ferney 630

Por Ferney Silva Idrobo

Juan Manuel recibió su salario mínimo por un mes de trabajo lleno de angustia, 797 mil pesos después del subsidio de transporte y descuentos, esto le correspondió luego de estar más de 4 meses desempleado, ahora, tiene que sentarse a realizar un análisis muy concienzudo de costos y gastos para él y su familia.

Juan se casó hace 10 años, tiene dos hijos en su matrimonio y uno por fuera de él, es decir 3, mucho menos que los que tuvo su madre, él goza de 9 hermanos.

Su casa de habitación arrendada en estrato 2 le cuesta 200 mil al mes, claro, la alimentación de sus 4 habitantes le suman cerca de 250 mil pesos, sacrificando la mesada del recreo de sus hijos.

Juanma es un tipo responsable y contribuye con el sostenimiento de su hijo fuera de su hogar, la cuota fue tasada en 90 mil pesos, pero, como muchos padres, ve a sus hijos esporádicamente y es causante de la falta de afecto y orientación que afecta a numerosos niños en nuestro país.

Para suerte de él, su salario a esta altura, sea consumido en 540 mil pesos, pero debe dejar su transporte y el de su familia, 130 mil más, es decir, solo le quedan un día después de recibir su compensación mensual, 127 mil.

La familia de Juan Manuel gasta en gas, energía, agua, aseo, alumbrado público y televisión, esta última comparte los gastos con un vecino; la suma de estos llegan casi a los 90 mil, acceder a internet para las tareas de sus hijos, debe ir al negocio que queda a tres cuadras de su casa, donde paga 1200 pesos por la hora de uso.

Con los 37 mil pesos que quedan de su salario, Juan Manuel a diferencia de su homónimo, debe dedicar el saldo restante en recreación, vestuario, ahorro y otros, todo un reto para los más osados, incluido al Ministro Mauricio Cárdenas.

Sí definimos la pobreza como la carencia o escases de alguna cosa, creemos que debemos redefinir ciertos aspectos de cerca de más del 70% de los colombianos.

La culpa de la pobreza en América Latina, no observa al parecer, a las tendencias políticas de izquierda o derecha, lo que si influye son los niveles de democracia y la confiabilidad entre quienes gobiernan y son gobernados, ya que si definimos la carencia de algo, muchos de ese algo, obedece a la creación de expectativas del mercado bajo condicionamientos sociales, propios del desarrollo en la competencia del liberalismo económico. La miseria está ligada a la expectativa y calidad de vida, a la generación de elementos que permitan el crecimiento de condiciones y oportunidades al ciudadano y su medio ambiente.

1.200 millones de seres humanos viven en condiciones de pobreza en el mundo, reciben menos de un dólar al día por ingreso, es decir, 2.900 pesos.

Colombia ha avanzado en la lucha contra la pobreza, su disminución es privilegiada en relación al promedio de América Latina, venimos creciendo a un mejor ritmo, debe preocuparnos que el Cauca ha venido reduciéndola en los últimos años, siempre por debajo de la media nacional, lo que indica que si seguimos a esta simetría, seguiremos siendo por la próxima década, unos de los departamentos con más alto nivel de miseria del país, contrasta, que la región está considerada en las de mayor ahorro per cápita del mismo. Que incongruencia, no?, entre pobres, con una población muy reducida, adinerada y con un potencial de inversión que reduciría el infortunio.

La Paz viene, esperemos que haya espacio para que se quede.


pORTADA OCTUBRE 2017
© 2014 Enlace Regional. Todos los Derechos Reservados.
Powered by: