Por Jaime Soto Palma
27-04-2016

manifestaciones afro 1
Para gobiernos sordos que no escuchan los clamores de la gente, ni cumplen con los compromisos pactados, resulta completamente valido que la gente asuma la vía Panamericana como el sitio de concentración a donde trasladar su protesta. Ayer lo hicieron los indígenas y hoy lo hace la población negra nortecaucana abandonada a la suerte de la minería ilegal, el narcotráfico, las Bandas Criminales etc. y sumida en el más completo abandono.

Lo sucedido ayer, era de esperarse. Sin experiencia alguna de como contrarrestar el accionar del ESMAD los manifestantes fueron atacados; hombres y mujeres, y niños, incluidos residentes de la vereda Quinamayó sufrieron las consecuencias y, hasta la comisión enviada desde Bogotá en la que solo faltó el portero de la casa de Nariño, ahogados por los gases lacrimógenos, clamaban al ejército que hicieran algo para que se detuvieran. La mayoría terminaron en estampida al igual que los demás, incluida la comisionada del Ministerio del Interior para los Asuntos Étnicos. Qué paradoja el de la comisionada; pero además, que caricaturesca.

De la comisión que envió el alto gobierno para tratar las reclamaciones de los líderes y lideresas de los 41 Consejos Comunitarios, ninguno tenía capacidad de decisión; del Ministerio del Interior una representante para los asuntos étnicos, del Ministerio de Agricultura dos funcionarios del Incoder en liquidación, y otros dos sin mucho pedigrí del Ministerio de Minas. Nada serio, digamos, como para que el Gobierno Nacional reconozca de una vez por todas que en el norte del Cauca hay población negra -cosa que niega- , y que para los asuntos de la gran explotación minera que de la mano viene con grandes multinacionales tiene que, quiéralo o no, consultar con ellos. Es que este es en gran parte y en resumen el tema de fondo, y el mensaje es claro, los negros no van a abandonar su territorio ni van a permitir que les reduzcan su vida a vivir en guetos.

Ayer todos esperábamos algo diferente, que arribaran si no los ministros si viceministros con capacidad de decidir sobre el futuro de estas comunidades y con la orden de atender todos los compromisos desatendidos y pactados desde el 2011; especialmente, el acuerdo Salvajina-San Rafael del 2013 y el de la movilización de mujeres del 2014. Pero no, 10 minutos después de que la delegada del Ministerio del Interior condicionara las negociaciones a la apertura de la vía el ESMAD incursionó contra todos, incluida ella.

Lo de ayer, ni los acuerdos a los que se puedan llegar con el gobierno significan el final, esto apenas comienza.



pORTADA OCTUBRE 2017
© 2014 Enlace Regional. Todos los Derechos Reservados.
Powered by: