Deterioro rio Quilichao
Por Jaime Soto Palma

Que el Ministerio de Vivienda y la Gobernación del Cauca hayan impugnado –apelado- la decisión de Tutela en primera instancia de otorgarle el derecho al rio Quilichao de ser protegido, mantenido, preservado y restaurado, es apenas comprensible, pero que lo haya hecho la alcaldía por orden del alcalde Álvaro Mendoza Bermúdez, lo que deja ver es su profundo desprecio por este municipio, que no le importa nada, y que seguramente su mirada está puesta en otras cosas, incluyendo, otros intereses, deleznables todos, que en nada coinciden con los de la mayoría de ciudadanos y ciudadanas de este municipio.

En la impugnación el alcalde manifiesta su inconformidad porque el juez ordena “realizar en un plazo de cinco (5) meses (...), actualizar e implementar el Plan de Ordenamiento Territorial, en lo pertinente, deberán contener un plan de acción de reducción cero de la deforestación en la rivera del rio Quilichao, al igual, que para la restauración, protección, conservación y mantenimiento del rio Quilichao y todos sus afluentes (...), desde su nacimiento hasta su desembocadura (...)”. Por lo que responde el alcalde de manera engañosa que, “el acuerdo No 006 del 2018 que modificó el Plan Básico de Ordenamiento Territorial-PBOT- para clasificar suelo rural como urbano (...), para el desarrollo y construcción de vivienda (...), no exige la concertación o consulta previa con la autoridad Ambiental”.

Al respecto, es importante aclarar que el juez de tutela nunca ordenó ni concertación, ni consulta previa para modificar el Plan de Ordenamiento Territorial PBOT. Lo que el juez ordenó fue, que se actualizara el PBOT para que se incluyera un plan de acción de corto, mediano y largo plazo formulado por las comunidades afectadas y las instituciones demandadas para acabar con la deforestación y así mismo garantizar la conservación, el mantenimiento y la restauración del rio Quilichao, tal como debe ser. Y es que, si ha sido recurrente en este municipio en los últimos años la modificación del PBOT para ampliar las fronteras urbanas en aras de saciar el apetito y las ambiciones económicas de algunos constructores, ¿Por qué no modificar el PBOT para garantizarle unos mínimos medioambientales a estas y a las futuras generaciones?

También, señala el alcalde en su impugnación que, “la sentencia da por sentado que los municipios, entre los que está el municipio de Santander de Quilichao son autoridades ambientales cuando esta apreciación es completamente errada”. Acaso lo que pretende decirnos el alcalde es que, él no tiene ninguna potestad de controlar la deforestación, o la contaminación por vertimientos del rio Quilichao, ni de garantizar un ambiente sano, ni de dictar las normas necesarias para el control, la preservación y la defensa de nuestro patrimonio ecológico? Ni nada que ver sobre el ordenamiento territorial y usos del suelo, ni de articularse con otras instituciones para velar por el cumplimiento de las normas ambientales? Pues entonces, nos jodimos, puesto que, según su apreciación, él no es competente para nada y, en todo caso, en este municipio todo el mundo puede hacer lo que se le dé la gana.

Igualmente, que su administración “si ha adelantado acciones para la protección, conservación, preservación y recuperación del rio Quilichao”. ¿Cuáles? Acaso pretende decirnos que no hay deforestación ni contaminación por vertimientos? Qué aguas abajo el rio no es una cloaca inmunda porque en eso lo han convertido? Qué son mentiras del demandante que en épocas de verano y de verano intenso el rio se seca por falta de un Plan de Ordenación y Manejo? Qué no es cierto que la mayor parte del año la demanda de agua de la población supera la oferta y que en muy pocos años la falta de agua va ser un grave problema en el sector urbano de este municipio por la irresponsabilidad de otorgar licencias a urbanizaciones sin estudios previos sobre la oferta y demanda del recurso hídrico para la población presente y futura? Qué en Santander gracias a la Divina Providencia estamos salvo del cambio climático cuyos efecto devastadores comenzarán a sentirse con mayor rigor en todo el planeta en los próximos 10 años?

También, con respecto a la orden del juez de tutela de que se constituya una alianza institucional con la participación del Ministerio de Ambiente, Ministerio de Vivienda, Gobernación del Cauca, Alcaldía Municipal y Emquilichao, entre otros, para proteger, conservar, mantener y restaurar el rio Quilichao, dice el alcalde en su impugnación que eso no se requiere por cuanto está Emquilichao, la Fundación Procuenca del rio Quilichao y la CRC, y que ningún juez, ni autoridad, pueden obligar al municipio a hacer inversiones donde no se necesitan.

Al final de su impugnación, el alcalde se decanta porque su administración ha hecho grandes inversiones en el rio Quilichao, y lo peor, intenta inducir al error al juez de tutela de segunda instancia al suministrar información falsa sobre unas supuestas inversiones de 177 y 186 millones en la vigencia 2016 – 2019 para atender cuestiones ambientales del municipio que no ha hecho ni que va a hacer, por lo que, sin duda, tendrá que dar explicaciones serias y probadas al respecto.

Por lo demás, resulta claro, que la lucha por la recuperación, conservación, preservación y la restauración del rio Quilichao apenas comienza.


Impugnación presentada por el alcalde AQUI


Portada oct 2018
© 2014 Enlace Regional. Todos los Derechos Reservados.
Powered by: