Por mienlaceregional.com

mineria cubicos

14-10-2016. Como “un juego del gato y el ratón” han calificado los habitantes de la vereda San Antonio, Ardóvelas y El Palmar, las acciones de la policía con las que se pretende controlar la minería ilegal y los mineros que evaden la prohibición con el fin de evitar su desalojo. Y es que, según ellos, “cuando la policía hace presencia en el lugar no encuentran a nadie y cuando se retira, se ve la fila de hombres y mujeres buscando los cúbicos. Es como si alguien les avisara, que días y a qué horas, la policía va a llegar para desalojarlos”

Hasta ahora, no se sabe a ciencia cierta, cuantos cúbicos están funcionando, algunos hablan de 50 y otros que se acercan a los 100, ni quiénes son sus poseedores, ni cuantas personas se están dedicando a esta actividad porque el sitio de explotación está vedado para los ciudadanos; “es que nadie quiere ser tildado como sospechoso de ser informante de la policía, ni de echarse de enemigo a los nuevos patrones” dicen.

“Toda la noche y hasta en la madrugada, va y viene gente, en motos, en carros y a pie, a trabajar en los cúbicos, porque trabajan en los túneles las 24 horas del día todos los días de la semana” le dice a este medio informativo, enlace regional, un campesino de la zona el cual, además, requirió a las autoridades para que se investigaran unos supuestos accidentes que ha dejado víctimas fatales y que se mantienen en secreto para no llamar la atención de los organismos judiciales.

Como se recordará en abril de este año y a raíz del derrumbe de una mina ilegal que dejó 4 personas fallecidas, la policía nacional, el ejército, la defensa civil y la alcaldía, adelantaron un operativo en el que destruyeron con maquinaria pesada, retroexcavadoras, cerca de 150 cúbicos, sin embargo, con el correr de los días y ante la falta de control de los organismos de seguridad este negocio ilegal se reactivó nuevamente.

Es que no hay que olvidar que, por cada cúbico en funcionamiento los mineros cancelan al dueño del predio un gramo de oro diariamente, es decir, 140.000 pesos, y en la mayoría de predios funcionan entre cinco y diez cúbicos. Así las cosas se desprende entonces que la minería ilegal en Santander de Quilichao y, solo en la zona que va desde El Palmar, Ardóvelas y San Antonio, le está dejando a los dueños del negocio recursos que van desde los 21 millones hasta los 42 millones de pesos mensuales.

Finalmente no está por demás recordar que actualmente los focos de minería ilegal en Santander de Quilichao están localizados en el cerro Munchique Los Tigres, en la vereda el Cóndor, en la vereda La Aurora, en el sector de El Arbolito por la vía Tres Quebradas- El Turco, en Quinamayó, en Mandivá y en el Rio Mondomo.


pORTADA OCTUBRE 2017
© 2014 Enlace Regional. Todos los Derechos Reservados.
Powered by: