Por Jaime Soto Palma

Alvaro Mendoza Bermudez48 horas para que Compañía Energética de Occidente CEO restablezca el servicio de alumbrado público en el sector urbano y 4 meses para que el municipio presente ante la jurisdicción contenciosa administrativa las acciones judiciales necesarias para que haga efectivo su derecho a la legitima defensa, fue la decisión de un juez de tutela que resolvió amparar el derecho al debido proceso del municipio de Santander de Quilichao.

Este fallo del Juzgado Primero Civil del Circuito de Santander de Quilichao echa para atrás la decisión del Juzgado Segundo Civil Municipal de no tutelar en primera instancia el derecho fundamental al debido proceso invocado por el alcalde Álvaro Mendoza Bermúdez contra la Compañía Energética de Occidente por considerarlo, según el juez, improcedente.

Esta decisión tiene parcialmente su origen en el mes de junio de 2017 cuando la Compañía Energética de Occidente dio trámite a una decisión empresarial de dar por terminado el contrato de suministro de energía eléctrica con destino al alumbrado público ordenando su corte y, a la que, el alcalde responde con un recurso de reposición en subsidio con el de apelación en la misma compañía.

Surtidos los tramites, la CEO decide negar este recuso, deja en pie su decisión de dar por terminado el contrato de suministro de energía eléctrica con destino al alumbrado público y le otorga al alcalde la posibilidad de apelar ante Superintendencia de Servicios Públicos Domiciliarios a la que finalmente acude.

El 23 de noviembre de 2017 la Superintendencia decide el recurso de apelación y se declara impedida para resolverlo y dos meses después la CEO procede entonces a cortar la energía eléctrica para el alumbrado público.

Cómo una de las garantías del debido proceso es el derecho a la defensa y este está circunscrito a que se tenga conocimiento de la decisión para poder presentar los recursos de ley que sean pertinentes al caso, y a que estos sean resueltos, se encuentra que como el recurso de apelación interpuesto por el alcalde contra la decisión de la CEO de dar por terminado el contrato de suministro de energía eléctrica con destino al alumbrado público no fue resuelto de fondo por la superintendencia, ni se decidió su recurso, implicó que al alcalde se le violó el debido proceso al no permitírsele agotar debidamente la vía gubernativa, por lo que el 22 de marzo de 2018 procedió a la tutela.

En una primera decisión el juez de tutela declaró improcedente este mecanismo porque, según él, no podía alegarse “la existencia de una violación al Debido Proceso..., por cuanto el alcalde había interpuestos recursos de ley... con anterioridad”.

Dentro de los tiempos, esta decisión del juez de tutela fue impugnada por el alcalde, argumentando entre otras razones que, “el contrato de suministro de energía eléctrica con destino al servicio de alumbrado público no se rige por el contrato de condiciones uniformes y que el suministro de energía, según resolución de la Comisión de Regulación de Energía y Gas CREG 043 de 1995, se realiza mediante contratos o convenios especiales suscritos con los municipios-, además alegó sobre el Abuso de la posición dominante de la Compañía Energética de Occidente y de la Procedencia de la Acción de Tutela por la ausencia de otro medio de defensa”, entre otras.

La segunda instancia de esta tutela le correspondió al Juzgado Primero Civil del Circuito de Santander de Quilichao el cual el 7 de mayo de 2018, decidió tutelar parcialmente a favor del accionante, el alcalde Álvaro Mendoza Bermúdez, su derecho al Debido Proceso y a revocar en consecuencia el fallo de primera instancia dando un plazo a la CEO de 48 horas para el restablecimiento del servicio de energía eléctrica al alumbrado público y 4 meses para que el alcalde propusiera las acciones judiciales ante la jurisdicción contenciosa administrativa en aras de hacer efectivo su derecho al Debido Proceso.

Nota. La CEO le solicitó al juez de tutela le aclarara algunos aspectos de la sentencia, por lo que las 48 horas comenzarán a correr a partir del momento en el que le sea notificada la respuesta.




ahora
Por Enlace Regional

Una persona con heridas de consideración y 17 viviendas afectadas, entre ellas, dos completamente destruidas y dos que, muy posiblemente, deberán ser demolidas, fue el resultado que según reportes de los organicismos de socorro, el Cuerpo de Bomberos y la Defensa Civil, dejó un incendio que empezó siendo aproximadamente las 11 de la noche en una vivienda localizada entre la carrera 11 y la calle 6 del centro de esta ciudad.

A esta hora la fiscalía y el Cuerpo de Bomberos intentan establecer el sitio-origen de la conflagración y los motivos que lo desencadenaron a partir de objetos hallados en el lugar de los hechos como residuos de recipientes con material altamente inflamable y varios filtros de pipas de gas, sin descartar, además, otras hipótesis.

En el lugar de la tragedia también se hicieron presentes desde muy tempranas horas de la mañana el alcalde de la localidad Álvaro Mendoza Bermudes y el Secretario de Gobierno Diego Fernando López Muñoz para brindar apoyo a las familias y comerciantes afectados y entrar en coordinación con el Comité Local de Emergencias.
Finalmente, en una de las viviendas destruidas funcionaba la Litografía Universal y una ferretería.


oncendio quilichao 1

oncendio quilichao 2

oncendio quilichao 3



parque industrial                                                                                               Imagen de referencia

Por Jaime Soto Palma
Un gran complejo agroindustrial que busca salvar de la crisis a más de 4000 familias dedicadas al cultivo de piña en el norte del Cauca, y de producción de biopolímeros a través de la yuca, se salvó de haber sido declarado inviable, gracias a una decisión judicial que puso fin a la disputa entre el particular Marcelo Serrano Delgado, empresario, y el municipio por la propiedad del predio donde habrá de realizarse la obra.

Esta disputa tuvo su inició en 2016 cuando el alcalde de Santander de Quilichao Álvaro Mendoza Bermúdez, le ordenó al inspector de policía del municipio Dr. Nolber Yukilema y al equipo jurídico de la Secretaría de Gobierno a cargo del Abogado Diego Fernando López Muñoz, se instaurara una demanda con el fin recuperar el predio de 94.000 mts² que el empresario se negaba a entregar el cual estaba siendo cultivado con piña, caña y pastos para ganado.

En el proceso, el empresario alegó una posesión de más de 20 años y una tenencia de buena fe, así como el haber hecho inversiones en el predio.

En la sentencia el Juez ordenó la devolución inmediata del predio al municipio de Santander de Quilichao apoyándose en una sentencia de la Corte Suprema de Justicia la cual reza que los bienes públicos son inalienables, inembargables e imprescriptibles. Este predio está localizado en el Parque Industrial Caucadesa y tiene un costo aproximado a los 5.000 millones de pesos.

Con este fallo queda entonces despejado el camino para que el alcalde Álvaro Mendoza Bermúdez avance en el desarrollo del proyecto “Plataforma Agroindustrial Milagros”, gestionado por él en el Ministerio de Agricultura y Contrato Plan en 2016 para paliar la crisis del sector piñero y de la yuca.

En el desarrollo de la obra se prevé la construcción de dos grandes bloques, en uno para el procesamiento y transformación de la piña y en el otro para la producción de biopolímeros a través de la yuca. Con este último se espera sacar papel, bolsas biodegradables, pegantes y platos los cuales reemplazarán para la mayoría de los usos el plástico y el icopor.

Estos dos proyectos tienen un costo aproximado a los 7.200 millones de pesos y se adelantarán con recursos de la alcaldía, las regalías y el Contrato Plan.




Petronio Alvarez

Por Jaime Soto Palma

Este 12 de mayo se realizará en Popayán y no en Santander de Quilichao el selectivo del Festival de Música del Pacífico Petronio Álvarez en la modalidad de violines caucanos. Este cambio de lugar en consideración al derecho que les asiste a los organizadores del festival, la Secretaría de Cultura y Turismo de Cali, de decidir sobre las particularidades de su evento; cambios, fechas y modalidades, etc., así como el de disponer dónde y cuándo realizarlo.

Y ciertamente, si Cali tiene el Festival de Música del Pacífico Petronio Álvarez con el que busca conservar, desarrollar y divulgar la música tradicional del pacifico colombiano en cuatro modalidades, Chirimía, Marimba, Agrupación Libre y Violines Caucanos, en Santander de Quilichao la alcaldía municipal en cabeza de la Secretaría de Educación y Cultura también viene trabajando desde hace seis años en la organización de nuestra propia versión del “Petronio”, el Encuentro Regional de Violines Caucanos “Eleazar Carabalí”, pero ajustado a las condiciones socioeconómicas y culturales de la región.

Sin duda, la decisión de la Secretaría de Cultura y Turismo de Cali de trasladar el zonal de violines caucanos a la ciudad de Popayán es respetable, es su festival, y hasta donde entiendo hay también razones económicas de peso que buscan hacerlo rentable. Lo que es lamentable es que no hayan tenido la deferencia de proponerle a alguno de los municipios de esta región, a Guachené, Caloto, a Villa Rica o Buenos Aires, la realización del zonal cuando de estos municipios es originario, ni de anunciarle de manera oficial a la alcaldía de Santander de Quilichao que este año, el zonal, por las razones que fueran ya no iba más.

A la espera quedamos entonces que la alcaldía municipal de Santander anuncie la fecha y la programación del Encuentro Regional de Violines Caucanos “Eleazar Carabalí” con el que busca preservar para estas y las futuras generaciones un patrimonio de más de 300 años.







Alvaro Mendoza Bermudez

Por Jaime Soto Palma


Recientemente una decisión en segunda instancia del Tribunal Superior del Cauca salvó a Santander de Quilichao de la banca rota al resolver a su favor una demanda que venía haciendo trámite desde 1999 y cuya cuantía superaba ya los 120.000 millones de pesos.

Esta demanda, digamos, fue el “coco” de todos los mandatarios locales, desde la administración del exalcalde Ricardo Cifuentes, pasando por la de Carlos Julio Bonilla, Juan José Fernández Mera, Luis Eduardo Grijalva y el actual, Álvaro Mendoza Bermúdez, por las gravísimas implicaciones que una decisión en contrario hubiera podido ocasionar a las finanzas públicas.

Esta demanda tiene su origen en 1999 cuando por circunstancias que aún no son del todo claras el exalcalde de Santander de Quilichao William Ortiz Ararat decide, sin más, desconocer a Cedelca como prestador del servicio de alumbrado público y concesionar mediante licitación pública la prestación de este servicio.

Por errores en la formulación de los pliegos, de los requisitos, y de los procedimientos establecidos, denunciados apropósito por los vocales de control de esa época, la Unión Temporal Morelco, ganadora de la licitación, no pudo ejecutar el proyecto por lo que procedió a demandar al municipio por perjuicios, lucro cesante y otros items.

Por su complejidad esta demanda duró cerca de 20 años, lográndose, al final, demostrar que la acción ya estaba prescrita. Así lo sustentó el fallo de primera instancia en septiembre de 2105 el cual fue apelado por Morelco y su confirmación por el Tribunal Superior del Cauca en abril de 2018.

Es importante destacar de este proceso, como en otros, la labor de los abogados y colaboradores externos, de la oficina jurídica de la alcaldía y de los dos últimos alcaldes, Luis Eduardo Grijalba Muñoz y Álvaro Mendoza Bermúdez, quienes cargaron en la recta final de este proceso, por decir lo menos, con la presión y la responsabilidad de llevarlo a buen término.

Pero, ¿Qué habría ocurrido si el municipio hubiera perdido esta demanda? Lo primero es decir que estos 120.000 millones de pesos los cuales representan los Ingresos Corrientes de Libre Destinación de 10 años aproximadamente, sin incluir los intereses de la deuda, le hubieran significado al municipio su muerte financiera y, puesto que el 60% de estos ingresos se destinan a la inversión social y a obras públicas y, el otro 40% a gastos de funcionamiento, durante 10 años o más, el municipio se hubiera visto obligado a disminuir a mínimos históricos la inversión en estos sectores y a prescindir de un número importante de funcionarios y funcionarias incluidos los que hoy se encuentran amparados en carrera administrativa. Esto en consideración a la Ley que regula el procedimiento de reestructuración de pasivos (Ley 550).

Esta es pues una muy buena noticia para Santander de Quilichao y, sobre todo, para quienes por costumbre o necesidad han orientado sus esfuerzos en los últimos tiempos a reseñar lo malo y no a resaltar lo bueno de un municipio que para prosperar necesita de la buena crítica y del concurso de todos y de todas.



Página 5 de 128

enlace septiembre 2018
© 2014 Enlace Regional. Todos los Derechos Reservados.
Powered by: