deforestacion
El país perdió 178.597 hectáreas de bosque en 2016, de acuerdo con el Ideam y MinAmbiente.


Producto de la extensión progresiva de los cultivos ilícitos, la ganadería extensiva, la conversión de los bosques a pastos, la construcción de infraestructura vial, los incendios forestales y la extracción ilegal de minerales, Colombia perdió el año pasado 178.597 hectáreas de bosque, un 44 por ciento más de lo registrado en 2015, cuando la cifra llegó a 124.035 hectáreas.

El estudio, realizado por el Sistema de Monitoreo de Bosques y Carbono del Instituto de Hidrología, Meteorología y Estudios Ambientales (Ideam), junto al Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible, llamó la atención sobre el estado de salud forestal del país, donde 732 municipios registraron al menos una hectárea arrasada.

La Amazonia continúa siendo la región con la mayor superficie deforestada del país, con 39 por ciento de la superficie total de bosque arrasada en 2016. La región Andina perdió 45.606 ha (equivalente al 24 por ciento del total nacional), el Pacífico perdió 29.009 ha (equivalente al 16 por ciento), el Caribe perdió 24.500 ha (equivalente al 14 por ciento) y la Orinoquia perdió 9.398 ha (equivalente al 5 por ciento).

En la jurisdicción de 23 municipios se concentra el 60 por ciento de la deforestación nacional, siendo San Vicente del Caguán, Riosucio, Cartagena del Chairá, Unguía, Uribe, Tibú y San José del Guaviare los más deforestados. Por su parte, el Caquetá (26.544 ha), Chocó (24.025 ha), Meta (22.925 ha), Antioquia (20.494 ha) y Norte de Santander (14.764) fueron los departamentos más impactados.

Según el director del Ideam, Ómar Franco, este aumento significativo de la deforestación tiene que ver con "la flexibilización de las reglas de aprovechamiento forestal, el aumento de la accesibilidad a zonas apartadas, la llegada de actores ilegales, y la tenencia y sustitución de cultivos de uso ilícito"

Tomado de elespectador.com




aves estincion
Una investigación del Instituto Humboldt y la U. Javeriana revela que el deterioro de los hábitats amenaza la supervivencia de estos animales. Especialmente, en regiones como el Tapón del Darién y la Sierra Nevada de Santa Marta.

El volumen II del Libro Rojo de Aves de Colombia, una publicación del Instituto Humboldt y la Universidad Javeriana, muestra nuevas cifras sobre el estado de estos animales en el país. Aves acuáticas, marinas, de ecosistemas secos, insulares, sistemas montañosos y bosques húmedos, hacen parte del estudio.

Dentro de un listado de 72 especies amenazadas, dos están probablemente extintas, nueve afrontan peligro crítico de extinción, 30 están en riesgo y 31 en grado de vulnerabilidad. Según el estudio, las regiones con mayor concentración de aves amenazadas en Colombia se encuentran en el Tapón del Darién y la Sierra Nevada de Santa Marta.

Una de las principales causas de riesgo para estas especies es la mano humana. Los asentamientos, el ecoturismo, la deforestación, la cacería, los cultivos ilícitos, la minería ilegal y la transformación de humedales, son algunas de ellas.

El libro, además de revelar cifras sobre el deterioro de los hábitats, hace un llamado a las autoridades ambientales para la conservación de los ecosistemas. Pues, con respecto al primer libro publicado en 2002, 15 especies de aves entraron por primera vez en condiciones de amenaza, 25 permanecen en riesgo, ocho empeoraron, 19 mejoraron y cuatro pasaron de estar en bajo riesgo a casi amenazada.

Por ejemplo, el zambullidor cira se encuentra extinto hace algunos años. Según un comunicado del Instituto Humboldt, esta especie fue vista por última vez hacia finales de los años ochenta en aguas del lago Sochagota en Paipa, Boyacá.

“El drenaje de humedales, la contaminación, erosión y deterioro de la calidad del agua en las lagunas donde habitó serían causantes de su desaparición”, puntualiza el comunicado.

Un caso similar es el de los colibríes heliangelus de Bogotá y el zamarrito gorjiturquesa: ambos están en peligro de extinción. Esa especie de colibríes, particularmente, tienen una población reducida en la cordillera Oriental, como en Choachí, Villa de Leyva, los cañones de Chicamocha y el Suárez.

A partir de los datos recopilados, el libro destaca la enorme responsabilidad que las autoridades ambientales tienen para la protección de las especies. “Sugiere a Parques Nacionales Naturales establecer un gran parque nacional que proteja el conjunto de los sistemas montañosos del Darién, o bien decrete parques nacionales para cada una de estas montañas”, señala el comunicado.

Tomado del espectador.com


curules de pazLa Comisión Primera del Senado aprobó, en el primero de sus cuatro debates, la reforma constitucional que crea de manera extraordinaria 16 circunscripciones electorales de paz en la Cámara de Representantes para los periodos 2018-2022 y 2022 - 2016.

La reforma, que hace parte del Acuerdo con las Farc y que se está implementando con el mecanismo del fast track, prohíbe a los partidos tradicionales y al que sea creado luego de la desmovilización de las Farc, se presenten a estos comicios.

Pero fue este asunto el que más dividió a la Comisión Primera, por considerar que se estaba violando el libre derecho a elegir y ser elegido. En tal sentido se pronunció la senadora liberal Viviane Morales, quien sostuvo que “los partidos están dispuestos a dejarse sacar de dónde las armas los sacaron, ahora no pueden entrar por una reforma. Las Farc sí estarán con su gente en esas circunscripciones, los partidos estarán proscritos, votar eso es decir que somos ilegítimos, nos autodeclaramos ilegítimos”.

En igual sentido se pronunció la senadora del Centro Democrático, Paloma Valencia, quien consideró que esta reforma “atenta contra las libertades democráticas”.

Para la congresista Claudia López de la Alianza Verde, quien defendió el proyecto y consideró que la misma sólo beneficia a los campesinos y desplazados de regiones en donde por años los partidos no quisieron llegar.

El alto comisionado de paz, Sergio Jaramillo, resaltó que hoy los alcaldes, en donde estarán esas regiones electorales, están yendo a las zonas donde no habían ido nunca, esto porque ya hay condiciones de seguridad adecuadas.

Tomado de http://www.elcolombiano.com

IMAGEN 16674724 2
A partir de mañana todas las registradurías del país habilitarán un nuevo periodo de inscripción de cédulas, que se extenderá hasta el 18 de enero del próximo año, dos meses antes de las elecciones para elegir el Congreso.

La Registraduría recordó que deben inscribir la cédula quienes hayan cambiado de lugar de residencia o domicilio, o quienes nunca hubieren votado y su cédula fue expedida antes de 1988.

Los jóvenes que hagan el trámite de cedulación hasta el 11 de noviembre de 2017, no deben inscribir la cédula pues al recibirla ingresan automáticamente al censo electoral. Solo la deben inscribir el documento si cambian de domicilio.

El es servicio es gratuito y se debe hacer de manera personal, previa presentación del documento de identidad.

“Este procedimiento se llevará a cabo en todas las sedes de la Registraduría: especiales, municipales y auxiliares en todo el país. En el exterior los colombianos podrán acudir a cualquier oficina consular, de acuerdo con el horario establecido para cada sede”, afirmó el registrador nacional, Juan Carlos Galindo.

Calendario para el Congreso
La inscripción de candidatos al Congreso será entre el 11 de noviembre y el 11 de diciembre, aunque cada partido político iniciará en los próximos meses sus procesos de entrega de avales. Mañana vence el plazo para que los funcionarios que tienen aspiraciones políticas renuncien, so pena de quedar inhabilitados.

Las elecciones para Congreso se realizarán el domingo 11 de marzo de 2018, entre las 8:00 am y las 4:00 pm. El martes 13 de marzo se llevarán a cabo los escrutinios generales. Previamente, desde 5 de marzo se iniciará el periodo de votaciones para los colombianos residentes en el exterior, que se extenderá hasta el 11 de marzo.

Tomado de elcolombiano.com



Página 2 de 45

© 2014 Enlace Regional. Todos los Derechos Reservados.
Powered by: