analisis santander
Por Jaime Soto Palma

En estos últimos meses no le han faltado las críticas a la administración actual, algunas, que se han orientado a reprochar la poca gestión del alcalde Álvaro Mendoza Bermúdez en los niveles central y departamental la cual, según dicen, ha perjudicado el desarrollo de este municipio por cuanto nula ha sido la inversión en lo que ha corrido desde su mandato, y otras por asuntos derivados de decisiones judiciales y administrativas como el de la CEO, los ajustes en el impuesto predial y la compra de un predio que cursa su trámite con el que se pretende adelantar un programa de vivienda de lotes con servicios a un lado de la Ladrillera Meléndez. Criticas, algunas válidas y otras no, pero que tienen el veneno suficiente como para minar la confianza y credibilidad de los ciudadanos en esta administración.

Pero, ¿Qué es, realmente, lo que está sucediendo?, ¿Por qué razón el desencanto de la ciudadanía con este ejercicio de gobierno?, ¿Es tan dramático el desgobierno que algunos plantean? ¿Qué hay detrás o, que persiguen mejor, quienes persisten en sus intenciones de deslegitimar las acciones de esta administración? ¿En qué se ha fallado o, se está fallando?

Para intentar responder estas inquietudes me remitiré a comienzos del 2016, cuando en una reunión informal con el Secretario Privado de la alcaldía el Ing. Milton Penagos, le sugerí, que esta administración estaba obligada a plantearse una estrategia de comunicaciones de cara a la realidad del país por cuanto el Gobierno Nacional a raíz de la crisis fiscal, no estaba en condiciones de adelantar en las regiones proyectos que impactaran en la ciudadanía. Dentro de esa estrategia le insinué, que se retomaran proyectos gestionados por la administración del Ing. Luis Eduardo Grijalba Muñoz como el del hospital regional y la ciudadela universitaria de Unicauca, de los que, apropósito, hoy muy poco sabemos, para que los integraran al proyecto de ciudad de esta administración. Y finalmente, entre otros, le recomendé redoblar los esfuerzos institucionales para la recuperación del espacio público y el mejoramiento de la movilidad porque al final de este mandato estas eran algunas de las pocas cosas visualmente tangibles que habría que mostrar.

A lo sugerido pues al Ing. Penagos muy poco caso, y es por ello que, cuando hoy los ciudadanos y ciudadanas de a pie de Santander, cuestionan severamente la poca gestión del alcalde en la ejecución de proyectos, es porque azuzados muchas veces y a la luz de sus expectativas, desconocen que este municipio con sus recursos propios tiene muy poca capacidad de inversión, que ya no existe el Programas Nacional de Consolidación Territorial ni el Contrato Plan con los que la administración anterior logró gestionar y ejecutar importantes proyectos, que hay 6.6 billones de pesos de las regalías congelados en el Ministerio de Hacienda a la espera de ser asignados, y lo peor, que el Gobierno Nacional le recortó a Santander una tajada importante de lo que le gira por el Sistema General de Participaciones SGP. Por ello, no es pues valida la crítica de quienes afirman que este alcalde no ha hecho nada.

Lo peor que le puede ocurrir a un mandatario es dejar su administración al dictamen de la opinión pública. Sin información o con una información no anclada a la percepción de la ciudadanía, salvo por los comunicados de prensa que a decir verdad no influyen en la opinión pública, la gente es susceptible de ser manipulada, y esto es, desafortunadamente lo que podría estar sucediendo.

Este es el primer articulo de una serie los cuales tienen como obgetivo analizar los primeros 18 meses del alcalde de la localidad Alvaro Mendoza Bermúdez.





pORTADA OCTUBRE 2017
© 2014 Enlace Regional. Todos los Derechos Reservados.
Powered by: