parque industrial                                                                                               Imagen de referencia

Por Jaime Soto Palma
Un gran complejo agroindustrial que busca salvar de la crisis a más de 4000 familias dedicadas al cultivo de piña en el norte del Cauca, y de producción de biopolímeros a través de la yuca, se salvó de haber sido declarado inviable, gracias a una decisión judicial que puso fin a la disputa entre el particular Marcelo Serrano Delgado, empresario, y el municipio por la propiedad del predio donde habrá de realizarse la obra.

Esta disputa tuvo su inició en 2016 cuando el alcalde de Santander de Quilichao Álvaro Mendoza Bermúdez, le ordenó al inspector de policía del municipio Dr. Nolber Yukilema y al equipo jurídico de la Secretaría de Gobierno a cargo del Abogado Diego Fernando López Muñoz, se instaurara una demanda con el fin recuperar el predio de 94.000 mts² que el empresario se negaba a entregar el cual estaba siendo cultivado con piña, caña y pastos para ganado.

En el proceso, el empresario alegó una posesión de más de 20 años y una tenencia de buena fe, así como el haber hecho inversiones en el predio.

En la sentencia el Juez ordenó la devolución inmediata del predio al municipio de Santander de Quilichao apoyándose en una sentencia de la Corte Suprema de Justicia la cual reza que los bienes públicos son inalienables, inembargables e imprescriptibles. Este predio está localizado en el Parque Industrial Caucadesa y tiene un costo aproximado a los 5.000 millones de pesos.

Con este fallo queda entonces despejado el camino para que el alcalde Álvaro Mendoza Bermúdez avance en el desarrollo del proyecto “Plataforma Agroindustrial Milagros”, gestionado por él en el Ministerio de Agricultura y Contrato Plan en 2016 para paliar la crisis del sector piñero y de la yuca.

En el desarrollo de la obra se prevé la construcción de dos grandes bloques, en uno para el procesamiento y transformación de la piña y en el otro para la producción de biopolímeros a través de la yuca. Con este último se espera sacar papel, bolsas biodegradables, pegantes y platos los cuales reemplazarán para la mayoría de los usos el plástico y el icopor.

Estos dos proyectos tienen un costo aproximado a los 7.200 millones de pesos y se adelantarán con recursos de la alcaldía, las regalías y el Contrato Plan.




portada enlace agosto 2018
© 2014 Enlace Regional. Todos los Derechos Reservados.
Powered by: