El exmandatario aún continúa en la búsqueda de un millón de votos que le hicieron falta para cumplir la meta que se había propuesto.

Expresidente alvaro Uribe Velez

Pasadas las elecciones del 9 de marzo, el expresidente Uribe no ha dejado de trinar. Todo porque cómo bien lo ha señalado, "las cuentas no le cuadran". Y es que, el resultado de un millón de votos menos y la elección de 19 senadores y no de entre 25 y 35 que esperaba, tienen al expresidente fuera de control.

Y es que no es solo su denuncia por la pérdida de 250.000 votos en 7.951 mesas que no se reportaron a la Registraduría, sino también otras supuestas irregularidades por un monto igual o superior al ya denunciado que el expresidente Uribe y su equipo de asesores próximamente van a revelar.

Como se recordará el expresidente Uribe había proyectado una votación estimada de 3.025.772 votos y como mínimo 25 Senadores y 17 Representantes. Al final alcanzó 2.045.564 votos, 19 senadores y 12 representantes. En el Cauca la votación estimada fue de 72.782 votos y apenas alcanzó 25.706.

El propósito del expresidente Uribe, según fuentes cercanas al exmandatario, es mantener hasta el mes de mayo candente en la opinión pública temas como el de la falta de garantías para su movimiento, la corrupción en el sistema electoral colombiano, y el de la presión y persecución que actores de la subversión vienen ejerciendo sobre sus líderes y militantes en distintos puntos del país.

Solo el tiempo dirá si la estrategia del expresidente Uribe de victimizarse para impulsar la campaña presidencial de Oscar Iván Zuluaga le dará resultados después de haber sido también un victimario durante los 8 años que duró su gobierno.


proyecciones 1
Muchos candidatos a la Cámara de Representantes y al Senado de la República han desfilado últimamente por Santander de Quilichao recogiendo en su afán hojas de vida y prometiendo esta vida y la otra. Y es que por la media bobadita de cerca de 30 millones de pesos y otras gabelas que es lo que se gana un congresista mensualmente por no hacer nada en la mayoría de los casos, cualquier estrategia de campaña por inmoral y horrorosa que parezca tiene clara esa motivación. El hecho es llegar por esa plata, y llegar por ella como sea.

Igualmente los eslogan tienen algo que espantan, "El pueblo lo necesita" dice uno de Cambio Radical y, "Para que vivamos mejor" reza el de los liberares. Sobre este último, no me queda claro si es que acaso no están conformes los liberales con los casi ocho millones de pesos que les aumentó en meses recientes el gobierno Santos, o si las porción de la mermelada de los recursos públicos que les tocó para que apoyaran la reelección Presidencial no fue suficiente. Sea lo que sea este eslogan para mí es el mejor; en pocas palabras resume la política colombiana y el deseo de una vida más cómoda de algunos de los futuros representantes.

La política es dinámica y como quiera que estamos en una coyuntura electoral los políticos no solo ofrecen sino que, además, fácilmente se acomodan. Por ello, no fuera raro que apareciera ahora el Senador Jesús Ignacio García proponiendo una nueva Reforma a la Justicia para reemplazar por inconveniente la del micoescándalo que él concilió, o que el Representante Bonilla después de no haber votado en el Congreso la ley que rebajaba el precio de la gasolina por lo que fue tildado de traidor por el Senador Luis Fernando Velazco terminara por proponer un nuevo Código de Ética. O que apareciera el ultraconservador José Darío Salazar apoyando la creación de nuevos resguardos. El candidato del Puro Centro Democrático, el Mono González, promoviendo una zona de distención. O que resucitaran los exgobernadores Guillermo Alberto Gonzales y Juan José Chaux Mosquera ofreciendo el primero una política de apoyos para el fondo Premium de la intervenida y quebrada Interbolsa (no Probolsa) y el segundo, un bunker para la fiscalía en pleno centro histórico de Popayán.

Pero no todo es malo de algunos de los actuales representantes caucanos y seguramente no todo lo será de los que resulten elegidos. Gracias a ellos, en épocas como estas, el Cauca tiene una de las economías más fuertes del país y su producto interno bruto aumenta considerablemente. También circula el efectivo, se reactivan los mercados y se acrecienta el flujo de remesas. Como cualquier economía fuerte que se respete reaparecen los especuladores, los revendedores hacen su agosto, hay una mayor oferta de servicios y se ocupan los desempleados.

No me cabe la menor duda de que una campaña es un asunto de responsabilidad y algunos de nuestros políticos caucanos esto sí que se lo toman enserio; no hay velorio al que no asistan, enfermo que no visiten, matrimonio al que no acudan, culicagado que no carguen, ni promesa que falte.

Ya para terminar quiero hacer pública una mención a los congresistas que en los dos últimos años han coadyuvado al desarrollo de Santander de Quilichao. Son ellos: Los Senadores Aurelio Iragorri Hormaza, Jesús Ignacio García Valencia, José Darío Salazar y Hemel Hurtado, y los Representantes Juan Carlos Restrepo, Esmeralda Sarria, y John Jairo Cárdenas.

politica1

Página 14 de 14

© 2014 Enlace Regional. Todos los Derechos Reservados.
Powered by: