Por Jaime Soto Palma

Son padres y madres de familia como usted o yo, estudiantes, profesionales o empleados, y en las calamidades siempre los vemos allí. Son hombres y mujeres dispuestos, como en este caso, a arriesgar sus vidas para salvar la vida de otros y de otras.

heroes anonimos 1
04-04-2016. Cuando la sirena de los bomberos hizo el llamado de emergencia, tres toques, faltando 5 minutos para las 12 del mediodía de este primero de abril, un grupo numeroso de socorristas que a esa hora se encontraban haciendo actividades diversas, hombres y mujeres, se puso en acción, y antes de finalizar el ultimo toque ya estaban listos desde sus sedes para salir con sus equipos de salvamento, de búsqueda y rescate, al sitio de una tragedia. Su misión recuperar cuatro cuerpos que había dejado un alud de tierra al interior de una mina en forma de cúbico localizada en la vereda San Antonio.

Su trabajo esta vez consistía en bajar por un lazo, uno por uno, a un hueco en vertical de 30 metros de profundidad por uno de diámetro hasta la base para luego continuar por un túnel de entre 40 y 50 metros de largo.

heroes anonimos 4
El primero en descender fue justo un minero experimentado que les serviría de guía, y que según él, “ya había perdido el miedo” porque esta era la tercera ocasión que se salvaba y, detrás, un socorrista con palas y picas, y una linterna adherida a su casco. Luego, descendieron dos más con equipos, sogas y radios, y al poco tiempo otros dos y después, otros cuatro. Así comenzó esta operación de rescate a las 12 y 40 de la tarde.

Mientras se avanzaba en las operaciones, arriba, un socorrista anotaba todos los pormenores de lo que estaba sucediendo abajo, él era el encargado de las comunicaciones, de seguirlos cuidadosamente para no perderlos, de coordinar y de vez en cuando de repicar alguna información, “Que no han atrancado la tierra y que el túnel se está estrechando”, “Que han avanzado 5...10...y 20 metros”, “Que el agua les llega hasta las rodillas”, “Que hay mucha filtración de agua y que en este sitio el túnel se está desmoronando”, “Que no hay evidencias de metano”, “Que un socorrista se descompensó y lo están evacuando”, “Que recorridos 27 metros desde la base, la cabeza del grupo encontró el alud y procederá a destaparlo”, “Que necesitan luminarias y reflectores” “Qué hallaron el primer cuerpo” “Que alisten las sogas y la camilla” etc.

heroes anonimos 2

Cada hora el grupo de rescate el cual constaba de entre 10 y 12 socorristas era reemplazado por otro, pero algunos, por su condición física y el poco oxígeno el cual era suministrado desde la superficie por una máquina que le llaman “Búfalo”, duraban menos. De modo que, siempre habían socorristas dispuestos a reemplazarlos y también, en caso de otra emergencia, a auxiliar a sus compañeros.

Este rescate duró cerca de cinco horas y en él participaron 120 héroes anónimos de Santander de Quilichao miembros todos del Cuerpo de Bomberos, de la Defensa Civil y de la Cruz Roja.

heroes anonimos 3
En total participaron cerca de 200 personas incluida la fuerza pública; ejército y policía, la fiscalía, el grupo de rescate de la Agencia Nacional Minera, y adicionalmente algunos miembros de la Secretaría de Salud Municipal.



pORTADA OCTUBRE 2017
© 2014 Enlace Regional. Todos los Derechos Reservados.
Powered by: