Isla gorgona ballenas jorobadas

La construcción de una estación de Guardacostas en la isla Gorgona, que es un Parque Nacional Natural, proyecto que cuenta con licencia ambiental otorgada por la Anla al Ministerio de Defensa desde diciembre del año pasado, tiene a los ambientalistas preocupados. ¿La razón? Los académicos han dicho que temen que el arrecife de coral se vea impactado y que las ballenas no vuelvan a Gorgona para reproducirse.

Para aclarar las dudas, el Ministerio de Ambiente se reunirá con los académicos y con los institutos la próxima semana. Y Parques Nacionales ha dicho que el proyecto se ejecutará con todos los estándares ambientales.

Pero, entonces, ¿qué obras se realizarán en Gorgona? Según la resolución 1730 de la Anla, son nueve obras las que se harán en el área protegida: estación de guardacostas, bloque operativo, cocina, bloque de alojamientos de oficiales y suboficiales, bloque de alojamiento de infantes de Marina, infraestructura complementaria, muelle marítimo, infraestructura de soporte para el radar y senderos.

Estas son las obras
En las intervenciones se destaca la estación de guardacostas, que contemplada la presencia permanente de 28 personas: 4 oficiales, 8 suboficiales y 16 infantes de Marina. “El proyecto arquitectónico considera edificaciones de uno y dos pisos. Se compone de un edificio comando, centro de acopio de residuos sólidos, comedor y cocina, alojamientos oficiales, suboficiales e infantes de marina, lavandería, planta generadora de energía, tanque de almacenamiento de agua, humedal artificial y almacenamiento de combustible”.

También se construirá un muelle. Según la resolución estará conformado por una plataforma aproximada de 163 metros de largo por dos metros de ancho en la pasarela y tres metros en el área de atraque en concreto sobre pilotes metálicos hincados, con un calado máximo de dos metros en condiciones de marea baja. De acuerdo con lo aprobado, el muelle estará diseñado para el atraque de embarcaciones de hasta de 200 toneladas de desplazamiento y botes o lanchas de guardacostas.

Entretanto, la torre para el radar tendrá una estructura de 55 metros de altura. Se utilizará, entre otras cosas, para recepción de llamados de emergencia y como una estación meteorológica. Frente a la recuperación de los senderos, se advierte que “se adecuarán los existentes, mediante la construcción y el mantenimiento de las graderías que se requieran en las áreas con desniveles o curvas topográficas con materiales que no afecten medio ambiente y su entorno”.

¿Qué dicen las autoridades?
Luis Gilberto Murillo, ministro de Ambiente, le dijo a EL COLOMBIANO que para la próxima semana está citando a todas las partes que tienen que ver con este proyecto para evaluar cuáles son las preocupaciones de los académicos y mirar cuáles serían las posibles soluciones.

“Esta licencia se otorgó por consideraciones de seguridad nacional dado que allá se presentó un ataque de las Farc y realmente no se tenía una infraestructura para proteger esa zona. Hay todo un tema relacionado con la soberanía y con el control que se están considerando. Este proyecto tiene todo el sentido, inclusive, para proteger los activos ambientales del parque”, dijo.

Indicó que según las consideraciones de la Anla, esa infraestructura que se va a construir genera unos impactos, pero son mitigables. “La invitación que hago es que nos sentemos todos los involucrados y revisemos el proyecto y donde haya que hacer ajustes, pues se hacen ajustes. Estamos abiertos para que esta intervención se haga de la mejor manera, para que los impactos sean los mínimos y podamos responder a las expectativas de los diferentes grupos”.

Julia Miranda, directora de Parques Nacionales Naturales, indicó que la presencia de la Armada en Gorgona no es ajena al lugar y se ha hecho de manera intermitente. “La situación de orden público y de seguridad de esa zona requiere la presencia de ellos y por esa razón se decidió que la Armada hiciera presencia con una estación de guardacostas”.

Miranda explicó que las obras no han iniciado debido a que el Ministerio de Defensa ha utilizado este año para completar los requerimientos que se les hizo. “Estoy tranquila con esa licencia, se puede hacer este proyecto bien, con los más altos estándares ambientales. La obra no va a impactar las actividades del parque, se va a continuar con la investigación científica y la actividad ecoturística” .

CONTEXTO DE LA NOTICIA

AMBIENTALISTAS PREOCUPADOS
Lilian Flórez, directora de la Fundación Yubarta, indicó que entiende la importancia estratégica del proyecto para la seguridad y el control de narcotráfico, pero que considera que es “desproporcionado”. Indicó que la sola presencia de 28 hombres de la Armada generará un impacto en el ecosistema. “El arrecife de coral, el cual está recuperado, se puede ver impactado. Además, Gorgona es una zona muy importante de reproducción de ballenas y justo donde harán el muelle es una zona donde nosotros tenemos evidencia de que las ballenas entran con crías, se quedan en ese sector porque es muy tranquilo y ahí amamantan”.

María Victoria Correa Escobar
Soy periodista y candidata a máster en Humanidades. Me gusta el periodismo que se hace caminando. El Chocó, la infraestructura y el vallenato son mi ruta.

Tomado de elcolombiano.com

images cms image 000053672
03-11-2016. Tras cinco horas de conversaciones, ambas partes reconocieron que el Enfoque de Género “profundiza la democracia porque permite explicar las injusticias y exclusiones históricas que viven las mujeres” además del efecto diferencial del conflicto armado en la vida de campesinas, indígenas, afrodescendientes, mujeres en situación de discapacidad y la población LGBTI”.

María Alejandra Cárdenas, Directora Legal para América Latina de Women's Link Worldwide, una de las organizaciones presentes en la reunión, dijo que “el Acuerdo supone un importante paso al reconocer que los crímenes contra las mujeres son graves y no pueden quedar en la impunidad y al afirmar que no se pueden rebajar los derechos ya reconocidos en el Acuerdo de Paz”.

Por parte de la comunidad LGBTI, la Representante a la Cámara Angélica Lozano indicó que “la naturaleza de los derechos civiles, políticos y de familia de los homosexuales de Colombia no están en negociación en ninguna parte y que no deben ser ni recortados ni mencionados en los Acuerdos”.

De esta manera, los temas que no están directamente relacionados con el origen y desarrollo del conflicto armado tales como la definición de familia, matrimonio y adopción por parte de parejas del mismo sexo, no deberán ser abarcados por el acuerdo al que lleguen Gobierno y Farc. Así, se liberan ciertas tensiones frente a la llamada “ideología de género”, motivo por el cual un alto porcentaje de la sociedad no aceptó lo consignado en La Habana.

La delegación de paz de las Farc concluyó que los ajustes al acuerdo no pueden llevar a un retroceso en esta materia.

Tomado de confidencialcolombia.com





• En el último año, el MinAgricultura ha logrado aumentar la meta que se había propuesto de otorgar mínimo el 30 % de la inversión en el agro a la mujer, se logró entregarles entre el 35 y e 49 por ciento en varios programas.

• El apoyo, para el primer caso, ha sido en temas de proyectos productivos y en el segundo porcentaje, para vivienda rural.


mujer ruralLos buenos resultados que registra el campo en abastecimiento y bajos precios de productos agropecuarios, el aumento de áreas sembradas y producción, la consolidación como generador de empleo y el aporte que hace a la economía nacional, fueron posibles gracias al trabajo de la mujer en la ruralidad, señaló el Ministro de Agricultura y Desarrollo Rural, Aurelio Iragorri Valencia, al felicitar y agradecer a las millones de campesinas en el Día Internacional de la Mujer Rural.

El funcionario, indicó que con la directriz del Presidente, Juan Manuel Santos, desde su llegada a la cartera se implementó una política para que mínimo el 30% de las ejecuciones y los recursos llegaran a manos de las mujeres en el campo: “Porque si hay una deuda con el campo, multiplicada por dos, es con la mujer rural”, agregó, al tiempo que explicó que en ese sentido se dirigieron los esfuerzos, “era claro que teníamos que empezar a pagar esa deuda”.

Es por ello, que el MinAgricultura ha contribuido a mejorar como nunca antes el acceso de la mujer a los instrumentos de financiamiento agropecuarios, a la independencia económica con la adjudicación de proyectos productivos, asistencia técnica para la sostenibilidad de sus iniciativas, a la escrituración de vivienda rural para reducir en un buen porcentaje el maltrato intrafamiliar y hacer a un lado el temor de quedar sin nada, entre otros beneficios.

“Si bien, el 30 por ciento de la adjudicación de vivienda nueva va para la mujer rural, logramos gestionar esfuerzos para que hoy el 49% de las viviendas se estén titulando a nombre de ellas. No podemos permitir que el 75% de las mujeres rurales sigan sufriendo de maltrato, por eso mi objetivo es ayudarlas a empoderar a través de Colombia Siembra”, precisó el Ministro Iragorri.

Por otra parte, el jefe de la cartera rural resaltó que Colombia Siembra, el exitoso Plan para el sector agropecuario, el cual ya arrojó un histórico resultado de aumento de 185 mil nuevas hectáreas sembradas el pasado semestre, ha puesto especial énfasis en el tema de equidad de género.

En temas de proyectos productivos e iniciativas de inversión, en el último año, 30.429 mujeres campesinas resultaron beneficiadas con una inversión de 148 mil millones de pesos, en 29 departamentos. Con estos resultados, no solo se han cumplido las proyecciones con Colombia Siembra, sino que se han superado en favor del respeto a los derechos de esta población.

El Ministro ha manifestado su preocupación por el rezago de la mujer frente al hombre, al citar las cifras del Censo Nacional Agropecuario en las cuales menciona que el género femenino solo representa un tercio de los productores y toman las decisiones en 24% de los predios. Además, tiene menor acceso a maquinaria (12,9%), asistencia técnica (8,5%) y financiación (8,5%) comparada con las ayudas a los hombres. También presenta índices más altos en analfabetismo y educación.

“Nuestro compromiso es dotar de vivienda, educación, salud, agua potable, créditos y asistencia técnica a millones de mujeres rurales”, dijo el Ministro.


image content 27294332 20161102145019

En medio de la tormenta que vivió Van Camp’s durante octubre con el hallazgo de dos lotes de atún con alta dosis de mercurio que hizo el Instituto Nacional de Vigilancia de Medicamentos y Alimentos (Invima), la compañía anunció que está trabajando de la mano del Ministerio de Salud para discutir el umbral de un miligramo de mercurio sobre kilogramo de atún que debe tener el producto.

“Las normas colombianas son restrictivas respecto a las normas internacionales como las de la FDA de Estados Unidos y las de la Unión Europea. Con el Ministerio de Salud ya estamos trabajando en esto. Es un tema de sentarse a homologar las normas internacionales para que no se conviertan en barreras comerciales”, dijo María Emilia Paz, gerente técnica de Van Camp’s, quien dijo que el sector atunero apoya la iniciativa de querer modificar la norma local.

Paz dejó el interrogante abierto sobre por qué Van Camp’s es la única marca involucrada en las alertas del Invima. “Si esto es una cantidad mercurio natural en toda la materia prima, donde todos pescamos dentro de la misma zona del Pacífico Oriental en aguas internacionales, nuestra preocupación es por qué únicamente se ha mencionado a atún Van Camp’s (...) el pánico y la alarma que se han creado no tiene fundamento”, puntualizó la gerente técnica de Van Camp’s.

Ante esta afirmación, Javier Guzmán, director del Invima, expresó que si bien “ las dos últimas alertas de contaminación son de Van Camp’s, eso no significa que sean los únicos implicados. Hay una alerta sobre Gralco (dueña de la marca Alamar), quienes comercializan para Carulla. Las últimas medidas que tomamos no son solamente para ellos, sino para toda la industria atunera”. Guzmán agregó que “el límite impuesto en Colombia sigue estándares internacionales, tanto para pescado crudo como enlatado, en otros países es para alguno de los dos”.

Paz también habló de un “miedo hipotético” fundado por el Invima sobre las consecuencias del mercurio en el cuerpo humano y en especial en el consumo, ya que según ella Colombia tiene uno de los índices de consumo de atún más bajos de la región. “El mercurio se elimina al término de 40 o 70 días del cuerpo humano. No hay ningún riesgo para los consumidores”, explicó la gerente.

Guzmán replicó que “la tasa de eliminación de mercurio es muy baja y muy lenta. El consumo permanente lleva a acumulación y esto tiene efectos sobre la salud. Las poblaciones en riesgo como mujeres embarazadas o niños lactantes pueden tener daños sobre el sistema nervioso y el cerebro. Además, no podemos hablar de que el mercurio es un elemento natural y que por ser natural no es tóxico y no tenemos que ponerle cuidado”. El director del Invima también criticó el argumento de la misma zona de pesca para toda la industria. “Es como usar la misma materia prima en el mismo sitio, pero en el procesamiento existen diferencias”.

Por otro lado, la gerente dijo que en los últimos meses compraron equipos similares a los del Invima para medir el contenido de mercurio en el atún y añadió que las alertas de mercurio sí han causado un impacto sobre la ventas de la compañía.

El director del Invima, Javier Guzmán, expresó que la misma marca Van Camp’s había sido reportada por la Unión Europea en dos muestreos no conformes de atún en 2007 (1,64 mg/kg) y en 2011 (2,3 mg/kg). Durante la rueda de prensa de Van Camp’s, la gerente técnica de la compañía, María Emilia Paz, aseguró que lo que había sucedido, con la alerta de exceso de mercurio en los lotes hallados por el Invima durante octubre, era una situación “inédita”, que nunca había sucedido en los 60 años de existencia de la empresa atunera, líder del mercado colombiano.

Tomado de elcolombiano.com




Pasado y presente de la negociación que comienza en Quito el próximo 3 de noviembre.

negociacion eln
El 3 de noviembre, en Quito, se instalará una mesa de negociación de paz que el país lleva esperando hace meses: la del gobierno de Juan Manuel Santos con el Ejército de Liberación Nacional (Eln).

Previa liberación de al menos dos secuestrados –entre ellos el excongresista Odín Sánchez– que están en manos de esa guerrilla,arrancará oficialmente una negociación que podría poner fuera del ajedrez de la guerra a unos 2.000 hombres y mujeres (entre combatientes y milicianos). En los últimos cuatro años, cuando la negociación de paz con las Farc llevó a la firma del Acuerdo Final, que ahora está en el limbo por el triunfo del ‘No’, el Eln se ha convertido en el actor armado ilegal más activo en el país.

Hace un año, al día siguiente de las elecciones regionales, el Eln asesinó en límites entre Arauca y Boyacá a 11 militares y un policía que regresaban de cuidar los comicios en la sierra nevada del Cocuy. Y en todos los meses posteriores no han dejado de acosar a la Fuerza Pública ni de recurrir a secuestros y extorsiones en contra de la población civil.

Tampoco cejaron en el uso de su arma más recurrente: atacar oleoductos. El año pasado lo hicieron 18 veces, y este año la cuenta va en nueve. El Eln ha atacado 1.317 veces el oleoducto Caño Limón-Coveñas, lo que ha arrojado a selvas, ríos y cañadas 151 millones de barriles de petróleo.
Pero con las Farc ya montadas en el tren de la paz, el Eln está más presionado que nunca. El camino de enfrentarse en solitario a toda la capacidad de fuego del Estado (que tradicionalmente se ha concentrado más en las Farc) no parece tener mucho futuro.

No obstante, la guerrilla de ‘Gabino’ enfrenta el reto de romper el escepticismo de un país que en los últimos quince años ha visto varias veces a los ‘elenos’ dejar servida la mesa de la paz.

Diferencias en el proceso con el Eln
La negociación con el Eln será más rápida que con las Farc, entre otras razones porque al gobierno de Santos le quedan apenas dos años de mandato. Con las Farc ya van casi 6 años de diálogo.

El proceso con el Eln tendrá que tomar algunos de los puntos del acuerdo logrado con las Farc.

“No veo qué puede negociar el Eln diferente a lo que ya negociaron las Farc”, aseguró Jorge Restrepo, director del Centro de Recursos para el Análisis del Conflicto (Cerac).

Por razones de tiempo y circunstancias, es casi seguro que el proceso con el Eln no será sometido a refrendación. De eso ya se habla en el Gobierno.

¿Cuál es la agenda?
Gobierno y Eln ya definieron una agenda de negociación de seis puntos: participación de la sociedad civil, ‘democracia para la paz’, ‘transformaciones para la paz’, ‘víctimas’, ‘fin del conflicto’ e implementación.

Se definió priorizar “gestos y dinámicas humanitarias” para que las regiones golpeadas por el conflicto sientan cuanto antes el beneficio de los diálogos.

Alejo Vargas, catedrático de la Universidad Nacional y quien en anteriores oportunidades ha trabajado en la paz con el Eln, dice que hay puntos del acuerdo con las Farc que sin duda deberían retormarse como base para la negociación con el Eln, como los que tienen que ver con víctimas, justicia y con el fin de la guerra.

(Consulte aquí el documento completo con la agenda del proceso)

¿Qué se negociará?
Jorge Restrepo, director del Centro de Recursos para el Análisis de Conflictos (Cerac), advierte que el Eln se decidió tarde por apostarle a la paz y, en ese sentido, se tendrá que acomodar a la realidad del acuerdo con las Farc. “Salvo algún tipo de discusión sobre consultas y participación de comunidades en proyectos de desarrollo, es poco lo que esa guerrilla puede pretender discutir que sea diferente a la agenda ya definida en La Habana”, asegura.

En ese sentido, dice Restrepo, la renegociación del acuerdo con las Farc en temas como justicia y participación en política definirá la esencia del modelo que, inexorablemente, se aplicará también con los ‘elenos’.

¿Qué ha pasado con los intentos de paz anteriores?
Como las Farc, el Eln completa 52 años de guerra. El primer intento de paz con esa guerrilla se dio en el gobierno de Belisario Betancur, que logró que algunos de los frentes se adhirieran al cese del fuego que ya se había acordado con las Farc en 1983. También hubo acercamientos en el gobierno Gaviria, en Tlaxcala y Caracas, y luego intentos de humanizar la guerra a través de reuniones con la sociedad civil como la de Maguncia (Alemania).Uno de los compromisos, por ejemplo, fue la renuncia al secuestro de civiles. Todos terminaron en letra muerta.

En el gobierno de Andrés Pastrana se anunció el inicio oficial de diálogos en el sur de Bolívar, con despeje incluido, pero la oposición de las comunidades presionadas por los grupos paramilitares llevó al traste ese esfuerzo pocos meses antes de que las negociaciones de Pastrana con las Farc en el Caguán también terminaran en fracaso.

Y en los gobiernos de Álvaro Uribe hubo un intenso contacto con el Eln que llevó a la salida temporal de ‘Felipe Torres’ y ‘Francisco Galán’ de prisión para servir como gestores de paz. Primero en Cuba y luego en Caracas, se llegó a un escenario de prenegociación que, de nuevo, no terminó en nada. En ese momento se denunció que las Farc estaban torpedeando los contactos.

Históricamente, el carácter federado del Eln ha sido un obstáculo para lograr el arranque de las negociaciones.

¿Por qué es clave que los ‘elenos’ también lleguen a un acuerdo?
Esta semana, al anunciar el arranque formal del proceso con el Eln, el presidente Juan Manuel Santos habló de la posibilidad de que el país tenga “una paz completa”. Esto porque aunque desde mediados de los 90 la fuerza de guerra del Eln viene en franca caída –sobre todo por la arremetida paramilitar que lo sacó a sangre y fuego de zonas históricas como el sur de Bolívar, el Magdalena Medio y el Catatumbo–, esa guerrilla conserva capacidad de daño, especialmente en departamentos como Arauca, Cauca y Nariño.

El coronel (r) John Marulanda, experto en temas de seguridad, advierte que un riesgo en el proceso es que mientras en la negociación con las Farc había una clara unidad de mando, en el Eln esto es mucho más discutible: “El Comando Central (Coce) enfrenta el poder de ‘Pablito’, jefe de Arauca que maneja el 70 por ciento de hombres en armas y la parte económica”.

Al respecto hay señales positivas porque los tres secuestrados liberados de las últimas semanas estaban en manos de la gente de ‘Pablito’, que está establecido en Venezuela desde hace varios años, como el resto de los comandantes ‘elenos’.

Si al final el Eln le camina a la paz, dicen los analistas, se reducirá el riesgo de rebrotes violentos en las zonas de las que saldrían las Farc si la renegociación llega a buen puerto. Las alarmas están puestas sobre Cauca, Nariño, el bajo Cauca y el Catatumbo.

Tomado de eltiempo.com

Página 5 de 47

© 2014 Enlace Regional. Todos los Derechos Reservados.
Powered by: