Economia verde El subprime ambiental large

"Si fue el modelo neoliberal, enraizado en el capitalismo salvaje, el responsable  por la crisis ambiental y la exclusión social, ¿como puede ese mismo modelo el responsable de la solución del problema?"


Ningún problema puede resolverse por el mismo estado de conciencia que lo generó. Es necesario ir más lejos. Yo pienso 99 veces y nada descubro. Dejo de pensar, zambulló en un gran silencio y la verdad me es revelada. (Albert Einstein)

El sistema financiero internacional está en crisis, enfrenta serios problemas de credibilidad por fraudes y corrupciones denunciadas desde 2008, con el escándalo del subprime, con la quiebra del banco Lehman Brothers, operaciones pirámides, con demisión de ejecutivos de la banca por manipular los cálculos de la Tasa Libor (2012), entres otras especulaciones.

La Cumbre de los Pueblos, movimiento paralelo a la RIO+20, no se ha posicionado contra ese modelo neoliberal exclusivamente por cuestiones ideológicas, sino por hechos comprobados al cansancio y sus consecuencias trágicas contra los pueblos indígenas, pueblos tradicionales, campesinos y vulnerables, y contra la degradación y la devastación ambiental.

Si fue ese modelo neoliberal, enraizado en el capitalismo salvaje, el responsable ese por la crisis ambiental y la exclusión social, ¿como puede ese ese mismo modelo  la solución del problema?

El teórico Roger Babson, en septiembre de 1929, fijó el célebre vaticinio -“más temprano o más tarde vendrá el crash, y podrá ser tremendo”- y ha sido ironizado, desacreditado y asacado por los guardianes de Wall Street. En octubre de 1929, los periódicos destacaron esta noticia: “!Quebró! Una irrefrenable ola de ventas derrumba el precio de las acciones, provoca pánico en la Bolsa de New York y lleva millonarios a la bancarrota. ¿Para dónde va la economía del país más rico del mundo?”

El economista Luiz Gonzaga Belluzzo, en artículo “Geringonças teóricas” (jerigonzas teóricas) (Carta Capital, 2012) analizó: “En los años 1980 y 1990, en la academia y en el debate público, pocos eran los que osaban discordar de las virtudes de la liberalización y de la desreglamentación financiera, presentadas como la forma más eficiente de alocar los recursos. Casi en unísono, los economistas acusaban el fallecimiento de las viejeces y ineficacias de las políticas intervencionistas en los mercados de crédito y de capitales”.

Cuando los apostaderos firman contratos con agentes de valores y de mercancías concuerdan con las cláusulas de los contratos, entre ellas, la de que saben que están negociando en mercados de riesgo. Ni hay como argumentar después que han sido “engañados”, pues los contratos son rigurosamente normalizados para evitar cualquier posibilidad de que los agentes financieros sufran posibles pérdidas.

En los mercados derivativos (derivativos de activos), las operaciones son instantáneas y, en muchos casos, para minimizar los riesgos, necesitan trabajar (comprar y vender contratos) con otros activos. Surgen entonces las complejas jerigonzas financieras.

El mercado de derivativos en Brasil es relativamente nuevo, tiene treinta años, iniciado en 1986 en la Bolsa de Mercancías y Futuro (BM&F). Inicié con el primer ladrillo de la BM&F hasta llegar a los mercados de activos ambientales. Hoy soy extremadamente crítica en lo que se refiere a la financiarización de las economías mundiales desencadenada por los derivativos.

Financiar es parte de una política económica que permite emprender negocios, comprar o producir bienes y servicios, pagando su deuda en largo plazo. Diferente de las economías de los países desarrollados, en este continente latinoamericano y caribeños, nos enfrentamos con altas tasas de interés, considerando que aquí la calculadora suma, disminuye, multiplica, divide y exponencía, es decir, hace cinco operaciones matemáticas. Utilizamos interés compuestos cuando la calculadora de los capitalistas del lado abastado del planeta utiliza cuatro operaciones con tasas lineares (interés simples).

Este es el principio de la “financiarización” –sumase a esa cuenta otros artefactos, como tasas de seguro, análisis de riesgo, consultorías de portafolios, corretaje, emolumentos de las bolsas, contabilidades, impuestos-, y junte a todo eso las tasas de interés con la sopa de letras. A eso todo llaman de “: gestión financiera de la cosa”. De esa forma, el costo del financiamiento es muy caro para sostener toda la industria construida al derredor de la “financiarización”, sin contar con la estructura de suministro de crédito, validación, certificación y consultorías de proyectos ambientales pirotécnicamente complicados.

Por fin, indígenas, pueblos ribereños, quilombolas, pobres y vulnerables no tienen competencia para cuidar de lo que le es peculiar: su medio natural. Quién está preparado para la difícil tarea de hacer la “gestión financiera de la cosa”, con el aparato alrededor de esas nuevas formas de garantizar el aporte de recursos y captaciones para implementar tales políticas públicas ambientales, además de los banqueros y sus indicados consultores e investigadores, manipulados con sus conclusiones por encomienda, son algunas ONGs.

La “financiarización” demuestra la complejidad con que se desarrollan proyectos financieros socio ambientales vehementemente defendidos por la doctrina de la Economía Verde como la única alternativa para salvar la naturaleza de las ganancias humanas. Y por eso también fue duramente criticada por la Cumbre de los Pueblos durante la RIO+20.

Existen informes de especialistas en finanzas internacionales, como el Munden Project, que concluyó que, entre otros factores, los agentes intermediarios son los mayores beneficiarios del mercado de carbono replicado con el REDD (Reducción de Emisiones por Deforestación y Degradación) y sus variables, mucho más que las comunidades a ser atendidas con la protección de la naturaleza. Diversos son los informes del Movimiento Mundial por las Forestas Tropicales (WRM) que, didácticamente esclarecen cómo funciona y porque es controvertido el mercado de carbono en los países del Norte y sus consecuencias para las comunidades locales y los pueblos de las florestas.

La Interpol publicó, en junio de 2013, el “Guide to carbon crime”, una guía de alerta a los inversionistas sobre los fraudes y estelionatos en los mercados emergentes de activos ambientales. Entre los crímenes más frecuentes: manipulación fraudulenta de mediciones para lograr más créditos; venta de créditos que no existen o que pertenecen a otras personas; divulgación de informaciones falsas sobre posibles beneficios ambientales y financieros; fraude fiscal; robo de créditos por la Internet y lavado de dinero.

Hay que considerar también el robo de tierras indígenas como una evolución de la ingeniería del crimen contra los pueblos y el patrimonio ambiental y cultural de la humanidad. El sitio Redd Monitor sigue y registra los hechos más controvertidos que proliferan con la voracidad de ganar dinero fácil por medio de esos mecanismos de finanzas.

Por lo tanto, al rebatir a los críticos del paquete financiero, que llaman de “Pagos por Servicios Ambientales” (PSA), con sus instrumentos económicos correlatos, arguyendo que no saben (los críticos) como las cosas funcional y no entienden de nada versos nada, intentan, en verdad, esconder, como el avestruz que entierra la cabeza, el tamaño del magistral rombo que se prenuncia con el engaño de la Economía Verde.

También hay informes que muestran los resultados infelices de esas polémicas políticas públicas adoptadas por algunos gobiernos, atropellando la etapa anterior a la de legislar, es decir, la de consultar a la sociedad para saber si está de acuerdo o no con la política pública referida. Digo, la legítima consulta pública. No esa práctica que suelen convocar reuniones de última hora y, de preferencia, con la conclusión ya debidamente concertada con algunas ONGs, con los territorios a ser explotados previamente combinados y acertados los valores.

Después, al pueblo desavisado no le resta sino concordar y entonces, ¡cuídese de quien criticar! Este no sabe nada, no entiende nada u no participó de nada. Por otro lado, los conocidos aprovechadores del mercado financiero llaman a la crítica de “inconsistencia conceptual”, confundiendo, propositivamente, una cosa con otra a través de la práctica del asedio conceptual subrepticio. Cuando se apropian de las ideas ajenas, las dejan vacías de su contenido original y la llenan con contenido espurio.

Pero, por favor, seamos honestos: el mercado de carbono se ha sofisticado de tal manera que inspiró, a remolque y en los mismo moldes, la formación de otros mercados, como los de compensación, de reserva legal, de créditos a recibir, de pasivos transformados en activos, entre otras impresionantes creatividades. Cosa complicada hasta para quien conoce en profundidad el mercado de commodities y derivativos. Parece algo muy inteligente, pero no hay que dejarse ilusionar: se trata de una “tapa-huecos” de las perdidas sufridas en otros mercados internacionales. Para intentar contener la burbuja financiera desencadenada por las operaciones de subprime y derivativos, buscan nuevas formas de captación de recursos.

Hay muchas empresas que venden crédito de carbono y compensaciones de áreas de Brasil y de toda América Latina y Caribe en el exterior. El bioma amazónico, en toda su extensión, es el más codiciado por la atracción que ejerce en la mente de los pueblos extranjeros y de potenciales inversionistas de tierras, por sus riquezas forestales, por la biodiversidad, por los minerales, aguas dulce y subterráneas. Hay sospecha de que los millones de hectáreas ofrecidas en el exterior, es probable que algunos estados enteros han sido vendidos, sin exageración, faltando tan solo contabilizar y entregar.

Ese tipo de negocio se llama “venta al descubierto” (short sale). Es cuando se vende en el mercado de commodities y derivativos sin que se tenga el activo para entrega futura. Después se corre para comprar en el mercado spot (al contado) para honrar las operaciones. Cuando eso ocurre, el movimiento es llamado de corner(significa acorralar). El vendedor (short) es obligado a comprar por el precio que está en oferta en el mercado: asimismo, no logra encontrar liquidez para comprar lo que vendió sin que lo tenga para entregar.

Simultáneamente, algunos gobiernos, más preocupados con elecciones que con los riesgos y resultados desastrosos de esos acuerdos, los siguen haciendo con instituciones financieras internacionales y empresas extranjeras. Es así que son producidas una especie de “subprime ambiental: poniendo en un solo paquete las deudas, los crédito tanto los buenos como los malos, transformando pasivos (contaminación, basura química, tóxicos entre otros) en activos ambientales y poniendo la cuenta de los “recibibles” (a recibir) para que paguen las futuras generaciones.

No por acaso la Constitución brasileña se la está desmantelando para viabilizar esa ofensiva sobre las tierras, mientras al mismo tiempo se instalan bases militares de potencias imperialistas en el continente y proliferan conflictos por la posesión de las tierras con confrontaciones y asesinatos de activistas, líderes comunitarios y periodistas de resistencia.

Por esos motivos, investigamos posibles fraudes en publicidad de venta de esos créditos. Actuamos para apurar las denuncias y seguir cobrando rigurosamente del poder público y de los organismos de fiscalización, a pesar de los que rebaten nuestras críticas. Hasta porque ¡no sabemos nada, no entendemos nada y no participamos de nada!

En ese sentido –en el de ganar dinero con el servicio ajeno (la naturaleza), militarizándola y financierizandola, así se produce ese nuevo “subprime ambiental”-, que de hecho son pioneros.

Tomado de ecoportal



idiomas beneficios

Aprender un nuevo idioma no es solo gratificante, sino también es bastante útil en cuanto a oportunidades se refiere.
Hoy en día nos encontramos en una sociedad que se mueve de manera acelerada, todo evoluciona en un abrir y cerrar de ojos, entonces, ¿por qué no evolucionamos nosotros al mismo ritmo?

Si has estado considerando la idea de aprender un segundo idioma, no esperes más y sumérgete en la maravillosa aventura de lo que esto representa. Verás que mientras más aprendas, más seguro te sentirás de ti mismo, y la satisfacción que te abordará será totalmente estimulante para seguir por el camino del aprendizaje.

A continuación te presentaremos los beneficios más importantes de aprender una segunda lengua, ¡presta mucha atención!

1. Piensas de forma más eficiente
Un idioma es un recurso que te permite agrupar ideas por medio de la gramática y clasificar conceptos con el fin de comprenderlos y relacionarlos por medio del vocabulario y el significado. Una persona que domina dos lenguas tiene la capacidad de clasificar y organizar ideas en su mente de manera más eficaz, además de tener un razonamiento lógico más amplio.

2. Mejoras tu memoria
Tener una segunda lengua mejora la capacidad de atención, memorizar, y aprender, ya que esta activa otras regiones del cerebro que los monolingües no utilizan. El hecho de poder hablar dos lenguas te permite asociar un mismo recuerdo e información desde dos diferentes idiomas, lo que significa que una persona bilingüe tiene mejores habilidades para recordar.

3. Mejoras tu atención y concentración
Cuando el nivel de bilingüismo es muy alto, es decir, que ambos idiomas se dominan casi a la perfección, existe un mayor nivel de focalización. Esto da como resultado una mejor atención y concentración en tareas que lo requieran. Además, tienen una mejor capacidad de separar información irrelevante en comparación con una persona monolingüe.

4. Te permite comprender mejor tu lengua materna
Aprender una segunda lengua sin conocer los conceptos básicos de gramática, sintaxis y morfología de tu lengua madre puede ser un verdadero reto. Sin embargo, es el momento perfecto para aprender a conocer y valorar el idioma que diariamente hablas. Te sorprenderá la manera en cómo es posible asociar un mismo concepto de formas muy distintas.

5. Retrasa el deterioro cerebral
Un estudio realizado en la Universidad de Edimburgo por el Dr. Thomas Bak establece que todas aquellas personas que hablen más de un idioma, tienen menos riesgos de desarrollar deterioro cognitivo a medida de que pase el tiempo. Además, el estudio dio como resultado que los bilingües tienen mejores habilidades cognitivas que los monolingües.

No importa la edad que tengas, aprender un idioma puede retrasar el envejecimiento del cerebro.

6. Te abre un mundo de oportunidades laborales
Hoy en día, si en tu currículo dice que dominas un idioma, estarás por encima de aquéllos que no lo hagan. Y no solo eso, sino que tendrás la posibilidad de trabajar en el extranjero y tener una mejor estabilidad económica. Las oportunidades son mucho más amplias y diversas, si quieres tener un futuro más próspero, definitivamente otro idioma te permitirá tenerlo.

7. Te ayuda a socializar
Hablar otro idioma no implica que te vayas a convertir en una persona extrovertida, sin embargo te ayudará a ganar más seguridad y confianza en ti mismo. Además, te dará más oportunidades de conocer personas súper interesantes que puedan compartir contigo sobre sus culturas y sus maneras distintas de percibir el mundo.

8. Incrementa tu creatividad
Gracias a los innumerables beneficios que aprender un idioma tiene sobre el cerebro, como la flexibilidad, una mayor plasticidad, fuerza, mejor capacidad de atención y concentración, no existe duda alguna de que la creatividad se ve positivamente comprometida. Una persona bilingüe busca maneras más creativas de resolver un problema y analiza las cosas desde una perspectiva más amplia.

La mejor edad para comenzar a aprender otros idiomas es cuando somos niños, no obstante es posible lograrlo a cualquier edad mientras se tenga convicción, disciplina y mucha dedicación. Los beneficios que puedes obtener en las distintas áreas de tu vida son verdaderamente maravillosos, entonces, ¿qué estás esperando para comenzar a estudiar una segunda lengua?

Tomado de Gananci.com



SALLos grupos ecologistas y la comunidad científica internacional ya llevan un tiempo advirtiendo sobre las miles de toneladas de plástico que se arrojan a diario al mar y sus posibles consecuencias. Un reciente estudio español, confirma una de ellas: la sal de mesa marina contiene ya microplásticos.

Através del análisis de las sales producidas en costas españolas, los investigadores concluyeron que todas ellas contienen distintas concentraciones de plástico.

Un kilo de sala alberga de 60 a 280 micropartículas de sal, advierten.

La mayoría es PET (Tereftalatos de polietileno), que representa el 83.3 por ciento del total, seguido de PP (polipropileno) con un porcentaje de 6.7 y PE (polietileno) que alcanza el 3.3 por ciento.

Los expertos del Departamento de Ingeniería Química de la Universidad de Alicante analizaron la producción de sal de las costas españolas entre septiembre de 2016 y junio de este año.

Este estudio se suma a uno publicado en 2015, en el que científicos de Shangai, China, encontraron concentraciones mayores de plástico en sal marina.

Por otro lado, el grupo español analizó un estudio de universidades de Malasia que sostenía que la presencia de microplásticos en la sal marina era insignificante.

De acuerdo con los responsables del nuevo documento, los malayos utilizaron filtros que les permitían retener partículas de tamaño superior a 150 micras, situación que redujo de manera considerable el conteo de fragmentos, que miden hasta 30 micras.

Las empresas salineras emplean una técnica antigua para conseguir su producto: embalsan agua de mar en espacios de baja profundidad, el sol y el viento la secan hasta que se cristaliza.

El trabajo sugiere que una persona que respeta el consumo de sal recomendado por la Organización Mundial de la Salud (OMS) de cinco gramos diarios, comería una cantidad teórica de 510 micropartículas.

La cantidad es baja con respecto a las concentraciones de otro productos, asegura el documento. Un mejillón puede contener hasta 178 microfibras de plástico, añade.

Pese a lo anterior, el plástico tarda siglos en degradarse de forma natural y tiene la capacidad de absorber contaminantes del medio ambiente para transferirlos a la cadena alimenticia.

El estudio se publicó en la revista "Scientific reports", del grupo "Nature".

Microplásticos convertidos en Megaproblema

Cada año se tiran al mar alrededor de ocho millones de toneladas de plástico. Una vez en el agua, el plástico se rompe en miles de diminutos fragmentos. Muchos de ellos acabarán siendo consumidos por los animales.

Los microplásticos son resultado de piezas más grandes que acaban desintegrándose por la acción del sol, las olas o porque algunos animales las muerden, como los tiburones, por ejemplo. El viento y la corriente del mar concentran estos desechos que flotan en los llamados giros oceánicos. El océano funciona, explican los expertos, como una licuadora que los sigue dividiendo una y otra vez. Su cantidad podría ser el doble en diez años.

Además, mucho de este plástico, aseguran los investigadores, volverá a tierra tras haber recorrido miles de kilómetros por el mar.

Todo este plástico amenaza a las aves y a los mamíferos marinos. Además, destruye los ecosistemas del océano. En concreto, los científicos estiman que unas 600 especies de animales marinos sufren directamente las consecuencias de la contaminación por plástico de los oceános y que el 90% de las aves marinas tienen trozos de plástico en su estómago.

Ecoportal.net




Huracanes terremotos y llamaradas solares El miércoles pasado el Sol emitió una de las llamaradas más potentes de la última década, llegando a clase X9, de las más intensas en la escala de valoración de fulguraciones solares, al decir de los científicos está 'quemando' el campo magnético de la Tierra.

La comunidad científica vigila atenta la radiación ya que sus efectos podrían incidir en las comunicaciones durante los próximos días, además de producir auroras boreales en latitudes más bajas de lo habitual.

¿Qué son las fulguraciones o llamaradas solares?
Las llamaradas o fulguraciones solares son poderosas ráfagas de radiación que aumentan repentinamente el brillo de una región de la atmósfera del Sol. Esa radiación no puede atravesar la atmósfera de la Tierra y afectar físicamente a los seres humanos, pero cuando es suficientemente potente puede perturbar la capa atmosférica por donde viajan las señales de comunicaciones (las de radio, sobre todo) y GPS.

Las tormentas solares son el resultado de una acumulación de energía magnética en algunos lugares. Estos chorros de materia ionizada se proyectan a gran velocidad en la corona del Sol y más allá, hasta cientos de miles de kilómetros de altitud.

Fenómenos naturales
La serie de fenómenos naturales que estremecieron esta semana a la Tierra ha sido insólita, pero la peor noticia es que aún se esperan otros.

Además de la llamarada solar registrada el miércoles, la más potente de los últimos 12 años, el jueves México fue golpeado por un terremoto de magnitud 8,2, el más fuerte registrado en ese país desde 1985. Decenas de personas resultaron muertas. El movimiento telúrico llevó incluso a declarar alerta de tsunami en una inmensa región: desde las costas mexicanas hasta las de Ecuador, pasando por Guatemala, El Salvador, Honduras, Nicaragua, Costa Rica, Panamá y Colombia.

Muchos científicos están vinculando los terremotos con la intensidad de las llamaradas solares. Algunos ejemplos: el caso del gran Terremoto de Chile en el 2010, hubo tormenta solar previa y el campo gemomagnético estaba alterado hora antes, para el terremoto de Japón del 2011. La lista es larga para el fenómeno. En esta ocasión, y para el caso de México, la historia se repite.

Los estudios de correlaciones entre tormentas solares y terremotos, toman en consideración la resonancia Shuman. Se dice que la carga eléctrica que llega a la Tierra, y que entra por alguno de nuestros polos, se dirige luego a zonas con mayor presencia de rocas ígneas, y hace que el límite de fricción entre ellas disminuya, pues de eleva su temperatura y existe entonces mayor posibilidad de un movimiento telúrico.

Las tormentas solares, debiesen servir de alerta temprana para zonas con historial sísmico. Es claro, que es muy complejo determinar en qué punto geográfico se desencadenará el movimiento, pero al menos, avisando a la población sin crear una alerta, educando e informando, se pueden salvar vidas.

Huracanes
Entretanto, desde principios de esta semana, tres huracanes —Irma, José y Katia— se pasearon por el Caribe provocando muertos, evacuados y graves destrozos. Este sábado y domingo Irma se convirtió en la mayor tormenta tropical del Atlántico e ingresó a territorio continental con vientos que rondaron los 215 kilómetros por hora (categoría 4), según informó el Centro Nacional de Huracanes (NHC) continuando con los graves daños y evacuados.

Inundaciones en India, Bangladesh y Nepal que han dejado 1.200 muertos y millones de desplazados

De junio a fines de septiembre se desarrollan fuertes lluvias a causa del Monzón, pero este año la Cruz Roja comunicó que han sido las peores en décadas. La vocera de esa organización comentó: “se le ha puesto mucha atención a otros desastres en otras partes del mundo en estos momentos y el sureste de Asia ha sido ignorado".

Muchas de las víctimas fueron arrastradas cuando las inundaciones causadas por las lluvias torrenciales del monzón golpearon el estado himalayo de Uttarakhand en junio, destruyendo pueblos y ciudades enteras en esta zona del país que se encontraba llena de turistas al ser temporada alta. Seguir leyendo

Ecoportal.net




Las energias renovables en America Latina large

En el marco del Student Energy Summit 2017, realizado en Mérida, Yucatán, el investigador —quien desde 2005 se ha dedicado al tema del peak oil (agotamiento de petróleo) y las implicaciones para el futuro de la energía y la economía— compartió para la Agencia Informativa Conacyt un panorama de las energías renovables en América Latina.

Luca Ferrari Pedraglio, investigador del Centro de Geociencias de la Universidad Nacional Autónoma de Yucatán (Geociencias UNAM), enfoca su labor en el estudio de la tectónica regional de México y el Caribe, así como en las relaciones entre magmatismo, tectónica y geodinámica con aplicaciones para la exploración geotérmica y para recursos minerales.

En el marco del Student Energy Summit 2017, realizado en Mérida, Yucatán, el investigador —quien desde 2005 se ha dedicado al tema del peak oil (agotamiento de petróleo) y las implicaciones para el futuro de la energía y la economía— compartió para la Agencia Informativa Conacyt un panorama de las energías renovables en América Latina.

“Primero hay que partir de la situación en donde estamos. América Latina en su conjunto todavía depende por tres cuartas partes de los combustibles fósiles, 74 por ciento. México mucho más, 86 por ciento. Argentina y Venezuela aún más. Brasil tiene una mayor producción de energías renovables, depende solo de 56 por ciento de la energía fósil. Pero realmente somos una región que depende fuertemente de estos combustibles: petróleo, gas y carbón”, apuntó.

México como importador neto de energía
De acuerdo con Ferrari Pedraglio, adscrito con nivel III al Sistema Nacional de Investigadores (SNI), aunque México es exportador de petróleo crudo, es prácticamente importador neto de energía desde 2016. “Importamos tanta gasolina, diesel y gas que, si uno hace el balance energético, vemos que estamos importando más energía de la que exportamos”, indicó.

Desde 2004, la producción de petróleo en México ha pasado de 3.4 millones de barriles diarios a alrededor de 2.0 barriles, de acuerdo con los datos de producción de la Comisión Nacional de Hidrocarburos (CNH). Argentina, Chile y Brasil (que produce más petróleo que México) son importadores de petróleo también. “Todas las grandes economías de la región son importadores. La transición a las energías renovables es algo urgente por tanto”, apuntó.

A través de la reforma energética, las políticas gubernamentales intentan repuntar actualmente la producción petrolera y mitigar su declive. “Incluso se está pensando en licitar en algunas áreas del norte del país para la explotación de petróleo y gas no convencional, con la técnica de la fractura hidráulica o fracking”, comentó el investigador.

A pesar de que en Argentina y Brasil también se discute la posibilidad de implementar el fracking, en Estados Unidos se ha encontrado que este representa un recurso de elevados costos y un fuerte impacto ambiental, con beneficios a muy corto plazo. “Es posponer el problema unos cuantos años. Yo creo que debería haber una política mucho más decidida hacia la transición a las renovables, que no la hay en México aún”.

Tomade de ecoticias.com




Página 1 de 50

© 2014 Enlace Regional. Todos los Derechos Reservados.
Powered by: