marcha contra ceo

Por Jaime Soto Palma

No me cabe la menor duda que todos los mandatarios locales de este municipio han defendido durante más de 20 años y con las mejores intenciones los intereses de Santander de Quilichao en lo que respecta a hacer valer las condiciones que se pactaron en 1962 para que primero Cedelca y luego la Compañía Energética de Occidente C.E.O. no le cobrara al municipio el servicio de energía de las dependencias municipales, de las instituciones educativas, y menos el servicio de alumbrado público a los ciudadanos.

Quizás en este proceso con la C.E.O. que empezó con una demanda en el año 2010 pudieron haberse cometido errores en algún momento de la defensa, pero eso no lo sabemos, sin embargo, pretender ahora juzgar y señalar sin ninguna prueba a cualquiera de los mandatarios locales que ocuparon a partir de este momento el primer cargo público del municipio, incluido el actual que es el que menos tiene que ver, como presuntos responsable de esta gran pérdida, tal como ya viene ocurriendo, a lo único que nos va a conducir es que al final, y en esa batalla de todos contra todos, termine la C.E.O imponiéndonos cada una de sus pretensiones como el cobrarle, por ejemplo, a las familias quilichagueñas el alumbrado público más caro del país, o negarse a negociar, o conciliar, los casi 1.500 millones de pesos de solo intereses que es lo que nos está cobrando la C.E.O. al día de hoy por lo facturado entre agosto de 2010 y junio de 2011 razón por la cual la deuda de ese periodo alcanza ya los 2.500 millones de pesos y, 16.200 millones más por lo facturado entre julio de 2011 y abril de 2017.

Resulta claro que este no es solo un problema del mandatario local sino de todos y de todas, incluido el gobierno departamental que es el que debería responder por el servicio de energía de las instituciones educativas las cuales dependen directamente de la Secretaria de Educación del Departamento y que la C.E.O. pretende que la paguemos nosotros y, también, del gobierno nacional que fue el que en el 2010, bajo la presidencia del hoy Senador y expresidente Álvaro Uribe Vélez, le entregó a la C.E.O. la distribución y comercialización de la energía de los caucanos y a una empresa conformada por extrabajadores de Cedelca la operación y administración de las plantas generadoras de energía incluida la microcentral de Mondomo, la nuestra.

No hay duda que los ciudadanos y ciudadanas de Santander debemos rodear al alcalde Álvaro Mendoza Bermúdez y abandonar por esta causa nuestras diferencias. Días difíciles se avecinan; recortes en la planta de contratistas de la alcaldía, una reducción importante de obras y de acciones con las que se buscaban mejorar la calidad de vida de los quilichagueños y quilichagueñas las cuales quedaron plasmadas en el Plan de Desarrollo, suspensiones del servicio de alumbrado público y del servicio de energía de las dependencias municipales, instituciones educativas y centros de salud, y el embargo de las cuentas bancarias y de algunos otros activos, entre otras.

Ojalá que esta situación nos obligue a todos y a todas a reflexionar sobre lo que está sucediendo con el Relleno Sanitario de Quitapereza, un bien público que también está a punto de perderse y por lo que muy pronto, además, tendremos que pagar por el trasladado de nuestros residuos sólidos a Yotoco.

Finalmente, no está por demás hacerle un llamado a lo quilichagueños y quilichagueñas para que nos convoquemos y luchemos todos unidos por la dignidad de este pueblo y por lo que nos pertenece.






pORTADA OCTUBRE 2017
© 2014 Enlace Regional. Todos los Derechos Reservados.
Powered by: