La Registraduría presentó este jueves la tarjeta electoral con la pregunta formulada por el Presidente de la República para el plebiscito por la paz.

targeto para el plebisito 1
¿Apoya usted el Acuerdo Final para la terminación del conflicto y la construcción de una paz estable y duradera? y con las dos únicas opciones Sí y No.

Con el plebiscito, los colombianos podrán manifestar su respaldo o rechazo a los acuerdos de paz que alcanzaron el Gobierno Nacional con la guerrilla de las Farc.

El registrador Juan Carlos Galindo Vácha anunció que se imprimirán cerca de 35 millones de tarjetas electorales para el próximo 2 de octubre.

Agregó que hay un nuevo sistema para el voto de invidentes que les permite mayor autonomía. “Vamos a imprimir 15.000 plantillas para la votación de personas invidentes. El voto para personas invidentes se realizará con plantilla en lenguaje Braille”, informó Galindo.

Esas plantillas cubrirán los tarjetones originales y tienen la pregunta en braile para las cerca de 1.200.000 personas que tienen esta discapacidad o baja visión en el país.

targeto para el plebisito 2
Según el Registrador esta plantilla permitirá la reducción de costos, pues para esta población en procesos electorales anteriores se gastaba cerca de 275 millones de pesos y ahora se gastará 75 millones.
Estos elementos se distribuirán en cajas electorales con todos los elementos necesarios para el proceso en la última semana antes del 2 de octubre por todos los medios de transporte del país.

Según la sentencia de la Corte Constitucional “se entenderá que la ciudadanía aprueba este plebiscito en caso de que la votación por el sí obtenga una cantidad de votos mayor al 13% del censo electoral vigente y supere los votos depositados por el no”.

En una jornada donde votarán también los colombianos residentes en el exterior a través de los consulados.

Tomado de elcolombiano.com

FARC

Comunicado Conjunto No 96 | La Habana, Cuba. El Gobierno Nacional y las FARC-EP comunican a la opinión pública que el próximo 10 de septiembre se iniciará el proceso de salida de campamentos de las FARC-EP de los menores de edad que se encuentren en estos, todo ello en desarrollo del acuerdo adoptado en la Mesa de Conversaciones el pasado día 15 de mayo de 2016.

La recepción de los menores de edad se efectuará por el Fondo de Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF), que trasladará a los menores a los centros de acogida temporal en los que residirán hasta que las instituciones competentes decidan los lugares en los que se procederá a realizar el proceso de reincorporación e inclusión social.

Todas las fases de este proceso se realizarán con estricta observancia del interés superior del niño, niña y adolescente.



El Vicepresidente de la República, Germán Vargas Lleras, dio a conocer que este programa de vivienda del Gobierno Santos fue reformado por el Confis y ahora ofrece subsidios más altos y cubre viviendas de interés social (VIS) y prioritario (VIP).

mi casa ya
22 de agosto de 2016.  Ante la importancia de mantener la política de vivienda como un pilar para el desarrollo social y económico del país, el Vicepresidente de la República, Germán Vargas Lleras, dio a conocer que el Gobierno Nacional modificó el programa de vivienda ‘Mi Casa Ya - Cuota Inicial’, para que los hogares con ingresos mensuales menores a 2 salarios mínimos puedan adquirir casa propia en mejores condiciones y con mayores facilidades.

“Esta es una gran noticia para todos los colombianos, pues este programa que beneficiaba solo a aquellos segmentos de la población con ingresos entre 2 y 4 salarios mínimos, fue extendido para que familias con ingresos menores a 2 salarios también puedan acceder a los subsidios que ofrece Mi Casa Ya - Cuota Inicial”, informó el Vicepresidente Vargas Lleras, quien añadió que el Consejo Superior de Política Fiscal (Confis), que sesionó la semana pasada, dio su aval con el cual quedan garantizados los recursos para ejecutar de manera integral dicho programa.

La reforma de ‘Mi Casa Ya - Cuota Inicial’ también incluye la ampliación del rango del valor de la vivienda, que ahora puede ser tanto de interés prioritario (VIP) cuyo valor alcanza los 70 SMMLV ($48.261.780) o de interés social (VIS) que llega a los 135 SMMLV ($93.076.290).

Igualmente, los subsidios que otorga el Gobierno Nacional fueron incrementados: los hogares con ingresos menores a 2 salarios mínimos contarán con $20.683.620 (30 SMMLV) para el pago de la cuota inicial y un subsidio a la tasa de interés de 5 puntos porcentuales en el crédito hipotecario. Por su parte, las personas que demuestren ingresos de 2 a 4 salarios mínimos tendrán una ayuda de $13.789.080 (20 SMMLV) más el subsidio a la tasa de interés de 4 puntos porcentuales.

“Estos ajustes son bastante generosos, antes el programa ‘Mi Casa Ya - Cuota Inicial’ no incluía vivienda de interés prioritario y los subsidios no superaban los $13 millones. De esta manera, los hogares podrán acceder más fácilmente a un crédito de vivienda, con menores niveles de endeudamiento y reducción de la cuota hipotecaria mensual en cerca de un 35%”, afirmó el Vicepresidente Germán Vargas Lleras.

Según estimaciones del Gobierno Nacional, la modificación de este programa movilizará inversiones cercanas a los $3,8 billones en la construcción de Vivienda de Interés Social (VIS) y Prioritaria (VIP), lo cual impactará positivamente la generación de empleo y el crecimiento del sector en 1,4%.

“Invitamos a los hogares colombianos interesados en comprar vivienda propia a que aprovechen estos subsidios del Gobierno Nacional y a que visiten los 600 proyectos que hay disponibles por todo el país, con oferta de más 32.000 viviendas. De esta manera, continuamos demostrando nuestro compromiso para que más familias, de todos los estratos socioeconómicos, dejen de pagar arriendo y aseguren su vivienda propia”, manifestó Vargas Lleras.

De otro lado, el Vicepresidente de la República hizo un llamado al Gobernador de Cundinamarca, y a los alcaldes de los municipios aledaños a Bogotá, lo mismo que a los de Antioquia y Santander, para que faciliten y agilicen la expedición de licencias para la construcción de nuevos proyectos de vivienda, puesto que entre enero y junio de 2016 se vio una significativa caída del 18% en las estadísticas de área licenciada en estas tres zonas del país.

“Necesitamos la colaboración de alcaldes y gobernadores para que los programas de vivienda del Gobierno Nacional puedan llegar a todas las regiones. La construcción de vivienda no solo les permite a las familias mejorar su calidad de vida, sino que fomenta la creación de nuevos puestos de trabajo, impulsa las actividades comerciales y el crecimiento económico. Bloquear, retrasar o dificultar el desarrollo de nuevos proyectos desestimula la inversión privada y niega oportunidades a sus habitantes”, puntualizó el Vicepresidente de la República, Germán Vargas Lleras.



inscripcion cedulas25-08-2016. Una de las preguntas más recurrentes de las organizaciones ciudadanas en las últimas semanas ha sido si existirá la posibilidad de inscribir la cédula para la votación del plebiscito refrendatorio de los acuerdos de La Habana.

Luego de que la Corte Constitucional avaló el proyecto de ley que permite convocar a los colombianos para que se pronuncien sobre el acuerdo final con las Farc, la Registraduría confirmó que esa posibilidad no existirá para esa jornada electoral.

La razón es el artículo 49 de la Ley 1475 de 2011, la cual reglamentó la reforma política. En esa norma dice expresamente que una nueva inscripción del documento solamente puede abrirse con un año de antelación a la votación. 

Las inscripciones de cédulas se hacen mayoritariamente para cambiar el lugar de votación del sufragante, el cual generalmente es el sitio de expedición del documento.

Muchas personas, ya sea por razones laborales o de estudio, cambian de lugar de residencia y lo que hacen es inscribir su cédula en su nuevo sitio de vivienda para poder votar en las elecciones.

Sin embargo, el artículo 49 de la Ley 1475 de 2011 indica que el registro del documento en un lugar diferente al de su expedición deberá hacerse “dentro del año anterior al respectivo proceso electoral” y que esta opción se cerrará “dos meses antes” de la misma.

En este caso los tiempos no permiten que se cumpla con este paso ya que la convocatoria para votar el plebiscito refrendatorio está prevista, según lo han dicho algunos funcionarios del Gobierno, para el mes de septiembre u octubre. 

La posibilidad de que se abriera un periodo de inscripción de cédulas para votar el plebiscito fue una de las propuestas que hicieron algunos partidos políticos y organizaciones de ciudadanos en la audiencia que realizó el Consejo Nacional Electoral (CNE) hace algunos días, pero, al menos según la ley, esta opción está descartada.

Tomado de eltiempo.com





mesa interetnica

16-08-2016. La medición se ha demorado por el trámite que se le ha dado a la consulta previa con comunidades afro, con quienes el Gobierno ha tenido primero que acordar un espacio de concertación.

Los países deberían renovar sus censos de población cada 10 años, según las recomendaciones internacionales. Tener cifras actualizadas es fundamental para la formulación de las políticas públicas, pero Colombia, con un posconflicto al parecer a la vuelta de la esquina, va un año tarde en esa tarea. Con la elaboración de un censo agropecuario, en 2014, cumplió 45 años después.

La Mesa Interétnica Censal, que reúne organizaciones representantes de comunidades afro e indígenas y a instituciones académicas, como lo ha reportado El Espectador, ha advertido la urgencia de una nueva medición y lo sensible que podría ser no realizarla pronto. De acuerdo con la Mesa, las personas afro en Colombia pueden superar el 20% del total de la población, casi el doble de lo que dice el censo de 2005 (Lea: “Consulta y recursos demoran el censo poblacional”).

Este martes, el llamado hizo eco en el diario El País, de España. “El Gobierno colombiano se ha pasado los últimos 10 años parcheando las estadísticas con la ayuda de una encuesta agropecuaria y cruzando datos de diversas administraciones públicas para “minimizar el efecto” que el tiempo ejerce sobre las proyecciones, explican desde el organismo de estadísticas”, escribió la corresponsal Ana Marcos en el artículo titulado “Las consecuencias de no renovar el censo durante más de una década en Colombia”.

La medición estadística se ha demorado por el trámite que se le ha dado a la consulta previa con las comunidades afro, con quienes el Gobierno ha tenido primero que acordar un espacio de diálogo y concertación. Asimismo, los recursos para llevar a cabo todo el operativo censal, que se calcula que puede costar alrededor de $300.000 millones, no se han dispuesto.

Un censo de población no sólo es diciente de qué tanto ha crecido o disminuido el número de habitantes de un país. Permite saber las condiciones de calidad de vida de las personas, es decir, qué hace falta y hacia dónde deben ir las políticas públicas. También puede dar cuenta de las formas como las personas se reconocen (blancos, mestizos, indígenas, entre otros) y, hurgando en las cifras, es posible incluso plantearse preguntas sobre qué tan incluyente es un país, si el racismo prevalece o si el nivel de vida puede estar determinado por aspectos como el color de la piel.

El asunto no es de poca monta, teniendo en cuenta que la población afro e indígena compone gran parte del total de colombianos que ha sido víctima del conflicto armado. Con eso en mente, saber los números y algunas de las características de estos grupos poblaciones será vital para la formulación de políticas.

Tomado del espectador.com








Página 6 de 45

© 2014 Enlace Regional. Todos los Derechos Reservados.
Powered by: