Ferney Silva Idrobo
Por FERNEY SILVA IDROBO
La reforma política radicada en el Congreso, tiene más espuma que sustancia, si bien se necesita una reforma política que se ajuste a las nuevas realidades del país y cumpla con lo pactado en la Habana, parece que los padres de la patria están más preocupados por su reelección que por buscar soluciones reales; la reforma un remiendo de buenas intenciones y desesperanzas.

Sustancia:
Curules: Solo podrán ser reelegido a las corporaciones públicas por dos períodos consecutivos, al Concejo, Asamblea, Cámara y Senado. Se acabaría los congresistas de 30 años, como el Cauca.
Incentivo a candidatos Jóvenes y a Mujeres: 10 % para cada segmento, en la financiación estatal será direccionado a incentivar su participación en la contienda electoral.
Responsabilidades penales para los partidos y campañas, candidatos y particulares que violen la ley electoral. Las condenas penales generan muerte política para ser candidato a cargos de elección popular.
Voto electrónico gradual e identificación biométrica, uso de soluciones tecnológicas y digitales, como la recolección de firmas e inscripciones.

Espuma:
Conformación del Consejo Electoral Colombiano, de nuevo será escogido por los Congresistas, es decir, el ratón cuidando el queso; Consejo que tendrá policía Judicial, es decir un órgano politizado con largas uñas. La fiscalización de las campañas es una necesidad, pero debe ser imparcial, sin ningún tipo de conflicto de intereses.

Disminución de la edad: Se podrá ser senador a partir de los 25 años y los representantes a los 21, el problema del Congreso no es la edad, son los principios y valores de quien ostentan la dignidad, ahora los delfines e hijos de políticos llegaran con los mismos vicios pero más jóvenes, espero que se cuelen honestos y capaces, que si los hay.

Prohibición para contratar transporte el día de elecciones y actos de campaña: Está colmada de buena intención, pero de mucha “ingenuidad”, mientras no garanticemos que haya mesas de votación con garantías en las zonas rurales de difícil acceso geográfico, habrá quien pague por el transporte y el almuerzo a cambio del voto.

Prohibición de donaciones, dádivas o regalos a los ciudadanos en las campañas electorales: hoy en día es una práctica frecuente, la forma de acabarlo es con el financiamiento de las campañas 100 % a cargo del Estado y la obligatoriedad de participar en las elecciones – voto obligatorio.

Perdida de la investidura para quienes violen las normas electorales, financieras y administrativas de las campañas, Es importante y debe ser integrada a la perdida de la curul por parte del partido y sanción económica.

Elecciones con lista cerrada: Es fundamental para acabar el financiamiento ilegal y la competencia del dinero por encima de la ideología, si bien es un avance, debe ir acompañado de una disposición que garantice la democratización al interior de los partidos, sino, se volverán instituciones a cargo de caciques políticos que llegarán al poder a nombre propio o a través de testaferros electorales, tal y como sucede hoy en la Costa Atlántica.

La deuda:
El voto súper motivado, grandes beneficios diferenciales entre quien participe en los procesos electorales y quien no lo haga, será la deuda de la reforma política; la participación masiva en la escogencia de líderes y políticas, robustecen y legitima la democracia.

Despolitizar la escogencia de Procurador, Fiscal y Contralor, a través de un concurso de méritos académicos, profesionales y personales, con una última instancia en el Congreso, una deuda pendiente.

Los grandes beneficiados serían los partidos mayoritarios que no tocarían el umbral para la conservación de la personería jurídica, al igual quienes ostentan actualmente la calidad de congresistas; perjudicados los nuevos aspirantes a las corporaciones, inician con una gran desventaja a la hora de organizar el orden de las listas, deberán hacer cola.






pORTADA OCTUBRE 2017
© 2014 Enlace Regional. Todos los Derechos Reservados.
Powered by: