicarle a la paciente que le ha encontrado un nódulo "complejo".

Ambas coinciden en que hay dos tipos de reacción de las pacientes cuando les ofrecen el servicio de las auxiliares invidentes: curiosidad o desconfianza. Algunas ni les hablan; otras les cuentan problemas personales.

"Tiene una precisión en el tacto, la verdad estoy muy aterrada porque tiene un profesionalismo grande", dice una comerciante de 42 años tras ser atendida por Francia.

"Encontraron algo, pero el médico dijo que solo era un ganglio inflamado", agrega esta madre de dos hijos. De cien nódulos detectados, solo cerca de diez resultan malignos, afirma Olave.

Fuente de empleo
Antes de ser auxiliadoras táctiles, Francia y Leidy no tenían trabajo, como el 62% del medio millón de discapacitados visuales en Colombia, un país de 48 millones de habitantes. La cifra es siete veces mayor que la media de desocupación colombiana, según el Instituto Nacional de Ciegos.

"Esto a mí me cayó como del cielo", cuenta Leidy.

Olave considera que ésta es una opción para dar empleo a invidentes y por ello aspira a abrir una nueva convocatoria en el primer trimestre de 2018.

"En países en vía de desarrollo, donde tenemos ciertas limitaciones de tecnología para hacer diagnóstico de enfermedad mamaria", el examen manual "sigue teniendo una gran importancia", asevera.

Las dos mujeres buscan a diario demostrar que pueden aportar algo valioso, como atajar el cáncer a tiempo, para que la sociedad deje de imponerles el mote de discapacitadas.

Francia simplemente quiere vivir "como una persona normal", dice, moviendo las mismas delgadas manos que salvan vidas.

Tomado de elespectador.com


Página 1 de 46

© 2014 Enlace Regional. Todos los Derechos Reservados.
Powered by: