Constantemente debemos construir diques de coraje para contener las inundaciones de miedo
MARTIN LUTHER



Compañeros y Compañeras

Por Helmer Gamboa Perea 

Helmer GamboaComo ustedes, soy rector. Como ustedes accedí a la dirección por mérito académico, después de haber ejercido la docencia activa durante más de 15 años. Juntos, hemos denunciado los múltiples problemas que presentan nuestras instituciones. Durante mucho tiempo y frente a varias administraciones, denunciamos ante el Ministerio de Educación y Secretaría de Educación, sobre las vetustas plantas físicas en las cuales laboramos, muchas de ellas, constituyen amenazas para la seguridad de la comunidad educativa, o la falta de material pedagógico, o la falta de docentes, o sobre el pésimo servicio de salud, o simplemente la violación de nuestros derechos salariales o prestacionales.. Buena parte de la gestión rectoral, se emplea para atender asuntos que básicamente, son responsabilidad de otras autoridades. Con toda razón, manifestamos que ya no tenemos tiempo para gestionar la pedagogía. Nada de esto ha cambiado. Pero en el actual momento, cuando FECODE, la federación a la que te encuentras afiliado, ha planteado una reclamación con el fin de atender esos asuntos nacionalmente, ya no te escucho protestar. Acaso, lograste superar los permanentes problemas de tu institución?. La privatización de la educación, la salud, la reforma educativa y tus derechos incumplidos, ya no son un problema para ti?. El derecho de tus estudiantes, que con tanta ardentía has defendido diariamente ya no te molesta?. No entiendo tu respuesta, pero comprendo tu accionar. Esta lucha no está dentro de ti. Se necesita sentir para luchar. Seguramente, no te interesa enfrentar los múltiples problemas que la rebeldía de los docentes pueda generar. Pero recuerda la sentencia pronunciada por Federico Chopin “...Las dificultades que se evaden serán fantasmas que luego perturbarán nuestro reposo”.

Yo, prefiero entrar a la fiesta de los indignados. No me perdonaría observar desde un inexistente estado de confort, que otros- rectores, docentes, estudiantes y padres- asuman responsabilidades frente a la consecución de mis derechos. Un acto semejante, limitaría enormemente, mi función de dirección frente a mi comunidad educativa. En estas condiciones, no tendría autoridad para exigir formación en valores. Dónde quedarían los conceptos de solidaridad, trabajo en equipo, colaboración, cooperación, responsabilidad, trabajo comunitario, que son parte integral de todo Proyecto Educativo Institucional o comunitario?.

Colega rector, respeto tu autonomía para no participar de este escenario por el rescate de la dignidad en educación, pero te recuerdo, de igual manera, debes respetar la decisión de participar de los otros actores en tu institución. Tus amenazas constantes para impedir la anormalidad escolar, son violatorias de derechos fundamentales.




pORTADA OCTUBRE 2017
© 2014 Enlace Regional. Todos los Derechos Reservados.
Powered by: