Alcaldia Santander Quilichao
Por Jaime Soto Palma
Lo que pudo haber sido una semana de inmensa alegría en Santander de Quilichao por los fallos de la Corte Suprema de Justicia y del Consejo de Estado los cuales frenaban las aspiraciones de la Compañía Energética de Occidente CEO y de Cedelca de ponernos a pagar, entre otros, el servicio de alumbrado público y una deuda que superaba ya los 3.000 mil millones de pesos y que podía alcanzar los 18.000, terminó no de la mejor manera; ciudadanos enfrentados por las redes sociales tratando unos de impactar severamente en la opinión pública con el objeto de contrarrestar los efectos positivos de este gran logro y otros respondiendo por los mismos medios con el fin de enaltecerlo y exaltarlo.

Resulta asombroso y casi imposible de creer que esto esté sucediendo en Santander; que nos dividan cosas tan elementales como el haber vencido en franca lid a Cedelca y a la CEO en los mas altos tribunales del país, qué haya quienes no reconozcan, cuando justo dábamos por hecho que todo estaba perdido, la muy acertada decisión del alcalde Álvaro Mendoza de librar la última batalla, una tutela, la cual se ganó liberándonos a todos y a todas las quilichagueñas de tener que pagar el servicio de alumbrado público y al municipio del yugo de una deuda que lo habría dejado sin recursos por muchísimos años.

También, resulta imposible de creer que algunos ciudadanos, movidos, tal vez, por otros intereses, y no de ciudad precisamente, se hayan puesto a la tarea de desinformar para confundir a la opinión pública sobre los efectos y beneficios inmediatos de esta decisión judicial como la de frenar, por ejemplo, que se embargaran las cuentas bancarias del municipio -aunque algunos lo dieron por hecho- lo cual habría paralizado la gestión pública y el que se hubiera evitado, además, el despido masivo de contratistas y paralizado la ejecución de un número importante de obras y proyectos, entre otras.

Resulta claro que no fue casualidad, ni fue una conducta espontanea de ciudadanos y ciudadanas con algún afán de protagonismo las que coincidieron en la facilísima tarea de desinformar y de atacar al alcalde por haber logrado vencer a la CEO en la Corte Suprema de Justicia, no, esta fue una estrategia pensada y calculada para minar la credibilidad del alcalde en un escenario preelectoral para, sin duda, desviar la atención de los quilichagueños y quilichagueñas hacia quienes desde su ejercicio parlamentario no han hecho nada, absolutamente nada por este municipio.

Finalmente, no está por demás reconocer la buena labor de todos los alcaldes de Santander, de todos sin excepción, los cuales en los últimos 25 años han defendido los intereses de nuestro municipio frente a las aspiraciones de Cedelca y la CEO, y muy especialmente la del ciudadano y exconcejal Néstor Pardo García, su apoyo incondicional a esta gran causa fue decisiva.






pORTADA OCTUBRE 2017
© 2014 Enlace Regional. Todos los Derechos Reservados.
Powered by: