Luego del asesinato de una líder social en el municipio de Corinto (Cauca), donde se instalaría una zona de concentración, la guerrilla exige medidas de seguridad inmediatas.

garantiasEn un campanazo de alerta ante una eventual cadena de asesinatos sistemáticos contra desmovilizados de las Farc y líderes sociales se convirtió el asesinato de Cecilia Coicué, dirigente social del municipio de Corinto (Cauca), por eso la guerrilla emitió un comunicado en el que reclaman al Gobierno empezar a implementar las medidas de seguridad. (Lea: Asesinada propietaria de predio donde se concentrarán las Farc en Cauca)

Coicué es militante del movimiento Marcha Patriótica y propietaria del terreno en donde se planificó la instalación del Punto Transitorio de Normalización de la vereda La Cominera dentro del proceso de normalización acordado en la Mesa de Conversaciones de La Habana, lo que plantea un escenario de mayor gravedad para y riesgo tanto para la firma del acuerdo como para el futuro de las Farc en la arena política.

El comunicado enviado por Secretariado Nacional del Estado Mayor de las Farc, señala que “el asesinato, ocurrido el pasado 6 de septiembre, en momentos en que Cecilia se encontraba en su predio, constituye una pésima señal de confianza en el desarrollo de la construcción de paz en los territorios”.

Y plantean la preocupación porque estos hechos se están dando “mientras avanzamos hacia la puesta en marcha de todos los dispositivos del cese bilateral y la normalización de los territorios”.

Pero ponen el dedo en la llaga al señalar que no es un hecho aislado. Pues solo el día después del anuncio del cese bilateral y definitivo del fuego, fueron asesinados tres líderes sociales. “Se suma a una larga serie de asesinatos y amenazas en contra de dirigentes sociales del suroccidente colombiano que configuran una grave crisis humanitaria que debe preocupar al gobierno nacional, al pueblo colombiano y a la comunidad internacional.”, señala las Farc.

Este fue uno de los puntos que más dilató la firma del acuerdo de paz en La Habana, pues las Farc no están dispuestas a repetir la historia que vivió la Unión Patriótica, movimiento del cual fueron asesinados cerca de 5.000 de sus militantes. Por eso agregan que “no se podrá hacer realidad la paz estable y duradera si persiste el asesinato selectivo de líderes y lideresas cívicos y populares”.

Ya el director de Unidad Nacional de Protección, Diego Mora, afirmó que están listos protocolos para la vigilancia y protección de desmovilizados de las Farc y líderes sociales. Sin embargo, con el asesinato de líderes que se viene dando la guerrilla reclama la implementación inmediata.

Finalmente señalan “desde La Habana hacemos llegar a la familia de Cecilia Coicué, a sus compañeros y compañeras y a toda la comunidad de La Cominera, nuestras condolencias de compatriotas. Hacemos votos por el inmediato esclarecimiento de su asesinato y esperamos acciones ciertas que nos permitan decir que situaciones como estas, no ocurrirán ya más”.

Tomado de elespectador.com

© 2014 Enlace Regional. Todos los Derechos Reservados.
Powered by: