Visita Luis Fernando Velasco a Quilichao 2
Por Jaime Soto Palma - Periodista

Ayer asistí por curiosidad a la inauguración de la sede política del Senador Liberal Luis Fernando Velazco y, aunque no soy de ese partido, ni de ninguno, en hora buena acepté la invitación que me hicieron algunos amigos.

Y como mi asistencia tenía el propósito de documentar sobre el terreno la crisis del partido liberal en un hombre, en un Senador, ese día y pocas horas antes del evento me imaginaba verlo sentado en una tarima con dos o tres más, sin el apoyo de su partido y a unos cuantos asistentes blandiendo las banderas rojas que lo caracterizan. Incluso, pensé que, qué osadía la de ese hombre exponerse a tal situación tan incómoda.

Y es que, es de quinta; pero de quinta, lo que está pasando con este partido en el Departamento del Cauca; sus representantes a la cámara respaldando a Temístocles Ortega de Cambio Radical y a otros, pero no a su único Senador. Sus concejales, algunos, por no decir que la mayoría, ofreciendo y vendiendo votos a candidatos al Senado venidos de otras partes del país con tarifas que oscilan entre dos y cinco millones de pesos, o al menos eso está ocurriendo en este municipio, líderes de esos que se hacen llamar mercadeando como en una subasta lo que según ellos son votos “suyos”, y tantas, pero tantas cosas más que sorprenden y asombran por su osadía.

Por eso, esperaba con cierta curiosidad lo que me imaginaba; una plaza pública desierta, a un Senador melancólico y taciturno, y a una jauría de mercaderes y sinvergüenzas detrás de él ofreciéndole por plata su apoyo.

Pero no, las cosas no salieron como las conjeturaba; la gente salió y con muy buena asistencia el Senador se despachó a hablar de su partido, de la necesidad de recuperar las ideas liberales en la política y de su ejercicio parlamentario.

Tal vez, o muy seguramente, no vote por él porque soy de otra escuela, pero reconozco y, siempre lo he reconocido, que su ejercicio parlamentario ha sido bueno, que ha sobresalido, que sus aportes le han servido al país; la Ley de Habeas Data, por ejemplo, por la que cerca de 6 millones de colombianos reportados, incluido yo, saliéramos del Datacrédito, que se sancionara severamente a quienes conducían en estado de embriaguez, que se redujeran los costos de la libreta militar para los más pobres y que se modificara a favor de los municipios la Ley de Regalías, entre muchas otras cosas.

No hay duda que este Senador ya es de los pocos liberales-liberales de “plaza pública” que quedan en este departamento; fiel a su partido y a su doctrina, al ideario liberal y a sus principios, y sobre todo leal con lo que esto implica en la forma de pensar y de actuar.

Al final, me retiré de alguna manera reconfortado que la gente de Santander de Quilichao le haya respondido con su presencia a este Senador.

Visita Luis Fernando Velasco a Quilichao





PORTADA NOV 17
© 2014 Enlace Regional. Todos los Derechos Reservados.
Powered by: