El presidente Santos señaló que el plan de austeridad, iniciado en diciembre de 2014, buscaba disminuir los gastos del Estado porque "sabían" que la baja en los precios del petróleo "iba a afectar" a la economía.

Santos foro Goldman 026/01/2016. El presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, anunció que su Gobierno continuará en 2016 con su plan de austeridad, por lo que no habrá ampliación de nómina ni reclasificaciones.

"Este año mantendremos los planes de austeridad. No ampliaremos la nómina ni habrá reclasificaciones. Todos los sectores han recortado sus gastos en viáticos, impresos y publicaciones, y queremos que sean los mismos funcionarios los que den ejemplo", indicó Santos al finalizar un Consejo de Ministros.

Según destacó el presidente, "únicamente la congelación de la nómina representó un ahorro de 991.000 millones de pesos (unos 291,5 millones de dólares), que se suman al medio billón de pesos (unos 147 millones de dólares) ahorrados".

En el Ministerio de Cultura, por ejemplo, el ahorro en viáticos fue de un 60 %, en tanto que en la cancillería fue de un 45 %, informó la Presidencia en un comunicado.

Por otro lado, dentro del segmento "impresos y publicaciones", el Ministerio de Minas y Energía redujo el gasto en un 59 % y el Ministerio de Comercio en un 58 %, agregó el texto.

Santos recordó que el plan de austeridad, iniciado en diciembre de 2014, buscaba disminuir los gastos del Estado porque "sabían" que la baja en los precios del petróleo "iba a afectar" a la economía.

"Eso es lo que los mercados internacionales han reconocido, que el Gobierno Nacional ha reaccionado oportunamente y con medidas concretas para ajustarnos a las nuevas realidades", apuntó el presidente.

Durante su intervención, el mandatario presentó los lineamientos de una directiva presidencial para el manejo de las comunicaciones, que busca conseguir las metas de austeridad con la eficiencia en la gestión.

"Dentro de esta política, sólo se autorizarán los planes de comunicaciones, publicaciones, publicidad y eventos que sean prioritarios. No habrá campañas que no sean relevantes, como las de promoción de entidades o aniversarios; no habrá publicaciones de lujo; no habrá eventos suntuarios y no habrá 'merchandising' como gorras y regalos", resumió.

Será la Presidencia la que asuma directamente el estudio y la aprobación de los gastos e inversiones en estas áreas para que cumplan con los parámetros de austeridad, pertinencia y eficiencia, explicó por su parte el comunicado.

EFE


El Gobierno publicó una serie de preguntas y respuestas con el fin de explicar aspectos de lo acordado por el Gobierno y las Farc sobre el mecanismo de verificación del fin del conflicto.

conflicto armado colombia 125/01/2016. El material que se publica a continuación explica aspectos de lo acordado por el Gobierno y las Farc sobre el mecanismo de verificación del fin del conflicto, cuya supervisión fue aceptada este lunes de forma unánime por el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas.

¿Qué acordaron el gobierno y las Farc?
El Gobierno y las Farc acordaron crear un mecanismo tripartita para verificar el cese al fuego bilateral y definitivo y la dejación de armas parte por las Farc. La Comisión estará integrada por el Gobierno, las Farc y un componente internacional.

¿Cuál será el componente internacional de la Comisión de Verificación?
El componente internacional de la Comisión de Verificación estará a cargo del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas y lo integraran observadores de países miembros de la Comunidad de Estados de América Latina y el Caribe (CELAC).

¿Esto quiere decir que la CELAC será la responsable de verificar el cese al fuego y el desarme de las Farc?
El cese al fuego bilateral y el desarme será verificados por las el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas. El Consejo de Seguridad integrará la misión de verificación con observadores de países miembros de la CELAC.

¿Quién definirá cuales países participaran en la Misión de Verificación?
No es una misión integrada por países. Es una misión conformada por personas con las competencias y experiencia que se requiere para monitorear y verificar el cese al fuego bilateral y el desarme de las Farc. Los observadores provendrán de países miembros de la CELAC, excluyendo los que limitan con Colombia.

¿Quién financiará la Misión de Verificación?
La misión será financiada por el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas.

¿En cuáles y cuantos lugares de Colombia se realizará la verificación?
En cuantos lugares se realizará la verificación también será definido por la Comisión Técnica para el Fin del Conflicto de la Mesa de Conversaciones de La Habana.

¿La Misión de Verificación contará con la presencia de cascos azules de las Naciones Unidas?
No. Será una misión política que no está armada. Colombia no llega al Consejo de Seguridad por el capítulo séptimo de la Carta de las Naciones Unidas que es el que establece las misiones armadas de paz y seguridad. La solicitud de verificación se basa en el capítulo sexto de la carta, que hace referencia al arreglo pacífico de controversias.

La conformación de la Misión de Verificación requiere de una votación del Consejo de Seguridad. ¿Colombia cuenta con el respaldo político?

Si. Colombia cuenta con el apoyo del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas. Desde los últimos meses de 2016, el presidente Juan Manuel Santos ha venido gestionando el apoyo de los miembros del Consejo de Seguridad. El Presidente ya habló con los cinco miembros permanentes, quienes respaldan a Colombia en la terminación del conflicto.

¿Por qué el Consejo de Seguridad y no la Asamblea General de las Naciones Unidas?
El Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas es la institución idónea para adelantar la verificación. Es una instancia ágil y efectiva en la toma de decisiones, e garantiza la financiación de la misión y el apoyo de los países más importantes del mundo al fin del conflicto.

¿Cuándo comenzará a operar la misión de verificación?
La comisión comenzará a operar con la firma del Acuerdo Final, que estará acompañada del cese al fuego bilateral y definitivo. El desarme de las Farc comenzará dos meses después de la firma del acuerdo. El gobierno esperar firmar el acuerdo final el 23 de marzo de 2016. 

Lea aquí la resolución de la ONU acerca del proceso de paz en Colombia

Por elespectador.com









farcgob copia09/11/2015. Todo parece indicar que el Gobierno y las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia -FARC- están próximos a conseguir un cese bilateral de hostilidades. Los primeros proponen arrancar el primero de enero de 2016 con verificación internacional mientras la guerrilla señaló que el 16 de diciembre sería una fecha propicia para dar inicio al desmonte mutuo de las acciones militares. Aunque un eventual cese bilateral significa un paso fundamental para el proceso, esta por verse qué resultados arrojan las rondas de negociación.

Posterior al acuerdo sobre justicia restaurativa alcanzado el 23 de septiembre en La Habana, sellado con un apretón de manos entre el presidente Juan Manuel Santos y Timoleón Jiménez, el cese al fuego unilateral decretado por esta guerrilla toma matices de incertidumbre.

El pasado primero de noviembre el Estado Mayor Central de las FARC señaló en un comunicado que “Peligra la tregua unilateral”. Allí dejan clara la preocupación por el incremento de las operaciones militares que recientemente cobraron la vida de 4 guerrilleros y la captura de dos guerrilleras heridas: "Estos actos merman la confianza y sientan un precedente negativo que afecta la confianza y la credibilidad ganada por las partes en la mesa”, afirmaron.

Horas después de reportar los resultados de la operación militar, el presidente Juan Manuel Santos, propuso un "cese del fuego bilateral y verificado internacionalmente a partir del primero de enero" tregua que dependerá de los progresos en el punto de la agenda denominado "fin del conflicto", que incluye el abandono de las armas por parte de las FARC.

Los tiempos de los acuerdos
El negociador del grupo insurgente Luis Antonio Lozada Gallo, conocido como 'Carlos Antonio Lozada', aseguró que para ellos el plazo de los seis meses aún no ha empezado a correr y que en su momento se dará esa discusión sobre este tema en la mesa. Dichas declaraciones contradicen lo afirmado por Santos quien en días anteriores expresó que el 23 de marzo del 2016 las partes firmarían los acuerdos de paz.

“Ese es un debate que se tendrá que analizar en la mesa cuando tratemos de ver en qué momento se cierra definitivamente el tema de justicia, en ese momento se podrá ver a partir de qué día se comienzan a contar los seis meses”, aseveró.

A esta situación se suma la intranquilidad con la que inició el pasado martes la ronda número 43 de los diálogos, reflejada en el descontento del jefe negociador del Gobierno Humberto de la Calle con el documento de justicia logrado por los seis juristas escogidos por el gobierno y las FARC, además de su insistencia para introducir ajustes al mismo. Según fuentes cercanas a la mesa de La Habana, dichas posturas generan nuevamente un aire de desconfianza en la mesa de negociación.

Por su parte, el Frente Amplio por la Paz que aglutina a organizaciones sociales y políticas de Colombia, anunció que algunos delegados viajarán a La Habana para ayudar a que continúe el alto el fuego unilateral de las FARC y esperan colaborar en el objetivo de que “avance hacia el cese bilateral” que las partes buscan conseguir a partir de diciembre.

Cabe anotar que el pasado 12 julio del presente año, las delegaciones de las FARC anunciaron un acuerdo denominado “Agilizar en La Habana y desescalar en Colombia” como un gesto de voluntad, encaminado a alcanzar el objetivo de la mesa de negociación entre el gobierno y esta guerrilla. Frente a este pacto, el Gobierno del presidente Santos respondió con una suspensión de los bombardeos a los campamentos pero no el cese de actividades ofensivas por parte de las Fuerzas Militares.

Por colombiainforma.info


dialogos depaz 1
Las Farc ven poco probable que se firme el acuerdo de paz con el Gobierno la fecha marcada por 23 de marzo, pese a que las partes están haciendo todos los esfuerzos por avanzar, dijo un representante del grupo rebelde en La Habana.

“El acelerador lo tenemos metido desde el primer día, y me imagino que ellos (el Gobierno) también. Estamos haciendo hasta lo imposible por el 23 (de marzo), pero hay factores objetivos que seguramente van a impedir que eso se dé”, dijo Joaquín Gómez, uno de los representantes de la guerrilla en las conversaciones.

“De parte del Gobierno hay escollos tan importantes como el esclarecimiento y desmantelamiento del paramilitarismo, así que hay una gran cantidad de hechos que no han sido posibles no porque nosotros intencionadamente nos opongamos a que sea el 23”, añadió a periodistas en La Habana.

El Gobierno y las Farc retomaron este miércoles las negociaciones enfocados en la discusión del cese bilateral y definitivo al fuego, el último y quizás más complejo punto de las conversaciones que comenzaron hace más de tres años en Cuba.

Después de más de medio siglo de confrontación armada y el fracaso de tres negociaciones anteriores, las Farc y el Gobierno del presidente Juan Manuel Santos está casi listos para renunciar a las armas y poner fin a un conflicto que ha dejado 220.000 muertos.

Ambas partes reinstalan la mesa de diálogo pocos días después de que el presidente Santos anunció que citará al Congreso a sesiones extraordinarias para que le otorgue facultades que le permitan concentrar y desarmar a la guerrilla, para tratar de firmar un acuerdo de paz antes del 23 de marzo.

Santos acordó con el máximo líder de las Farc, Rodrigo Londoño, alias “Timochenko”, la fecha límite en un histórico encuentro en septiembre en La Habana con la presencia del presidente cubano, Raúl Castro.

Para cerrar la negociación, el Gobierno y las Farc deben llegar a consensos acerca del cese bilateral al fuego que incluye la concentración y desarme de la guerrilla, así como crear mecanismos que permitan implementar, verificar y refrendar el acuerdo de paz.

Por elcolombiano.com




reunion vilateral 124/09/2015. El acuerdo sobre justicia transicional en La Habana eclipsó la reunión de ministros en Caracas. Aunque el encuentro duró un poco más de cuatro horas, las cancilleres María Ángela Holguín y Delcy Rodríguez no dieron declaraciones públicas sobre lo discutido. Lo único que trascendió fue una escueta declaración por parte del ministro de Defensa, Luis Carlos Villegas. Con su homólogo venezolano, Vladimir Padrino López, acordaron una nueva cita bilateral en Santa Marta el próximo martes 29 de septiembre.

Esta reunión servirá, dijo el Ministerio de Defensa, “para concretar la forma como se reactivarán los mecanismos bilaterales de seguridad” que buscan combatir el contrabando, el crimen organizado, el lavado de activos y la minería ilegal en la frontera. En este encuentro también estará presente el comandante de las Fuerzas Militares, general Juan Pablo Rodríguez, y el viceministro de Defensa para las Políticas y Asuntos Internacionales, Aníbal Fernández de Soto.

Con esta reunión quedan reactivados los mecanismos de cooperación entre ambos ministros de defensa. De la voluntad y el compromiso en las próximas reuniones dependerá esta cooperación, pues las relaciones no marchaban bien: el último encuentro de ministros fue en 2012.

Los alcances de esta relación también están por verse. El ministro de Defensa colombiano le contó a Colprensa que hasta el momento no se ha contemplado firmar un plan exclusivo para la frontera, pues los mecanismos para combatir los focos de criminalidad ya existen. La fecha de apertura de la frontera también sigue siendo incierta. Lo que se sabe hasta ahora es que Maduro contempla mantenerla cerrada entre seis meses y un año, sin definir un lapso exacto.

La Cancillería de Colombia expuso en la reunión los avances en la reunificación de familias: desde el pasado 6 de septiembre han reunificado 63 familias, que incluyen 78 menores.

En la reunión también estuvo presente el embajador de Venezuela en Colombia, Iván Rincón; el gobernador de El Zulia, Francisco Arias; el gobernador de Táchira, José Gregorio Vielma Mora; el ministro para la Banca Pública, Marcos Torres; el ministro para la Alimentación, Carlos Osorio, el ministro de Minas, Tomás González y el director de la Dian, Santiago Rojas. Los asistentes no dieron declaraciones por la coyuntura de paz en La Habana.

Polémicas declaraciones
El presidente Juan Manuel Santos entregó detalles sobre la reunión que sostuvo con Nicolás Maduro en Quito. En el seminario internacional “nuevas formas de conquistar mercados”, organizado por la Asociación Iberoamericana de Cámaras de Comercio (AICO), el mandatario colombiano dijo que su homólogo venezolano “rompió las reglas de juego” por cerrar la frontera “sin ni siquiera avisarme, eso no se hace”.

Santos reveló que ambos se saludaron “con frialdad”. Posteriormente, dijo, “comenzó el memorial de agravios de un lado y del otro”. Pese a la tensión, el presidente le reiteró a Maduro que ambos deben trabajar por el bienestar de ambos países, respetando las diferencias: “Pensamos de forma diametralmente diferentes, creemos en modelos diferentes, pero somos jefes de Estado y si aprendemos a respetarnos las diferencias podemos tener una buena relación”.

Bandas criminales en Cúcuta
Wilfredo Cañizares, director de la Fundación Progresar y Juan Carlos Torrado, coordinador de la Red Territorial de Organizaciones de Víctimas, denunciaron el repliegue de grupos delincuenciales en el área metropolitana de Cúcuta por el cierre de la frontera.

Las operaciones en la frontera, dijeron, “han generado en los últimos días una serie de homicidios, amenazas, extorsiones y cierre de vías de acceso como caminos y carreteras, por parte de estos grupos que se han identificado en algunas zonas como Autodefensas Gaitanistas, Urabeños o Rastrojos”.

Por elcolombiano.com



Página 5 de 14

© 2014 Enlace Regional. Todos los Derechos Reservados.
Powered by: