Monjes Caucanos

Por: Ferney Silva Idrobo
En el rincón, donde se tropezaba el techo con la pared, hacía nido una minúscula araña, debía tener suficiente tiempo en esa labor, porque su red se encontraba bastante avanzada y muy elaborada.
Don Manuel tomaba café en su pocillo desportillado, mientras la araña lo miraba con ojos de incredulidad; en tanto tejía, sus pensamientos reflexionaban el mar de contradicciones, no solo por la actitud del señor, sino por las tejas de zinc que se sacudían por el viento de agosto, los orificios de la puerta de madera y el polvo que entraba a la casa sin previo aviso, que señalaban el relato de una historia marcada por las mismas decisiones de sus abuelos y los similares resultados obtenidos por él.

¿Cuál es el origen que no se produzcan cambios reales en la región, aun cuando la sociedad al igual que Don Manuel, hacen esfuerzos por renovar la dirigencia y se eligen personas de grupos políticos aparentemente disimiles?

A finales del Siglo XIX, y bajo el nacimiento de la constitución de 1886, las bases sociales y económicas del país, eran equivalentes a la de todos los países de América, inclusive a la de Estados Unidos y sus ingresos per cápita similares. Mientras nuestro gobierno buscaba perpetuar las estructuras coloniales, mantener clases privilegiadas de terratenientes y sostener una relación casi “esclavista” con el resto de la población, la nación de Abraham Lincoln generaba pluralidad e independencia entre las instituciones del estado y los particulares, forjando confianza y reglas del juego claras para la competencia empresarial.

Al igual que la araña, tuvimos periodos de gobiernos dominados por dos partidos aparentemente diferentes entre sí, pero aun así, perdimos el paso de los amigos de Norteamérica, y nos convertimos en un país del tercer mundo en menos de 50 años.

Al pasar al tema regional, el Cauca y Popayán durante 400 años fueron epicentro no solo del desarrollo económico y político del país, sino de la Gran Colombia.

La fragmentación consentida de la geografía del Gran Cauca, a comienzos del siglo XX, era la premonición de una clase dirigente que empezaba a entregar los fuertes liderazgos nacionales de nuestra región a una acomodada, que se perturbaba con el trabajo y que románticamente añoraba sus privilegios coloniales, que huérfanos de visión, no anticiparon los cambios futuros.

El Cauca, no solo fue reducida sino empobrecida, aún, con 17 presidentes egresados de nuestra Universidad y de ellos 10 Caucanos; a comienzos del siglo pasado, pasamos a convertirnos en una de las regiones con los más altos niveles de analfabetismo, su desarrollo y crecimiento económico por debajo de la media nacional, sin contar las altas tasas de desempleos entre las ciudades capitales y la de menores ingresos per cápita del país.

Algunos argumentan que el deterioro obedece a la presión indígena sobre la tierra, otros, a que nuestras tierras no son tan fértiles como las del Valle del Cauca, a la falta de una salida al mar que se convirtió en el muro de contención hacia el desarrollo. Su ubicación y quebrada geografía sirvió de refugio para grupos al margen de la ley que migraron por el cañón del Magdalena hasta llegar a la parte oriental de nuestro departamento y ocultarse de la violencia, y paradójicamente origen de la intimidación actual.

Si bien, todos estos análisis son válidos y probablemente han influido en la contracción del desarrollo de la región, pero, no se puede perder de vista la institucionalidad como factor determinante en una próxima reflexión.

La araña seguía tejiendo, mientras el pocillo empezaba asomar el concho.

HFPS investigacion
Fuente HFPS
El Hospital Francisco de Paula Santander le apuesta a la formación de los profesionales administrativos y asistenciales del hospital y de otras instituciones a través del “Diplomado de Investigación en Salud” dictado por la universidad ICESI. El curso ha contado con la participación de 40 profesionales. El diplomado tiene como objetivo ampliar las habilidades tanto en el campo teórico como práctico de la investigación que permita establecer análisis o estudios direccionados a la prevención o atención de enfermedades características en la región.

La apuesta del Hospital implica un despliegue en Docencia e Investigación, es por este motivo que la organización concibe desde su planeación estratégica, el desarrollo científico como uno de sus pilares. Una de las líneas estratégicas de su actual Plan de Desarrollo Institucional es la Gestión del Conocimiento y la Innovación. A partir de esta apuesta estratégica se desarrolla el macro proceso de Docencia e Investigación, que a su vez está compuesto por dos componentes: Docencia-Servicio e Investigación-Innovación, que se configuran desde la propuesta del modelo de Gestión Curricular que tiene la institución actualmente.

Orlan Mina, gerente del Hospital Francisco de Paula Santander señala “queremos apoyar la investigación científica y la formación de los profesionales para contribuir a la mejor calidad de vida de los norte caucanos también significa apostar por la formación de nuestro personal a través de la colaboración en la organización de actividades formativas como este curso”, contribuyendo a la generación de conocimiento científico orientado a la práctica asistencial y, en consecuencia, a la mejora de la salud de los ciudadanos, mediante la interrelación de la investigación clínica, la integración de recursos y el fomento de la innovación, así como la capacitación y el reconocimiento de investigadores y personal de apoyo, todo ello sustentado en una gestión dinámica, basada en la mejora continua y el aprendizaje.

La Institución es consciente de la importancia de la formación para conseguir las habilidades necesarias en el campo de la salud. La clara apuesta de nuestra organización por el fomento de la investigación se traduce en el fuerte compromiso de nuestros profesionales por ofrecer a sus pacientes los mejores y más innovadores tratamientos. La concepción tradicional de un hospital como un espacio únicamente para la atención de pacientes está siendo revaluada desde hace años por diferentes centros hospitalarios, que también conciben el espacio clínico como una oportunidad para el desarrollo de soluciones a los problemas de salud de la sociedad.

HFPS investigacion2
Helen Lorena Pedraza, Subgerente científica afirma que, “apostar por ser un Hospital Científico parte de un reconocimiento de las fortalezas de la institución, además de hacer una revisión de la capacidad interna de trabajo y de relacionamiento”. De igual manera, es necesario analizar cuáles son las necesidades de la sociedad, en este caso en particular en salud, y posteriormente utilizar metodologías que permitan identificar la pertinencia de las propuestas investigativas, con el propósito de entender hacia dónde se orientan los avances científicos.

La metodología del diplomado exige que en grupos se elabore un proyecto de investigación que resuelva un problema que tenga la institución, o que propongan un plan de acción en cuanto a prevención de patologías. Entre los temas de investigación ya propuestos se encuentran: Control de Infecciones, Eficiencia Clínica, Gestión del Riesgo, Sostenibilidad Ambiental, seguridad y salud en el trabajo y Bioingeniería.

 
En pelota por la ciudad

Por: Ferney Silva Idrobo

Conversaban en la cafetería sobre los desnudos de jóvenes estudiantes en la competencia atlética de la ciudad, unos decían que era una afrenta a las buenas costumbres, otros, una apología a la violencia, algunos, que carencia de estética. Coincidían indignados por considerarlo bochornoso y que afectaban la imagen no solo de la urbe sino de la organización de la prueba.

Sus canas y años abrigaban momentos cercanos, porque al parecer, el tiempo borro la época donde iban a la iglesia con sus señoras, se golpeaban el pecho y purificaran su espíritu. Todo eso, para contener su doble moral, conocida por todos y callada por muchos. La mayoría de ellos visitaron a las putas más famosas de la ciudad, algunos hasta se enamoraron; pero la buena vida de cargos que sin esfuerzo consiguieron, les había permitido vivir con máscaras; acosar y sacar provecho de mujeres indefensas y necesitadas que laboraban en sus oficinas y que por su miseria, accedieron a las pretensiones temporales de amor que demandaban sin el menor remordimiento.

Mientras esparcían azúcar sobre la taza del café, la charla descubría la historia de Zeus y Hera, donde siendo hermanos, el rey griego enamorado de ella, solo encontró la forma de ganar su confianza transformándose en una hermosa ave, una vez se le poso en la manos, cantó y ganó su amistad, aprovecho el momento y la violó. Él mintió, ultrajo y daño irremediablemente su inocencia, al igual que los de la mesa, sin arrepentimiento.

Era mucho más fácil sostener la taza en reposo, olvidar el pasado y juzgar las acciones de quienes con aciertos y errores reflejan la existencia de una ciudadanía viva y vigorosa, y ¿porque no? Mostrar una sociedad en pelota, que tiene ganas de airarse.

Desde el siglo XIX, la pobreza, la desigualdad, la falta de un empleo digno, se han enquistado en el país y el Cauca. A pesar de casi 200 años, la sociedad sigue manejada por gobiernos aristocráticos, que han tenido la posibilidad de ser representados por los dos partidos tradicionales y personajes en algunos casos de origen humilde que buscaron congraciarse con la elite de dos caras, que siguen lucrándose de la miseria de la gente. No fue suficiente la pérdida de Panamá, ni la masacre de las bananeras, tampoco la muerte de Gaitán; seguimos anestesiados.

La ausencia del estado en los rincones de nuestra geografía, no obedece a las consecuencias lógicas de la mala administración pública, va más allá, es el plan de una elite que trata de contener una clase media ilustrada y con deseos de cambio.

En la época de la dictadura del Frente Nacional, se repartieron el país con el único objetivo de cerrarle paso a la opinión de la mayoría de los colombianos, y así, garantizar los privilegios que han sostenido por más de dos siglos y dejarnos como hasta ahora, viringos.

Tener una clase política corrupta, sin escrúpulos ni ética, les permite seguir gobernando, para que las bases de la pirámide social se destruyan, ellos siguen manejando los hilos del poder, sobre todo en su parte más sensible, como son los órganos de control y justicia del país.

El aumento de la delincuencia en nuestra región, es señal de un país enfermo, no en el sistema político que práctica, sino, el de una sociedad inmersa en habilidades corruptas, que arrincona el objetivo primordial del estado de garantizar el bienestar.

Terminan el café, dejan las máscaras sobre la mesa, van para sus casas, allá es con otro rostro.







promo ferias santander quilichao

Por Jaime Soto Palma

Cuando en 1997 el Congreso de la República legisló a favor de facultar a las Asambleas Departamentales y a los Concejos Municipales de establecer la Estampilla Pro-cultura se buscó con ello crear un gravamen que contribuyera a la financiación del quehacer cultural de las regiones. Luego, este gravamen fue reglamentado en la Ley 666 de 2001 quedando estipulado que el producido estaría destinado a:

1. Apoyar acciones dirigidas a estimular y promocionar la creación, la actividad artística y cultural, la investigación y el fortalecimiento de las expresiones culturales de que trata el artículo 18 de la Ley 397 de 1997.
2. Estimular la creación, funcionamiento y mejoramiento de espacios públicos, aptos para la realización de actividades culturales, participar en la dotación de los diferentes centros y casas culturales y, en general propiciar la infraestructura que las expresiones culturales requieran.
3. Fomentar la formación y capacitación técnica y cultural del creador y del gestor cultural.
4. Un diez por ciento (10%) para seguridad social del creador y del gestor cultural.
5. Apoyar los diferentes programas de expresión cultural y artística, así como fomentar y difundir las artes en todas sus expresiones y las demás manifestaciones simbólicas expresivas de que trata el artículo 17 de la Ley 397 de 1997.

Al tenor de las disposiciones señaladas; las Leyes 397 de 1997 y la 666 de 2001, el Concejo Municipal de Santander adoptó en 2004 mediante acuerdo la Estampilla Pro-cultura con la que se impuso un gravamen del 1% en el valor de los contratos, ordenes de prestación de servicios, de trabajo y de suministro, cuando estos fueran superiores a 10 Salarios Mínimos Legales Vigentes S.M.L.V.

Así, en el 2015, según información de la tesorería municipal se recaudaron 161 millones de pesos, en el 2016 192 millones, en el 2017 160 millones y en el 2018, con fecha de corte 24 de octubre 140 millones.

Asimismo, La Secretaria de Educación y Cultura a cargo del Lic. Alberto Bustos González le reportó a este medio informativo, Enlace Regional, las inversiones con el gravamen de la estampilla procultura asi: En el 2015 162 millones, en el 2016 112 millones, en el 2017 173 millones y en el 2018 120 millones. Pero, ¿En qué se invirtieron o gastaron los recursos de este gravamen?

En el 2015 de los 161 millones recaudados con el gravamen de la estampilla Procultura se invirtieron o gastaron para el fomento de la cultura y las artes 162 millones, a saber, 15 millones en dos contratos para servicios de apoyo a la gestión de procesos administrativos y archivo del sector cultura, 79 millones en convenios de asociación con la Fundación Juventud en Progreso FUNDAJUP para apoyo a la realización de eventos institucionales, 23 millones en un contrato para la implementación del calendario cultural, 10 millones en un contrato para la Corporación Centro Municipal de Memoria y 20 millones en dos contratos de servicios de apoyo a manifestaciones artísticas y culturales, etc.

En el 2016 de los 192 millones recaudados con el gravamen de la estampilla procultura se invirtieron o gastaron en el fomento de la cultura y las artes 112 millones; 49 millones en un contrato para la Fundación Juventud en Progreso FUNDAJUP para la realización de actividades culturales. 24 millones para la implementación del Calendario Cultural y 15 millones por servicios de apoyo a la gestión de los procesos administrativos, entre otros.

Igualmente, en el Sistema Electrónico de Contratación Pública, SECOP, y en la plataforma WEB SiaObserva, para esta vigencia, 2016, también aparecen dos convenios de asociación con la Fundación Juventud en Progreso FUNDAJUP por valor de 110.194.000 y la Fundación Valentina por 101.000.000 cuyo objeto fue apoyar la 48 feria de Santander de Quilichao, el convenio de asociación 302 con la Asociación Artística A Danzar Colombia por valor de 44.000.000 para apoyar las actividades del aniversario de Santander de Quilichao, el convenio de asociación 583 con el Centro Municipal de Memoria por valor de 62.728.000 para apoyar las celebraciones de la navidad y 62.750.000 con la Corporación Promotora de Turismo Quilichagueño CORPOTURQ para la implementación del calendario cultural.Todos estos convenios en el marco del artículo 18 de la ley 397 de 1997 o Ley General de Cultura.

En el 2017 de los 160 millones recaudados del gravamen del 1% de la estampilla procultura se invirtieron o gastaron 173 millones; 27 millones con la Corporación Centro Municipal de Memoria para apoyar los espacios celebrativos de la navidad, 55 millones en dos contratos para la Asociación A Danzar Colombia para apoyar actividades artísticas y culturales, 30 millones con la Fundación Club Kiwanis para el Festival Internacional de Música Clásica, 11 millones para el “Proyecto Implementación del Plan de Desarrollo Institucional Cultural”, 4 millones para el manejo documental y archivístico y 12 millones para la promoción de la lectura y escritura, etc.

También, aparece en esta vigencia, 2017, en el Sistema Electrónico de Contratación Pública SECOP, y en la plataforma WEB SiaObserva, el convenio de asociación con la Fundación para el Desarrollo Ambiental Organización Social Latín Daost” por 40.000.000 millones para los Carnavales de Fiesta de los Santos Reyes Magos, dos convenios de asociación con A Danzar Colombia por valor de 114.938.000 para apoyar el VI Encuentro de los Violines Caucanos, la realización de tres talleres y 10 eventos, 69.735.000 pesos con el Centro Municipal de Memoria para la celebración de los 262 años de vida política y administrativa de Santander, 18.798.000 con CORPOTURQ para una Feria del libro, una muestra artística y cultural y la implementación del Calendario Cultural y 130.000.000 millones con BTL MARKETING S.A.S para una muestra artesanal y exposición equina en el marco de la 49 ferias de Santander.

En el 2018 de los 140 millones recaudados se han invertido 120 millones; 49 millones con A Danzar Colombia en un convenio de Asociación para la realización del primer ciclo de actividades del calendario cultural y 71.145.000 para servicios de apoyo a la gestión de la biblioteca Jorge Eliecer Gaitan y el desarrollo de programas de lectura y escritura etc.

En resumen y tomando solamente las vigencias 2016 y 2017 las cuales corresponden a esta administración, de los mil millones incluido el 1% de la estampilla Procultura que fue aproximadamente el presupuesto anual de las dos vigencias, se encontró que en el 2016 el 74% de los recursos, 380.672.000, fueron entregados para su manejo mediante convenios de asociación a fundaciones y corporaciones, y en el 2017 el 60%, es decir, 300.000.000. Lo demás, 319.218.000, se gastó la mayoría como servicios de apoyo a la gestión administrativa, en contratos con particulares para diferentes fines y para pagar unos pocos docentes para la escuela de música.

Y ¿Por qué la Secretaria de Educación y Cultura intermedió recursos de la cultura y del 1% de la estampilla Procultura, 680.672.000, con fundaciones y corporaciones para “apoyos” cuando tenía, por lo que se observa, el suficiente personal para hacerlo directamente?

Y desde luego que, cuando uno ve niños y niñas de Santander de Quilichao en condiciones de extrema pobreza de los barrios Nueva Colonia, Vida Nueva o el Porvenir, o de algunas veredas haciendo teatro, o practicando danzas, música, o ejercitándose en uno que otro arte sin el apoyo de la alcaldía municipal y solo gracias a la generosidad de particulares, artistas en su mayoría y casi que tan pobres como ellos, y tal vez con el único propósito de arrebatárselos en un futuro a las drogas y a la delincuencia, o el ver uno de los patrimonios más valioso de Santander de Quilichao, el bien inmueble de la Casa Consistorial, a punto de colapsar porque nunca hubo un peso para tapar las goteras; hoy recuperar la casa vale 478 millones de pesos, o ver los cultores de este municipio; gestores, músicos, escritores, poetas y pintores, casi que en condición de mendigos clamando por apoyo en la Secretaria de Educación y Cultura para sus actividades o reclamando espacios de participación “de gratis” para dar a conocer sus trabajos y sus obras, muchas preguntas y algunas muy emocionales surgen de inmediato.

Y entonces ¿Habrá valido la pena que este municipio, pobre y desfinanciado, hubiera gastado cerca de 1.000 millones de recursos de la cultura incluido el gravamen del 1% de la estampilla procultura en la vigencia 2016 y 2017, los dos periodos seleccionados para muestreo en el Sistema Electrónico de Contratación Pública SECOP y en la plataforma WEB SiaObserva, en actividades que en nada contribuyeron, ni han contribuido al enriquecimiento y al desarrollo cultural de este municipio? ¿De adónde el reguetón, la salsachoque, la salsa y el vallenato, así como la presentación de animales de Panaca, hacen parte de nuestro acervo cultural? Y esto tuvo un costo de 101.549.000 pesos. O ¿Quién le ha dicho al alcalde Álvaro Mendoza y al Licenciado Alberto Bustos González, que los Carnavales de los Santos Reyes Magos son unidades identitarias de la cultura Quilichagueña? Y en esto se gastaron otros 40 millones de pesos y, otros 130 millones en una exposición equina, y otros 62.728.000 y 27.274.000 en unas fiestas navideñas en las que se incluyeron las tradicionales novenas al Niño Dios, entre otras. Y por supuesto, fiestas si, y maratones, y aerobicos y fitnnes, tal como aparece en algunos convenios; al pueblo PAN Y CIRCO, panem et circenses, pero no con recursos de la cultura.

Esta situación anómala no se remedia ni se resolverá con una simple denuncia, no, a los cultores y a los artistas les asiste el deber de exigir que los recursos de la cultura sean para los cultores y los artistas y para el fomento de la cultura y las artes, y no para las fundaciones, ni para los particulares, ni para la corrupción.






participacion ciudadana
Fuente: HFPS
Resolver la crisis que enfrenta el sector salud en Colombia, plantea para el Gobierno nacional enormes retos normativos y financieros, pero al tiempo voluntades y toma de decisiones de los actores que intervienen en tan complejo sistema. Por ello, el Hospital Francisco de Paula Santander y su gerente Orlan Mina Vergara abrieron un espacio para esta deliberación con el foro de “Participación Comunitaria y Control Social, Avances y Retos en el Departamento del Cauca”.

La asociación Corpoligas – Corporación de Ligas ESEs del Cauca, en compañía del Hospital Francisco de Paula Santander y la Secretaria de Salud Departamental del Cauca, convocaron el pasado viernes 19 de octubre en la Cámara de Comercio seccional Santander de Quilichao al foro de “Participación Comunitaria y Control Social, Avances y Retos en el Departamento del Cauca”, el cual estuvo dirigido a las diferentes entidades de salud como, Alianzas de usuarios de las Empresas Sociales del Estado, Eps subsidiadas y contributivas, hospitales, comités de ética departamentales y consejos comunitarios.

El foro contó con la participación de Héctor Andrés Gil Walteros, secretario de Salud Departamental; Lucy Amparo Guzmán, exsecretaria de salud del Cauca; Eddy Alberto Lucumí, representante legal de Corpoligas, Orlan Mina Vergara, gerente del HFPS; entre otros referentes del sector de la salud, que presentaron ponencias con el objetivo explicar las competencias, funciones, deberes y derechos de los usuarios.

En este evento confluyeron el nivel académico, social y político para debatir perspectivas de soluciones inmediatas, con la participación de expertos del Gobierno nacional, actores y veedores del sistema.

Eddy Alberto Lucumí de Corpoligas, resaltó la importancia de seguir las directrices de los profesionales de la salud y no auto medicarse, igual, invitó a la comunidad en general a informarse sobre las diferentes instancias dentro del sistema de salud para poder adquirir un mejor servicio, teniendo en cuenta el marco normativo, decretos como 1757 de 1994 que asesorar al usuario para que elija libremente su EPS, la resolución 1441 del 2013, por la cual se delimitan las maneras y escenarios que deben efectuar los Prestadores de Servicios de Salud para permitir los servicios.

Finalmente el gerente del HFPS, Orlan Mina Vergara expresó: “convocamos a toda la ciudadanía en general, a todas las entidades del sector salud, entre otras para que hagamos un equipo que permita trascender el control social, hoy en la crisis del sector, es fundamental que nos unamos para que podamos encontrar salidas en conjunto a la problemática de la salud y que acceder a ella no sea un viacrucis como lo ha venido siendo”.

Al finalizar se abrió un conversatorio con los usuarios y se conoció la posición de los entes de control frente a las problemáticas existentes en el actual sistema de salud.

usuarios hfps

Página 1 de 131

Portada oct 2018
© 2014 Enlace Regional. Todos los Derechos Reservados.
Powered by: