DARIOConcejal Darío Fernando  Reyes Ibáñez 

Yo lo que pienso es que el desarrollo de esta vigencia, 2017, a cargo del alcalde Álvaro Mendoza como el principal presentador de proyectos de acuerdos fue muy común y corriente. Santander para hacer frente a sus dificultades requiere de transformaciones; convertir la ley en un instrumento para transformar, para hacer y para renovar, y eso no se dio. Y de que transformaciones estoy hablando? resulta que hay proyectos de acuerdo que son básicos y que además son por Ley y yo no justifico que Santander, la segunda ciudad más importante del Departamento del Cauca no tenga actualizado su Plan Básico de Ordenamiento Territorial PBOT, por ejemplo, hoy se están adelantando proyectos urbanísticos en el norte de la ciudad, a la salida a Cali, y ya hay casas construidas, y aquí vino el jefe de Planeación a decirnos que esos proyectos no tenían licencia, que eso no estaba autorizado y que era una publicidad de banderas, y entonces yo me pregunto, ¿Quién controla eso? ¿Será que estos proyectos podrán tener un buen suministro de agua potable? ¿Será que Santander está en condiciones de suministrar esa agua sin afectar la ciudad? Aquí hemos dejado de lado el PBOT y preferimos meterle 120 millones a un desfile folclórico cuando necesitamos actualizar el PBOT para planear el desarrollo de la ciudad, para saber por ejemplo dónde podría ir la escombrera, o a donde podríamos trasladar el polideportivo municipal que es aprovechado por la ciudad pero que pertenece al colegio Instituto Técnico.

Yo he sido el único concejal que no he aprobado casi la mayoría de proyectos de acuerdo de esta administración, y la razón es porque tal como dice la Ley la presentación de un proyecto de acuerdo debe venir con soportes, con sus conceptos técnicos y con una exposición de motivos que relacionen los alcances de lo que se busca, y aquí han llegado proyectos de acuerdo sin la exposición de motivos, ni soportes, ni con conceptos técnicos. También se han presentados proyectos insulsos; aquí estuvo dos veces el proyecto de acuerdo para que Santander tuviera bahías azules, y yo les dije, no le hagan eso a Santander porque esta ciudad todavía no está preparada para eso, y que hizo el alcalde, ha dejado vencer los términos de ese proyecto dos veces.

También vote negativo el proyecto de presupuesto municipal de la vigencia 2018 porque no era conveniente para Santander, es que, cómo así que vamos a capacitar maestros para que le de clases a niños de grado cero, como así que le vamos a seguir metiendo 120 millones a las ferias, como así que 9 millones para un comité interreligioso, acaso este no es un Estado laico?, es decir, uno coge el presupuesto y cualquier alcalde sensato y que sabe que el municipio no tiene plata, que está endeudado y que tiene que hacer grandes inversiones, dice, esto no va más, para así poder lograr grandes ahorros. Pero no, el alcalde sigue con lo mismo, con los 5 milloncitos para las fiestas patronales y la quema de castillos... Y endeudados. Eso no es manejar bien el presupuesto. Yo insisto en que necesitamos un PBOT actualizado y mejorar el destino de la inversión para que lo que se haga tenga un impacto positivo en la comunidad.





Impero julio 2018
© 2014 Enlace Regional. Todos los Derechos Reservados.
Powered by: